Categorías
Descargas impacto climático neutro infografia interporc Mujeres Rurales reducción de emisiones Reducción del consumo de agua sector porcino

INTERPORC Infografía Sector porcino español octubre 2020

Descargar infografía PDF: INFOGRAFIA OCTUBRE 20 INTERPORC

“imprescindible papel”: mujeres rurales

  • Granjas: más de 6.000 mujeres trabajan en las cerca de 12.000 granjas de porcino ubicadas en municipios de menos de 5.000 habitantes.
  • Industrias: están ocupadas más de 9.000 mujeres, que trabajan de forma directa e indirecta en las 1.032 industrias en municipios de menos de 5.000 habitantes, entre mataderos, saladas de despiece y fábricas de elaborados.

Nota: el empleo femenino en granjas es entre el 35 y el 45, el de industrias entre el 45 y 65.

Sector porcino, hacia un impacto climático neutro

  • El sector ha conseguido reducir hasta un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido; un 38% las emisiones de óxido nitroso; y un 14% las emisiones de metano por la gestión de estiércoles.
  • Es importante recordar que actualmente las emisiones GEI del sector porcino representan menos del 2% de todas las GEI producidas en España, y dicho porcentaje se viene reduciendo año tras año.

Reduciendo la huella hídrica de la actividad porcina

  • El sector porcino ha conseguido reducir su huella hídrica por cerdo producido en 167 m3, lo que supone una mejora de cerca del 30%. En total, la cantidad de agua utilizada es de 5.950 litros, de los que solo el 8% corresponden a agua potable.
  • Entre 1990 y 2020 la huella hídrica relativa a la producción en granja se ha reducido en un 28%; y entre 2010 y 2020 en torno a un 14%.

Descargar infografía PDF:

INFOGRAFIA OCTUBRE 20 INTERPORC

Artículo original publicado aquí

Categorías
Control de purines Disminución de las emisiones GEI El ayer y hoy del cerdo interporc medio ambiente normativa para la protección de las aguas portada1 Reducción del consumo de agua sector porcino

“Reducir – Reutilizar”, el compromiso diario del sector porcino para la protección del medio ambiente

El porcino de capa blanca español se ha convertido en una de las industrias más pujantes de nuestro país y en un referente internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’: profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente.

En el ámbito medioambiental, España aplica el modelo de producción europeo, que conlleva la legislación más exigente del mundo. Las granjas de porcino españolas están sometidas a unas exigentes condiciones que permiten minimizar la producción y reducir la carga contaminante, pero además los ganaderos españoles son muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas encaminadas a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, y contribuir al ahorro de agua y energía en todos los procesos.

Los resultados de esa apuesta por un modelo sostenible son tangibles:

Reducción del consumo de agua

En los últimos años, gracias a la innovación y a la concienciación de los ganaderos de porcino, que trabajan bajo el binomio “reducir-reutilizar”, el sector ha conseguido disminuir un 30% el uso de agua por kilo de carne producido.

El agua total consumida al año por el sector porcino es de unos 54 hm3, lo que supone tan solo el 0,05% del total de agua disponible en España

Disminución de las emisiones GEI

En su apuesta por un modelo de producción sostenible basado, entre otros aspectos, en la prevención y control integrados de la contaminación, el sector porcino ha reducido de forma importante las emisiones de gases:

Los datos reflejan una reducción de emisiones de amoniaco por kilo de carne producido del 47% y un 54% las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles. En total, el peso del sector porcino sobre el conjunto de las emisiones nacionales de GEI es solo del 2%.

Exigente normativa para la protección de las aguas

La normativa comunitaria establece un nivel máximo de vertido de nitrógeno aplicado al suelo de 170 kilogramos por hectárea y año, para la protección de las aguas continentales de la contaminación producida por estos. Asimismo, por Ley se prohíbe toda actividad susceptible de provocar contaminación y, en particular, acumular residuos sólidos, escombros o sustancias, cualquiera que sea su naturaleza y el lugar en que se depositen, que constituyan o puedan constituir un peligro para la contaminación de las aguas o degradación de su entorno.

Los datos son el ejemplo más claro del firme compromiso del sector porcino de capa blanca español con el medio ambiente y ponen de relieve que el aumento de la producción no va ligado a una mayor contaminación, sino todo lo contrario: cuando se hacen las cosas bien, aumenta la eficiencia y es menor el impacto ambiental.

En definitiva, el sector porcino español tiene motivos para sentirse orgulloso de un modelo de producción que es referente a nivel mundial. Pero también debemos ser conscientes de que la sociedad cada día nos exige más, y como sector líder debemos anticiparnos y responder a los retos de futuro, entre los cuales factores como el cuidado del medio ambiente y del bienestar animal juegan un papel importante. Por ello tenemos que seguir avanzando y mejorando en estos y otros aspectos, para seguir siendo un referente a nivel nacional e internacional.

Control de purines

Desde enero de 2008 se endurece aún más la normativa sobre el control de purines prohibiendo su aplicación con sistemas de platos, abanico o cañones.En sustitución se utilizan otros sistemas que permiten localizar o enterrar el purín en el suelo, todo ello para contribuir a reducir las emisiones a la atmósfera. Asimismo, el excedente de purines puede ser tratado para su transformación en abono o energía eléctrica.

Artículo original publicado aquí