Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

El cerdo y la dietoterapia

La carne, como la carne de cerdo y sus derivados, son un elemento inconfundible de nuestra dieta. Forma parte de una alimentación variada y equilibrada, y como tal, está también presente en las dietas de centros hospitalarios. La dietoterapia es la disciplina que aplica los principios científicos de la nutrición y la dietética a la alimentación del individuo enfermo.

No en vano la presencia de desnutrición en sujetos con patologías suele ser frecuente[i]. La desnutrición hospitalaria es uno de los factores directamente relacionados con el aumento de la mortalidad en los centros sanitarios de nuestro país, así como un factor de peor pronóstico y evolución en el transcurso de enfermedades[ii]. De acuerdo con el estudio PREDyCES, elaborado por la SENPE (Sociedad Española de Nutrición Enteral y Parenteral), se estima que el 23% de los pacientes ingresados están en riesgo de desnutrición. Otros estudios fijan dicho riesgo en hasta el 50% de los pacientes hospitalizados1. Datos preocupantes, que agravan los costes hospitalarios[iii].

Las patologías crónicas, estancias prolongadas, estados graves, dificultad para la ingesta, y la escasa relevancia del aspecto nutricional en el ámbito clínico son todos ellos factores agravantes, los cuales predisponen a que los pacientes se desnutran1,[iv].

Se pueden clasificar en 3 grupos las diferentes formas de desnutrición:

  • Desnutrición calórica o tipo marasmo: déficit grave y prolongado de energía y proteínas, o mala utilización de los mismos. Hay pérdida de masa grasa y masa muscular.
  • Desnutrición proteica o tipo kwashiorkor: disminución del aporte proteico o aumento de las necesidades de proteína y energía debido a una situación de estrés metabólico. Es frecuente que aparezcan edemas al disminuir las proteínas en sangre, que pueden provocar una falsa sensación de aumento de peso.
  • Desnutrición mixta: engloba las anteriores4,[v].

Tanto en el ámbito hospitalario como a nivel doméstico, la dietoterapia constituye una herramienta que contribuye a la mejoría de los pacientes. A continuación, se desglosan algunas de las dietas en donde destaca la presencia de alimentos proteicos, como la carne de cerdo.

Dietas Hipercalóricas e Hiperproteicas

Son dietas de hasta 3.000 kcal y con un 26% del aporte energético bajo la forma de proteínas. Se pautan en pacientes que tienen aumentados sus requerimientos, como por ejemplo oncológicos, estados sépticos o infecciosos graves, politraumatizados, grandes quemados o pacientes con SIDA[vi].

El cerdo contribuye a alcanzar tanto las calorías como el aporte proteico necesarios, por lo que su presencia en estas dietas es frecuente6.

Dietas de Textura Modificada

Orientadas a pacientes que tienen alterado en mayor o menor grado la función de la masticación y/o deglución. El objetivo es el de proporcionar una alimentación completa y cubrir los requerimientos de nutrientes6.

En la dieta túrmix, por ejemplo, se puede incorporar el cerdo triturado, como aporte energético y de proteínas. De esta manera, y junto con el resto de grupos de alimentos se pueden proporcionar los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos nutricionales del paciente6.

Dietas Progresivas

Comprende la dieta líquida, semilíquida, semiblanda, y finalmente blanda. Son dietas pautadas durante la recuperación de las funciones digestivas o para la preparación de una prueba diagnóstica (p. ej. tras una operación, o tras reposo digestivo por una pancreatitis aguda). Nutricionalmente son incompletas, por lo que están pensadas para periodos cortos. El objetivo es ir logrando una adaptación digestiva progresiva en cada fase, antes de pasar a la siguiente6.

En la líquida y semilíquida se puede emplear el cerdo para elaborar un caldo desgrasado. En la semiblanda se puede incluir jamón cocido y en la blanda, para alcanzar los requerimientos proteicos y energéticos, se pueden introducir las partes magras, por ejemplo, lomo a la plancha6.

https://interporc.com/2018/01/29/beneficios-de-la-carne-de-cerdo-2?cat=blog/vive-en-rosa

https://interporc.com/2019/03/13/valoracion-nutricional-carne-de-cerdo-aporte-proteico?cat=blog/vive-en-rosa

[i] SENPE. Consenso multidisciplinar sobre el abordaje de la desnutrición hospitalaria en España [Internet]. 2011. Consultado el 24-09-19. Disponible en: https://senpe.com/documentacion/consenso/SENPE_Consenso_Multidisciplinar_Abordaje_Desnutricion_ESP.pdf

[ii] Chivu EC, Artero-Fullana A, Alfonso-García A, Sánchez-Juan C. Detección del riesgo de desnutrición en el medio hospitalario. Nutr Hosp 2016;33:894-900

[iii] Leon-Sanz M. PREDyCES study: The cost of hospital malnutrition in Spain. Nutrition. 2015 Sep;31(9):1096-102.

 [iv]Gil A. Tratado de Nutrición, Tomo IV. Nutrición Clínica. 2ª edición. Ed Médica Panamericana. Madrid, 2010.

[v] Waitzberg DL, Ravacci GR, Raslan, M. Desnutrición hospitalaria. Nutrición Hospitalaria. 2011:26(2);254-264.

[vi] Cuervo Zapatel M, Ruiz de las Heras de la Hera A. Alimentación hospitalaria. Vol 2: Dietas hospitalarias. Ediciones Díaz de Santos; 2013.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

La carne de cerdo fresca y magra en la función cognitiva

Son ya bien conocidos los beneficios nutricionales de la carne de cerdo, una carne saludable, que por ejemplo, aporta proteínas de elevado valor biológico, vitaminas y minerales, pero ¿qué sabemos sobre su efecto en la función cognitiva?

Un reciente estudio publicado en la revista científica NutrientsA Mediterranean Diet with Fresh, Lean Pork Improves Processing Speed and Mood: Cognitive Findings from the MedPork Randomised Controlled Trial” (“Una dieta mediterránea con carne de cerdo fresca y magra mejora la velocidad de procesamiento y el estado de ánimo: hallazgos cognitivos del ensayo controlado aleatorio de MedPork”) evaluó la capacidad de la dieta Mediterránea en la que se incluyó carne de cerdo fresca y magra en la mejora de la función cognitiva[i].

Este estudio examinó los efectos de la dieta Mediterránea con una ingesta de 2-3 raciones semanales de carne saludable de cerdo fresca y magra respecto a una dieta control baja en grasas sin esta ingesta de carne de cerdo1.

Los resultados reflejaron que la dieta con la ingesta de carne de cerdo fresca y magra produjo un mayor rendimiento de velocidad de procesamiento y puntuaciones más altas para el funcionamiento del rol emocional, y, por lo tanto, podría mejorar la demencia. Así se concluyó que una dieta Mediterránea que incluye carne de credo fresca y magra lleva a resultados cognitivos positivos1.

La dieta mediterránea aporta muchos beneficios, es rica en nutrientes bioactivos, incluidos ácidos grasos mono y poliinsaturados, polifenoles, flavanoles (derivados de los flavonoides), carotenoides, vitaminas esenciales y fibra. Además, estudios observacionales han demostrado que las poblaciones que siguen una dieta mediterránea tradicional experimentan menos deterioro cognitivo y un menor riesgo de demencia[ii],[iii].

Pero ¿qué es exactamente la función cognitiva y por qué se relaciona con la demencia? Pues es, entre otras funciones, la habilidad de aprender, memorizar, organizar, resolver problemas, concentrarse, mantener la atención, hacer buen uso del lenguaje, realizar cálculos, etc.[iv]. Y la demencia se caracteriza por el deterioro de esta, implicando el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento, la orientación, el cálculo, entre otros síntomas[v].

Así, la Fundación Dieta Mediterránea recomienda un consumo de carne de 2-4 veces por semana dentro de una dieta variada y equilibrada[vi]. Por lo tanto, se ha demostrado que la dieta mediterránea, incluyendo en ella el consumo de carne de cerdo magra, juega un papel importante en la función cognitiva, siempre dentro del marco de una dieta variada y equilibrada.

[i] Wade A, Davis C, Dyer K, Hodgson J, Woodman R, Keage H et al. A Mediterranean Diet with Fresh, Lean Pork Improves Processing Speed and Mood: Cognitive Findings from the MedPork Randomised Controlled Trial. Nutrients. 2019;11(7):1521.

[ii] Anastasiou, C.A.; Yannakoulia, M.; Kosmidis, M.H.; Dardiotis, E.; Hadjigeorgiou, G.M.; Sakka, P.; Arampatzi, X.; Bougea, A.; Labropoulos, I.; Scarmeas, N. Mediterranean diet and cognitive health: Initial results from the Hellenic Longitudinal Investigation of Ageing and Diet. PLoS ONE 2017, 12, e0182048.

[iii] Scarmeas, N.; Stern, Y.; Tang, M.-X.; Luchsinger, J.A. Mediterranean diet and risk for Alzheimer’s disease. Ann. Neurol. 2011, 59, 912–921.

[iv] Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. Tome control de su Esclerosis Múltiple. Disponible en: www.nationalSSociety.org/espanol

[v] Organización Mundial de la Salud. Demencia. 14 de mayo de 2019. Disponible en: www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia

[vi] Dieta Mediterránea [Internet]. Fundación de la dieta mediterránea [Acceso 29/07/2019]. Disponible en: https://dietamediterranea.com/nutricion-saludable-ejercicio-fisico/#piramide

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

COMPLEMENTAR LA DIETA: COMBINAR DIFERENTES ALIMENTOS EN RECETAS CON CERDO

La clave de una buena alimentación está en complementar los alimentos, para alcanzar un equilibrio en la ingesta de nutrientes ya que ningún alimento natural cuenta con todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, cada uno se caracteriza por una composición única.

Descargar infografía completa

Descargar infografía completa

Artículo original publicado aquí