Categorías
#elsectorporcinonopara bienestar animal certificado El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino trazabilidad

Sector Porcino: Bienestar animal al servicio del consumidor

La Unión Europea lleva más de 40 años trabajando en materia de bienestar animal y aunque siempre se ha avanzado en este asunto con normativas de obligado cumplimiento es en el año 2001, a raíz de la Directiva 2001/88/CE, que determina una serie de normas para la protección de cerdos en explotaciones ganaderas, cuando comienza a modificarse el modelo de producción del sector porcino de España.

Los ganaderos de porcino obligados a adaptarse a la normativa más exigente del mundo en cuanto a estándares de calidad, seguridad alimentaria y bienestar animal se vieron obligados a realizar importantes inversiones para adecuar sus granjas a las nuevas exigencias, y aunque en un principio, los esfuerzos que debían llevar a cabo cayeron de alguna forma como un imperativo legal, pronto entendieron el bienestar animal como una condición necesaria para mejorar sus producciones y la calidad de los productos destinados a los consumidores.

 

Modelo de producción admirado a nivel mundial

Instaurado ese concepto de a mayor calidad de vida de los animales mayor calidad de los productos, todos los agentes de la cadena de valor, ganaderos, veterinarios, transportistas e industria han trabajado en una misma dirección exigiéndose cada vez más. Como resultado, en poco menos de 20 años el sector porcino de capa blanca español ha conseguido implantar un modelo de producción admirado y reconocido a nivel mundial por su atención y cuidado de los animales.

Con todo, el concepto bienestar animal ha ido evolucionando mucho más allá de los aspectos relacionados con la salud física, el estado o el comportamiento de los animales, implica además una cuestión económica, social y ética, que está cobrando cada vez más importancia en la sociedad. Los consumidores imponen criterios éticos en sus decisiones a la hora de comprar un alimento y están dispuestos a pagar más por alimentos elaborados atendiendo al bienestar animal, o incluso a no comprar aquellos que no cumplan con sus preocupaciones en esta materia.

Sistema de Certificación de la granja a la mesa

El reto en el que está ahora inmerso el sector ganadero en general y el porcino en particular es atender a esas demandas de la sociedad. Por eso, desde el propio sector, que ya está cumpliendo con los más altos estándares en bienestar animal, se ha dado un paso más hacia esas demandas con la creación, por parte de INTERPORC del más completo y avanzado Sistema de Certificación de Bienestar Animal: el Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad, Interporc Animal Welfare Spain (IAWS) y el sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’, que ampara la carne y los productos del cerdo de capa blanca que cumplen con los requisitos más exigentes del mundo en bienestar animal, bioseguridad y calidad en los procesos de producción y logística del ganado porcino en España.

Este sistema de certificación establece exigentes requisitos basados en criterios científicos, que son los que deben imponerse por encima de cualquier otro criterio para garantizar los mayores estándares en bienestar animal. Criterios científicos que tienen en cuenta los recursos necesarios para una buena cría de los animales, las instalaciones y las características del propio animal y por tanto se basa en indicadores objetivos y cuantificables, por lo que, sin lugar a dudas, es el Reglamento más completo, fiable y avanzado que existe en la materia.

Exigentes condiciones medioambientales

Con este sistema de certificación el porcino español consolida su propio modelo de producción, referente a nivel mundial en bienestar animal pero también en el cuidado del medio ambiente. Las granjas de porcino españolas están sometidas a unas exigentes condiciones medioambientales y los ganaderos de porcino trabajan bajo la premisa reducir-reutilizar-reciclar muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas encaminadas a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, y contribuir al ahorro de agua y energía en todos los procesos, tanto en la producción primaria como en la industrial.

Todo ello ha llevado al sector a reducir un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido, un 38% las emisiones de óxido nitroso y un 14% las emisiones GEI por la gestión de estiércoles, así como a reducir un 30% el consumo de agua por kilo de carne producido.

Aún así, tampoco en esta materia existe conformismo. Todos los profesionales del sector porcino de capa blanca español son muy conscientes de la importancia de cuidar del planeta y siguen implementando ambiciosos programas que en los próximos años a buen seguro harán disminuir aún más el impacto ambiental de la actividad.

 

El bienestar animal es una condición necesaria para mejorar las producciones y la calidad de los productos destinados a los consumidores

Los consumidores están dispuestos a pagar más por alimentos elaborados atendiendo al bienestar animal

El sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’ permite al consumidor hacer una elección de compra informada, fiable y transparente


Artículo original publicado aquí

Categorías
#elsectorporcinonopara El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino trazabilidad

Miles de trabajadores continúan en sus puestos para garantizar el abastecimiento de productos cárnicos

#ElSectorPorcinoNoPara

Durante estos días en los que parte de la actividad tiene que paralizarse de forma forzosa para vencer al coronavirus, los profesionales de las granjas, transportistas y trabajadores de la industria del sector porcino de capa blanca siguen trabajando para cumplir con su primer compromiso con el consumidor: asegurar su abastecimiento, incluso en situaciones complicadas, de carne y productos elaborados con la máxima calidad y seguridad alimentaria de siempre.

El cerdo nos ofrece una gran diversidad de productos cárnicos con diferentes y beneficiosas características nutricionales, de ahí que sea un producto fundamental de la alimentación y de la gastronomía española y el de mayor demanda en el segmento de carnes. El sector porcino de capa blanca aporta el 43% del total de carnes que ingieren los consumidores españoles a lo largo del año y contribuye al sistema alimentario español con el 30,3% de toda la carne fresca y el 82,3% de toda la carne transformada puesta a su disposición. Además, el consumo per cápita en los hogares se sitúa en unos 36 kilos.

Los datos reflejan la importante necesidad de que el sector siga manteniendo su actividad para abastecer al total de los canales de venta, y muy especialmente a los supermercados, que concentran el 46% de la cuota de ventas de carne fresca y el 54% de elaborados, y a los hipermercados donde se vende el 10% de la carne fresca y el 15% de los elaborados.

Por su parte, los miles de trabajadores que componen el sector porcino son muy conscientes de las circunstancias excepcionales que se están viviendo en nuestro país y de su papel determinante a la hora de mantener las rutinas alimentarias de las familias. La producción, el transporte y la distribución de alimentos, así como su comercialización forman parte de la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad debe garantizarse.

En esta situación, todas las empresas han incrementado aún más los controles para reforzar la seguridad y calidad alimentaria, están implementando planes de contingencia para proteger a sus trabajadores y están cumpliendo estrictamente los protocolos de las autoridades sanitarias para la prevención y protección contra el Coronavirus y poder mantener así la actividad en todos los eslabones de la cadena de producción.

El porcino de capa blanca está totalmente preparado para seguir abasteciendo de carne y productos elaborados a los hogares españoles. Es el sector ganadero más importante de España: representa el 39% de la producción final ganadera; el 9,5% de la producción industrial de nuestro país; cuenta con más de 86.000 granjas; más de 2.000 industrias; y produce más de 4,6 millones de toneladas de carne y productos elaborados al año.

No obstante, este es un gran reto para todos, tanto para los que siguen en sus puestos de trabajo como para los que lo hacen desde sus casas. Desde INTERPORC como no podía ser de otra manera, hemos editado un vídeo, al que se puede acceder a través del siguiente enlace, https://youtu.be/Cur3wdA7HRI con el que queremos dar a conocer y agradecer el esfuerzo y el trabajo que continúan desarrollando los profesionales del sector porcino a lo largo de toda la cadena y animaros a todos los consumidores a quedaros en casa, mientras #ElSectorPorcinoNoPara para llevaros productos cárnicos de porcino de capa blanca de la máxima calidad y seguridad alimentaria.


Artículo original publicado aquí

Categorías
bioseguridad Control de purines El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 purines sector porcino transparencia trazabilidad

Los purines como aliados en la protección de la naturaleza

La agricultura y la ganadería, lejos de producir efectos negativos sobre el medio ambiente son aliados fundamentales para proteger la naturaleza. Desde que se tiene constancia el hombre ha utilizado los residuos procedentes de las actividades agropecuarias como única fuente de fertilización natural de los cultivos. En este sentido, los purines generados por el porcino, en contra de lo que muchos creen, no son sólo residuos industriales de los que haya que deshacerse, sino que se trata de un subproducto con una importante utilidad agronómica.

En los purines de cerdo se encuentran la totalidad de los nutrientes esenciales para las plantas. Si bien es cierto que algunos de sus componentes pueden limitar su función como fertilizante, su aplicación racional y programada en terrenos agrícolas es clave para optimizar los beneficios en las explotaciones.

A dosis compatibles con una buena valoración agronómica o después del tratamiento tecnológico en las plantas transformadoras, los purines tienen efectos positivos sobre el suelo y los cultivos agrícolas por ser generadores de humus y de su mineralización. Existen numerosos estudios que demuestran que su eficiencia es similar a la del nitrógeno mi­neral, permitiendo reducir el uso de impor­tantes cantidades de fertilizantes minerales.

Por otra parte, el excedente de purines puede ser tratado para su transformación en abono y energía eléctrica en diferentes tipos de plantas: plantas de compostaje; plantas de biogás; y plantas de cogeneración.

Una correcta utilización de los purines ayuda a reconstruir el terreno agrícola impidiendo la desertificación a la vez que favorece el empleo de menos abonos químicos, con mayor coste y problemática medioambiental. De hecho, la fertilización es uno de los costes más importantes en producciones como la de cereales, especialmente en España, que es un país eminentemente cerealista con baja calidad nutricional de suelos.

En España más del 90% de los purines de cerdo se reutiliza en sustitución de abonos. Es el ejemplo más claro del compromiso del sector porcino con la sostenibilidad y el medio ambiente. Un sector que además cuenta con explotaciones punteras en sostenibilidad y cuyo afán es reducir y reutilizar, lo que ha propiciado que en los últimos años se haya logrado una disminución del volumen de purines y residuos finales del 30%.


Artículo original publicado aquí

Categorías
bienestar animal certificado bioseguridad El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino sello bienestar animal certificado transparencia trazabilidad

Compromiso bienestar certificado, un sello con el máximo rigor científico y transparencia

El sello “Compromiso Bienestar Certificado”, que garantiza el cumplimiento de los más altos estándares de bienestar, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca de España, ha sido evaluado por un Comité Científico de alto nivel integrado, entre otros, por el INIA, el Colegio de Veterinarios de Murcia y varias Universidades españolas, como la de Zaragoza o la Politécnica de Madrid.

Asimismo, ha sido sometido a la consideración de las empresas del sector, certificadoras y organizaciones de protección y defensa de los animales, que han aportado sus sugerencias, por lo que cuenta con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre todos los implicados en el bienestar animal.

Para la obtención de este sello han de cumplirse los requisitos exigidos en el  “Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”, un documento público y transparente, que está concebido como una herramienta de mejora continua para poder dar respuesta a nuevas sugerencias y a sucesivas necesidades del sector y a los consumidores finales.

Las normativas de bienestar animal nacional y europea son las más exigentes del mundo, y este Reglamento va aún más allá, introduciendo requisitos más rigurosos, lo que convierte al sector porcino español en referente internacional al introducir de forma voluntaria nuevas exigencias que garantizan que nuestro proceso de producción es el más garantista del mundo con el bienestar de los animales.


Artículo original publicado aquí

Categorías
cambio climático El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino sostenibilidad

Sector porcino: compromiso real, presente y futuro, en la lucha contra el cambio climático

Hace poco más de un mes que finalizaba en Madrid la última Cumbre del Clima, la COP25, sin otro acuerdo más allá que el compromiso de que los cerca de 200 países asistentes se presenten, de cara a este 2020, con propósitos mucho más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, y muy especialmente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Esa falta de consenso que imperó durante dos semanas en Madrid dista mucho de la unión del sector porcino de capa blanca español, que consciente de que el planeta tiene una emergencia climática, trabaja no solo desde hace años, sino también con la mirada puesta en el futuro, en la protección del entorno y en la reducción del impacto medioambiental de su actividad.

El sector porcino lleva años dedicando muchos esfuerzos en proteger el medio ambiente. Las granjas de porcino españolas cuentan con instalaciones modernas acondicionadas para reducir la producción de residuos y para gestionarlos correctamente a través de su reciclado o reutilización; y utilizan el agua y la energía de manera eficiente, incluso, muchas de ellas son abastecidas por energías renovables.

Resultado de todo ello son los significativos datos de los últimos años que reflejan reducciones muy importantes en el consumo de agua (-30%), o en emisiones GEI: hasta un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido; un 38% las emisiones de óxido nitroso; y un 14% las emisiones por la gestión de estiércoles.

Los números son el ejemplo más claro de la forma en que día a día trabaja el sector, bajo el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo en esta materia y que ha convertido al sector porcino de capa blanca español en un referente internacional en el cuidado del medio ambiente.

Pero esta posición privilegiada nos obliga a seguir mejorando de cara al futuro y fue lo que nos impulsó a crear el Comité de Sostenibilidad de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), un grupo de expertos, que más allá de ese día a día, pudieran estudiar y evaluar el impacto medioambiental de nuestro trabajo en cada una de sus fases, desde la granja a la mesa, y que nos dieran las directrices para potenciar todos aquellos procedimientos que permitan aún más mitigar la huella de nuestra actividad .

El Comité de Sostenibilidad, creado en 2018, trabaja para reforzar las acciones del sector porcino en la lucha contra el cambio climático, y para ello, cuenta con el apoyo del conjunto del sector, decididamente comprometido en esta lucha y en seguir invirtiendo, tanto dinero como formación, en todas aquellas técnicas que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente durante el almacenamiento y tratamiento de purines, y ahorrar agua y energía.

La actividad del sector porcino y del sector primario en su conjunto tiene una gran responsabilidad en la lucha contra el cambio climático, pero también es necesario tener muy presente que somos un sector estratégico fundamental por nuestra función social, económica y vertebradora del medio rural, y que nuestro objetivo final no es otro que ofrecer productos seguros, sanos y de calidad para alimentar a la sociedad.


Artículo original publicado aquí

Categorías
bienestar animal bienestar animal certificado El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino

Sector porcino: referentes en bienestar animal

El sector porcino español se ha convertido en uno de los referentes mundiales en bienestar animal gracias a un modelo de producción propio, que exige las condiciones más estrictas del mundo en la materia.

En los últimos años, los ganaderos de porcino no sólo han mejorado las instalaciones de las granjas sino todo el modelo de producción desde la granja a la mesa.

En cuanto a las instalaciones, se trata de uno de los factores de mayor importancia en el bienestar animal. Las granjas deben facilitar la expresión del comportamiento de cada animal y a su vez responder a las necesidades vitales de los mismos. En este sentido, la normativa española contempla una completa regulación que abarca: el tamaño de las explotaciones; el espacio y superficie mínimos obligatorios que deben disponer los cerdos; el diseño de los comederos para entre otras cosas minimizar daños entre animales; los tipos de suelos para que no sean resbaladizos ni causen daño ni sufrimiento; o las condiciones ambientales (niveles de ruido, temperatura o luz), entre otros.

Por otra parte, la normativa española limita el tamaño máximo de las explotaciones: somos el único país del mundo (en otros países de la UE sí es posible la existencia de explotaciones mayores) donde desde el año 2000 no se pueden construir granjas de gran tamaño. El límite está en 720 UGM, aunque una comunidad autónoma puede incrementarlo hasta un máximo de 864 UGM tras hacer un estudio individualizado del proyecto. Reducir el tamaño de las explotaciones permite disminuir la concentración de animales, minimizando los problemas sanitarios y consiguiendo una producción más eficiente, más segura y más sana.

Asimismo, la legislación española establece limitaciones en las distancias entre granjas, entre granjas y casco urbano y entre granjas y vías de comunicación, con el fin de prevenir la difusión de enfermedades, si las hubiera, y contribuir a un mejor reparto rural de las granjas de porcino evitando concentraciones innecesarias de granjas en puntos específicos. Una medida, que como en el caso anterior, no deben cumplir los ganaderos de otros países de la UE.

Estos requisitos pretenden asegurar el confort y desplazamiento de los cerdos, así como mantener las condiciones de higiene y limpieza de las instalaciones y proporcionar un ambiente idóneo para los animales, y nuestros ganaderos son los más interesados porque a mayor bienestar de los animales mayor calidad de la producción.


Artículo original publicado aquí

Categorías
El ayer y hoy del cerdo interporc motor económico portada1 sector porcino sostenibilidad

El sector porcino un motor económico de la ‘España vaciada’

Pueblos abandonados o en peligro de extinción. La despoblación rural es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta España en un territorio en el que ya existen más de 1.300 pueblos con menos de 101 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La ganadería y el sector porcino en particular están fuertemente vinculados a los pueblos y campos de España y son parte fundamental de la sociedad rural. Solo de porcino existen más de 80.000 granjas en decenas de miles de pueblos de toda España donde genera 300.000 puestos de trabajo directos y más de 1 millón indirectos, fundamentalmente en estas zonas, donde aporta riqueza, empleo y oportunidades de futuro para los jóvenes.

Las granjas e industrias del porcino dinamizan la economía de muchos pequeños pueblos de la España rural al conllevar una fuerte demanda en materias primas agrícolas e impulsar otras industrias auxiliares, así como atraer servicios e infraestructuras, lo que contribuye significativamente a frenar, e incluso revertir, las enormes pérdidas de población en algunas áreas rurales.

Miles de jóvenes permanecen arraigados en la España rural gracias a las oportunidades que ofrece el sector porcino, que les permite desarrollar una actividad laboral estable y formar familia sin tener que emigrar a los grandes núcleos urbanos.

Así mismo, es una actividad económica en la que la presencia femenina es creciente, y de hecho las mujeres han tenido y tienen un papel protagonista en la transformación del sector porcino de capa blanca de los últimos años, y hoy ocupan puestos de responsabilidad en departamentos clave, ya sea como ganaderas, veterinarias o profesionales de la industria que trabajan día a día en el sector y permiten que siga creciendo.

Los cientos de miles de hombres y mujeres que trabajan en el sector porcino dan vida a nuestros pueblos y aseguran la continuidad de muchos de ellos, contribuyendo de forma decisiva a vertebrar nuestro país.


Artículo original publicado aquí

Categorías
bienesta animal Comité Científico independiente compromiso bienestar animal certificado El ayer y hoy del cerdo IAWS interporc portada1 sector porcino sostenibilidad

IAWS, la certificación del sector porcino avalada por el Comité Científico más completo y riguroso de Europa

En el empeño de avanzar en materias como el bienestar animal, la sanidad o la bioseguridad, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha desarrollado un Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN (IAWS), el más exigente del mundo, que incluye los requisitos legales de las estrictas normativas comunitaria y nacional, y otros más exigentes evaluados por un Comité Científico de Bienestar Animal de primer nivel.

Junto a este Comité Científico formado por miembros del INIA, la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, el Consejo General de Veterinarios, la Asociación Nacional de Veterinarios de Porcino, el Colegio de Veterinarios de Murcia y Universidades como las de Murcia, Lleida, Barcelona, la Complutense, la Politécnica de Madrid o la Universidad de Zaragoza, han participado además empresas del sector, certificadoras y organizaciones de protección y defensa de los animales, lo que ha permitido desarrollar un documento con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre todos los agentes implicados en el bienestar animal.

El Reglamento IAWS, por tanto, no sólo asegura el cumplimiento de la normativa legal comunitaria de bienestar animal, sino que supone un plus adicional, al ampliar notablemente los campos de actuación en áreas de sanidad, profilaxis, bioseguridad, manejo y trazabilidad y seguridad alimentaria.

Asimismo, IAWS vela por el cumplimiento más estricto de requisitos que atañen a los cinco principios de bienestar animal establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; libres de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresar las pautas propias de comportamiento.

Por otra parte, el Reglamento pone énfasis en los 12 Criterios Generales del Bienestar Animal, que se refieren a aspectos como ofrecer a los animales una alimentación suficiente y adecuada; acceso a agua; temperatura adecuada; descanso; o espacio para moverse, entre otros.

Todos estos requisitos deben cumplirse en las 8 áreas de control: alimentación; limpieza-desinfección; alojamiento; salud; comportamiento; manejo; control de las granjas y animales; y control en el centro de sacrificio. Así mismo, establece una vigilancia de buenas prácticas en todas las fases del proceso productivo: gestación y cría, engorde, transporte, sacrificio y fabricación.

Una vez cumplidos todos los requisitos exigidos en el Reglamento IAWS las granjas, mataderos e industrias podrán certificar sus productos con el sello “COMPROMISO BIENESTAR CERTIFICADO”,

Esto significa que solo dispondrán de este sello aquellos productos que hayan cumplido con todas las buenas prácticas exigidas en el Reglamento y que, por tanto, su compromiso con el bienestar animal sea íntegro.

El sello es además la forma de hacer partícipe a los consumidores del trabajo realizado por el sector porcino, ofreciéndole una información clara y rigurosa sobre todos los esfuerzos que dedica en la producción de los alimentos que llegan a sus mesas.

Por tanto, con esta iniciativa reforzamos nuestro compromiso de bienestar animal, aportamos transparencia al consumidor y le garantizamos que un producto se ha elaborado bajo los estándares más altos del mundo en cuanto al buen trato al ganado tanto en granjas como en transporte e industria además de que durante el proceso se han mantenido las mayores medidas de bioseguridad.

Alberto Herranz

Director de INTERPORC

https://interporc.com/2018/01/29/bienestar-animal-en-beneficio-de-todos-2?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/12/02/sector-porcino-proteccion-medio-ambiente/?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo


Artículo original publicado aquí

Categorías
clima cumbre El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 purines sector porcino sostenibilidad

El uso responsable de los purines como parte fundamental de una ganadería moderna y sostenible

Un aprovechamiento agronómico de los purines se convierte en un perfecto aliado para la fertilización de los cultivos, sobre todo en aquellas zonas de secano donde los cultivos ofrecen rendimientos bajos o moderados y el coste de producción debe ser el menor posible.

El purín tiene un preciado valor agronómico por su composición, rica en nutrientes esenciales para las plantas como el nitrógeno, el fósforo y el potasio, a la vez que aporta nutrientes secundarios (calcio, magnesio, sodio, azufre) y micronutrientes (hierro, manganeso, etc.).

Los purines son materiales carbonados de origen animal que cuando se utilizan como abono su función principal es la de aportar nutrientes para las plantas, principalmente nitrógeno, fósforo y potasio.

Ahora bien, en cuanto al nitrógeno se refiere, independientemente de su concentración en el purín, su aplicación no solo depende de las necesidades de los cultivos, sino también de la limitación que se establece en la Directiva de Nitratos con el fin de disminuir las masas de aguas contaminadas.

Además, la Directiva de nitratos estableció la necesidad de que cada territorio tuviera un Código de Buenas Prácticas Agraria (CBPA) en relación con el nitrógeno, recomendable a toda la superficie agraria y de carácter obligatorio para la superficie agraria designada como zona vulnerable.  Asimismo, en el uso del purín como fertilizante se establece que su aplicación se haga mediante maquinaria específica.

*Informe sobre distribución de cultivos en España y potencial uso del purín como abono

https://interporc.com/2019/12/02/sector-porcino-proteccion-medio-ambiente/?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

 
[embedded content]

https://www.youtube.com/watch?v=HqrKR7OEwSQ


Artículo original publicado aquí

Categorías
clima cumbre El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 purines sector porcino sostenibilidad

El papel del sector porcino en la protección del medio ambiente

El sector ganadero en general, y el sector porcino en particular, llevan años trabajando en la protección del medio ambiente, sin embargo: el desconocimiento de una buena parte de la sociedad, cada vez más urbanita y más alejada de las zonas rurales; el ataque de colectivos que desdibujan la verdad del modelo de producción español, el más proteccionista del mundo con el medio ambiente; y la falta de información por parte del propio sector están generando una imagen pública que nada tiene que ver con la verdadera realidad de un sector que también es parte de la solución para la sostenibilidad circular de los sistemas agroalimentarios, y que en los últimos años ha conseguido reducir su consumo de agua, de energía y de emisiones de gases de efecto invernadero en todos sus procesos, desde la granja a la mesa.

España aplica el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo en la protección medio ambiente. En este sentido, las granjas de porcino españolas están sometidas a una exigente regulación medio ambiental, desde incluso antes de su puesta en marcha. De hecho, requieren por normativa (Ley 16/2002, de 1 de julio de prevención y control integrados de la contaminación,) una autorización ambiental por parte de las autoridades competentes.

Esa autorización, entre otras medidas, exige que las instalaciones ganaderas tengan las mejores condiciones para evitar la producción de residuos, o que los que se produzcan, se gestionen correctamente a través de su reciclado o reutilización; utilizar la energía de manera eficiente; y establecer medidas para prevenir y para evitar la contaminación.

Protección de las aguas y reducción de su consumo

En cuanto al consumo de agua de las granjas de porcino españolas, es menor de lo que se quiere hacer creer a la opinión pública. El agua total consumida al año por el sector es de unos 54 hm3, lo que supone tan solo el 0,05% del total de agua disponible en España. Además, gracias a la innovación y a la concienciación de los ganaderos se han conseguido disminuir un 30% el uso de agua por kilo de carne producido.

Pero los ganaderos del sector porcino no solo están implicados en la reducción del consumo de agua sino también en su protección. En este sentido, el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, sobre protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias, limita las cantidades de purines por hectárea.

Control de purines

Asimismo, desde enero de 2008 se endurece aún más la normativa sobre el control de purines, lo que reduce en un 30% los nitratos y supone una gestión más eficiente, ya que se aplican directamente al suelo prohibiendo su aplicación con sistemas de platos, abanico o cañones. En sustitución, se utilizan otros sistemas que permiten localizar o enterrar el purín en el suelo, todo ello para contribuir a reducir las emisiones a la atmósfera. Asimismo, el excedente de purines puede ser tratado para su transformación en abono o energía eléctrica.

Disminución de las emisiones GEI

En cuanto al último aspecto, las emisiones de gases de efecto invernadero, hay que destacar, que del total de todas las emisiones GEI de la Unión Europea solo el 5% procedían de la ganadería (el 2,2% del metano y el 2,7% del óxido nitroso).

Por su parte, en el sector porcino en concreto, los datos reflejan, entre los años 1990 y 2016, una reducción de emisiones de amoniaco por kilo de carne producido del 47% y una reducción del 54,7% de las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles.

Asimismo, entre los años 2005 y 2017, se han reducido un 14% las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles, un 5% las emisiones de óxido nitroso y un 2% las emisiones de metano derivados de la fermentación entérica.

No obstante, es importante puntualizar que el porcino es responsable de menos del 7% de las emisiones totales de metano por fermentación entérica de todo el sector ganadero. La cría del porcino, altamente tecnificada, y su alimentación, en la que se ha adecuado la dieta de cada animal para maximizar su aprovechamiento energético y nutritivo son las principales razones de esta disminución. Hoy las pautas de ingesta de los animales están muy ajustadas a su edad y características, se han sustituido ingredientes ricos en fibra y baja digestibilidad por cereales y se han incorporado proteínas y aminoácidos y enzimas digestivas que reducen considerablemente las emisiones de gases contaminantes.

La clara reducción del consumo de agua, de la energía y de las emisiones de gases de en el sector porcino son el ejemplo más claro del firme compromiso del sector porcino de capa blanca español con el medio ambiente y ponen de relieve que el aumento de la producción no va ligado a una mayor contaminación: cuando se hacen uso de los últimos avances, y se trabaja con la concienciación con que lo hacen los ganaderos de porcino , aumenta la eficiencia y es menor el impacto ambiental.

Artículo original publicado aquí

Categorías
aperitivos de lujo interporc navidad portada1 Prensa

Talleres de cocina de INTERPORC para sorprender a tus invitados en estas fiestas navideñas

  • Aperitivos de lujo para esta Navidad” y “Menú de Navidad para sorprender a tus invitados” se impartirán en Barcelona, Madrid, Santiago de Compostela y Valencia para todos los que quieran cocinar y sorprender, de manera rápida y sin complicaciones
  • Los talleres son gratuitos y durante los mismos una experta nutricionista realizará un showcooking donde elaborará diferentes recetas con la carne de cerdo como principal protagonista

La Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha preparado de cara a las próximas fiestas navideñas, una serie de talleres de cocina para todas aquellas personas que quieran sorprender a sus invitados en estas fechas.

En los talleres, que INTERPORC organiza por segundo año consecutivo, gracias a la gran acogida del pasado año, bajo el título “Aperitivos de lujo para esta Navidad” y “Menú de Navidad para sorprender a tus invitados” una experta nutricionista enseñará los participantes a realizar sabrosos aperitivos o bien atractivos menú de Navidad donde la premisa de ambos es: ofrecer ideas sencillas, sabrosas e ideales para estas fechas donde los productos del cerdo de capa blanca son los grandes protagonistas.

Durante los talleres los participantes podrán disfrutar de un showcooking donde se elaborarán diferentes recetas y donde se aplicarán los mejores trucos para disfrutar de aperitivos muy sabrosos.

“Aperitivos de lujo para esta Navidad” se celebrarán en Barcelona, Madrid y Santiago de Compostela y “Menú de Navidad para sorprender a tus invitados” en Madrid y Santiago de Compostela. Puedes inscribirte pinchando aquí

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo carne y elaborados de porcino El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino capa blanca

Sector porcino: profesionalización, especialización y talento

El sector porcino de capa blanca español es hoy un referente internacional gracias a un modelo de producción, el más exigente del mundo, en calidad, seguridad alimentaria, respeto al medio ambiente y cuidado de los animales, pero todo esto no sería posible sin los hombres y mujeres que dedican su vida a este sector con esmero y rigurosidad en cada uno de los trabajos que desempeñan en su día a día.

Los trabajadores del sector porcino se caracterizan por su profesionalización y especialización en cada área, sin ellas sería prácticamente imposible afrontar su labor en un sector en continua innovación en cada una de las partes de la cadena de valor, desde la granja a la distribución, pasando por el transporte o la industria.

Esa innovación obliga a una formación continua y a una permanente actualización de los conocimientos de los trabajadores.

Por otra parte, el carácter moderno, tecnificado y altamente profesionalizado del sector atrae además talento humano, que contribuye de forma determinante al desarrollo socioeconómico de las zonas rurales en las que se asienta, donde se ha convertido en un motor de la economía.

A su vez, el empleo que genera el sector porcino requiere de atenciones todo el año, lo que implica una mayor estabilidad, oportunidades de crecimiento laboral y buenas expectativas de futuro. Alicientes que permiten no solo retener a los jóvenes más preparados sino atraer a otros muchos que encuentran salidas profesionales de calidad gracias a la actividad porcina.

Asimismo, estos jóvenes se sienten muy vinculados con los aspectos más sociales, como el medio ambiente o el cuidado de los animales, valores con los que están fuertemente comprometidos los trabajadores del porcino, los primeros interesados en cuidar de su entorno.

Toda esta especialización en cada uno de los eslabones que componen el sector es el que ha llevado al porcino a la posición privilegiada en la que se encuentra hoy en día. Un sector, cada vez más fuerte y más competitivo y a su vez sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

https://interporc.com/2019/10/03/sector-porcino-sostenibilidad-medioambiental?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/10/17/maximizando-el-bienestar-animal-en-todas-las-etapas?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/02/06/innovacion-llave-para-mejorar-sector-porcino?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/07/24/compromiso-diario-del-sector-porcino-con-el-medio-ambiente?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/07/24/compromiso-diario-del-sector-porcino-con-el-medio-ambiente?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://www.bienestaranimalcertificado.com/

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo carne y elaborados de porcino El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino capa blanca

La consolidación del sector porcino como motor de la agroalimentación española

El camino recorrido por el sector porcino de capa blanca español durante los últimos años ha sido más que positivo y nos ha llevado a una posición envidiable que venimos consolidando año a año. Consolidación de nuestra posición estratégica sectorial en España, siendo uno de los sectores que mayor aportación realiza a la balanza agroalimentaria, y consolidación en el mercado mundial.

En el ámbito nacional, la producción es más o menos estable situándose en torno a los 4,5 millones de toneladas. También mantiene el número de granjas, por encima de las 86.000, con lo que ello implica de estabilidad en la economía y el empleo de miles de pueblos de toda la geografía española, pues en ellos se concentran buena parte de las granjas. En total, el sector porcino español genera más de 300.000 empleos directos y más de un millón de puestos de trabajo indirectos.

En resultados, la facturación global del sector porcino español supera los 15.000 millones de euros y, de esta cantidad, unos 5.000 millones de euros se refieren a ventas en el exterior, lo que nos consolida como la tercera potencia exportadora a nivel mundial, solo por detrás de EEUU y Alemania, y como uno de los grandes sectores exportadores de la economía española, con un saldo comercial exterior extraordinariamente positivo, superior a los 4.700 millones de euros, uno de los más elevados de toda la agroalimentación española, tan solo por detrás de frutas y hortalizas.

Las exportaciones del sector porcino representan el 10,36% de todas las exportaciones agroalimentarias de España. A su vez, copan el 78% de todas las exportaciones del sector cárnico español en su conjunto. Incluso considerado individualmente (sin incluirlo en el conjunto del sector cárnico) el sector porcino es el tercer mayor sector exportador del sistema agroalimentario español, solo por detrás de frutas y de hortalizas.

El porcino es sin duda uno de los sectores que más ha contribuido a la potenciación de nuestro sector agroalimentario en el exterior demostrando un dinamismo que nos ha hecho llegar a países de los cinco continentes, por eso es necesario resaltar la apuesta decidida de nuestras empresas en esa andadura internacional.

Las empresas del sector porcino están comprometidas con hacerlo bien y tienen muy claro que el futuro pasa por seguir avanzando en aspectos como: la calidad y la seguridad alimentaria; profundizar en el conocimiento de los consumidores y de los canales de distribución; y potenciar la marca España.

Todas estas cuestiones conforman la llave que nos permite salir al exterior y seguir mejorando el margen comercial, siempre bajo la bandera de que todo producto que sale de España sigue las excelencias del modelo de producción más exigente del mundo en el cuidado de nuestros animales y la protección del medio ambiente, lo que hace que sea cada día más conocido y valorado gracias a la excelente labor de todo el sector, que cuida al máximo cada detalle para llevar a cualquier rincón del mundo la carne y los productos del cerdo blanco español.

https://interporc.com/2019/03/07/sector-porcino-tercera-potencia-mundial?cat=actualidad/prensa

https://interporc.com/2018/11/28/presencia-fuerte-sector-porcino-en-el-mundo?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/04/03/porcino-principal-soporte-estructura-exportadora?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo carne y elaborados de porcino Consumo de carne de cerdo El ayer y hoy del cerdo elaborados interporc portada1

El cerdo, estrella de la gastronomía a lo largo de nuestra geografía

En España encontramos muchos y diferentes tipos de platos en los que el cerdo es el protagonista o uno de ellos.

El botillo típico de León “botillo del Bierzo”[i], el chosco en Asturias, la secallona o el fuet en Cataluña, la txistorra del País Vasco, la morcilla2 de Burgos, la patatera típica de Extremadura, o la sobrasada2 de las Islas Baleares, son solo una pequeña muestra de la gran variedad de embutidos y derivados del cerdo que podemos encontrar por toda la geografía española, y al alcance del consumidor.

La cocina española es muy variada a lo largo de todo el territorio. Centrándonos en los platos en los que el cerdo es protagonista o participa de alguna manera en cada zona, encontramos distintas elaboraciones:

Fabada asturiana

Con el compango asturiano se hace la famosa fabada asturiana: elaborada con fabes. Al añadir el compango asturiano, que consta de chorizo ahumado, morcilla ahumada, (aportan gran sabor al plato), y tocino entreverado, (debe tener abundante carne entre la grasa), se consigue ese sabor típico de la fabada.

El compango aporta diferentes minerales, como calcio, sodio, potasio, etc., y vitamina B y folato entre otros[ii]. Conseguimos un plato completo con aporte de hidratos de carbono, proteínas, y grasas. Se recomienda tomarlo como plato único. Con el compango se hacen distintas elaboraciones en el norte de España como el cocido montañés de Cantabria.

Lacón con grelos

El lacón se utiliza en Galicia para elaborar el famoso lacón con grelos gallego. Este guiso se hace con lacón (pata delantera del cerdo), chorizo, patatas y verduras (los grelos). Por la variedad de los ingredientes tenemos un plato muy completo desde el punto de vista nutricional.

Torreznos de Soria

El torrezno es una tira de tocino frita, generalmente sale del costillar del cerdo. Se suele tomar como tapa en los bares. Es un plato que aporta muchas calorías, aunque es exquisito. A veces podemos verlo como acompañamiento en pequeña porción, en distintos platos como migas o patatas revolconas.

Cocido madrileño

Con el tocino, morcilla, chorizo, panceta, oreja y otras partes del cerdo se hace cocido madrileño. Plato muy completo que aporta todos los nutrientes necesarios, ya que tiene verdura (repollo), hidratos de carbono(garbanzos), proteínas, vitaminas y minerales (embutidos y carnes del cerdo)

Lechazo o cochinillo asado2.

Tan popular en Castilla y León. Para asarlo, el animal debe tener menos de 2 años, y que solo haya estado alimentado de leche materna. Esto hace que su carne sea tan tierna. Es muy típico de Segovia, y la Junta de Castilla y León, en el 2002 lo catalogó dentro de la categoría de marca de garantía.

En la geografía española encontramos muchas y diversas recetas en las que el cerdo es el protagonista o participa en la elaboración del plato, donde sin duda, disfrutaremos tanto de su sabor como de sus diferentes texturas.

RECOMENDACIONES DE CONSUMO DE CARNE Y PRODUCTOS CÁRNICOS

RECETAS – SABORES DE CAPA BLANCA

[i]Denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Gobierno de España. Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/alimentacion/temas/calidad-agroalimentaria/web-listadodops-igpsagroalimporccaa010119_tcm30-426472.pdf

[ii] Moreiras, O., Carbajal, A., Cabrera, L., Cuadrado, C. Tabla de composición de alimentos. Guía práctica. Vol 1. 17a ed. Madrid. Ediciones Pirámide (Grupo Anaya, S.A.). 2015.

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo carne y elaborados de porcino Consumo de carne de cerdo El ayer y hoy del cerdo elaborados interporc portada1

El consumo de carne y elaborados de porcino en los hogares españoles

La carne y los productos del cerdo de capa blanca en su conjunto fueron los únicos de todos los tipos de carne que experimentaron un ligero incremento en su consumo en los hogares españoles durante 2018.

El crecimiento fue del 0,14% en volumen y del 0,8% en valor, pero que es muy significativo en el contexto actual en el que el consumo de carne en general desciende paulatinamente.

El crecimiento en el consumo de porcino en general se debió principalmente al aumento en el consumo de elaborados, cerca de un 3%. Tanto en los elaborados curados (+3,2% en volumen y + 2,3% en valor) como en los cocidos (+1,8% en volumen y +0,4% en valor).

En lo que se refiere a los elaborados curados, que representan el 59% del volumen del consumo total de elaborados de porcino comercializados en España, caben destacar muy especialmente los incrementos de consumo en productos como el lomo embuchado; el chorizo; el tocino y la manteca; los jamones y paletas curados; o el fuet y las longanizas.

Por su parte, en casi todos los productos elaborados cocidos derivados del porcino se produjeron crecimientos de su consumo en 2018 respecto a 2017; principalmente en jamones y paletas cocidos; fiambres de porcino; salchichas de porcino; o patés de porcino.

En cuanto a los datos por comunidades autónomas seis representan el 70% del consumo de porcino, con Andalucía, Cataluña y Madrid a la cabeza. Le siguen la Comunidad Valenciana, Galicia y Castilla y León.

España cuenta con un consumo per cápita total de carne de 46,2 kilogramos al año, una cantidad que se encuentra dentro de los umbrales de consumo moderado recomendados por la comunidad médica y científica internacional. Se trata pues, de un consumo de carne saludable.

De la cantidad de carne consumida en España el sector porcino de capa blanca aporta el 43% del total de carnes que ingieren los consumidores españoles a lo largo del año y contribuye al sistema alimentario español con el 30,3% de toda la carne fresca y el 82,3% de toda la carne transformada puesta a su disposición.

Artículo original publicado aquí

Categorías
bienestar animal certificado buenas prácticas manejo El ayer y hoy del cerdo granja interporc manejo de animales portada1 sector porcino Transporte de animales

Maximizando el bienestar animal en todas las etapas

En los últimos años, el sector porcino de capa blanca español se ha convertido en un referente internacional en bienestar animal gracias a un modelo de producción que cumple rigurosamente con la normativa europea en esta materia, la más exigente de la Unión Europea, y a la fuerte concienciación de los ganaderos españoles que van, mucho más más allá de lo exigido, sabedores de que la mejor calidad de vida de los animales se traduce en una mayor calidad de los productos destinados a los consumidores y en definitiva en una mayor competitividad del sector.

Apostando por el bienestar animal, nuestros ganaderos no sólo han mejorado las instalaciones de las granjas sino todo el modelo de producción desde la granja a la mesa.

 

Granjas diseñadas para maximizar el bienestar de los animales

Uno de los factores de mayor importancia para el bienestar animal depende de unas instalaciones que faciliten la expresión del comportamiento de cada animal y que respondan a las necesidades vitales de los mismos. En este sentido, la normativa española contempla una completa regulación que abarca: el tamaño de las explotaciones; el espacio y superficie mínimos obligatorios que deben disponer los cerdos; el diseño de los comederos para entre otras cosas minimizar daños entre animales; los tipos de suelos para que no sean resbaladizos ni causen daño ni sufrimiento; o las condiciones ambientales (niveles de ruido, temperatura o luz), entre otros.

Exhaustivos controles para garantizar la sanidad

La sanidad animal tiene como objetivo la salud y bienestar de los animales, cumpliendo este objetivo, se garantizan además otros dos íntimamente ligados: la economía y el comercio internacional. Desde el punto de vista económico, no resulta rentable mantener animales enfermos en las granjas, ya que, además de ser contrario al concepto de bienestar, no van a ser capaces de alcanzar los índices productivos que se esperan de ellos. En este sentido, los controles sanitarios son exhaustivos a lo largo de toda la cadena.

A los controles en granja, transporte y matadero se añaden los realizados en la industria y en los canales comerciales y a ellos se suman los realizados a las carnes y productos que se exportan, que se someten a nuevos controles por parte de los gobiernos correspondientes, tanto en nuestro país como al llegar al país de destino. Pasar estos últimos controles, de forma sobresaliente, son claves para garantizar un comercio libre de trabas y ha posibilitado que los productos del sector porcino lleguen hoy a más de 130 países de todo el mundo.


Regulación completa en el transporte de los animales

El transporte se considera una de las fases más críticas del proceso de producción, ya que los animales están expuestos a un número elevado de factores estresantes en un período de tiempo relativamente corto. Sin embargo, tanto la carga y descarga de animales como sus condiciones dentro de los vehículos de transporte están altamente regulados, con exigentes medidas de bioseguridad orientadas a garantizar la salud y bienestar del ganado.

Un sello con todas las garantías de bienestar animal

A las estrictas normativas tanto nacionales como de la Unión Europea, se añade ahora el sello de certificación “BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO”, creado por INTERPORC, para avalar las buenas prácticas llevadas a cabo en el sector porcino en materia de bienestar animal y bioseguridad y que es el de mayor exigencia de la Unión Europea en estas materias. El sector porcino de capa blanca español se adelanta así las demandas de los consumidores y distribuidores para ofrecer transparencia y garantía de compromiso en bienestar animal a lo largo de todo el proceso de vida del animal.

Artículo original publicado aquí

Categorías
El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 sector porcino sostenibilidad

Sector porcino: sostenibilidad medioambiental

El sector porcino de capa blanca español ha conseguido, en los últimos años, asentarse sobre un modelo de producción propio cuya seña de identidad es la sostenibilidad en todos sus aspectos: medioambiental, económica, social y ética en cuanto al trato de los animales se refiere, y que se ha convertido en el valor diferencial que nos ha posicionado como referente internacional,

En el ámbito medioambiental, los ganaderos de porcino españoles son los primeros interesados en la protección del entorno en el que desarrollan su actividad. No podemos olvidar que es la propia naturaleza la que nos da de comer a nosotros y a nuestros animales, por lo que son muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas enfocadas a la prevención y control integrados de la contaminación.

Su premisa es “reducir-reutilizar” y esto ha llevado al sector porcino a disminuir, en los últimos años, un 22% las emisiones de gases de efecto invernadero y un 30% el uso de agua por kilo de carne producido.

Además, con la nueva normativa de gestión de purines se reduce en un 30% los nitratos y también supone una gestión más eficiente, ya que se aplicarán directamente al suelo, con enterramiento.

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo El ayer y hoy del cerdo esterilizados interporc pasteurizados portada1 seguridad alimentaria tratamientos térmicos

El calor como agente de control de crecimiento microbiano

Seguridad asociada a los procesos de tratamiento térmico de los productos cárnicos

Cuando aumenta la temperatura por encima de la temperatura máxima de crecimiento de los microorganismos, estos empiezan a morir debido, entre otros motivos, a la destrucción de sus estructuras celulares.

Hay un concepto denominado “Tecnología de barreras”, el cual determina que cuantos más impedimentos diferentes se encuentren las bacterias, más difícil será que se desarrollen. Entre ellos se encuentran el aumento de la acidez, la reducción de agua del alimento, la adición de conservantes, y las temperaturas elevadas (siendo este último un factor muy importante).

Por ello, desde el punto de vista de la seguridad de los alimentos y en concreto de los productos cárnicos, los tratamientos térmicos han sido un avance muy importante para la humanidad. A partir de la aplicación de estos tratamientos, se consiguen alcanzar niveles mínimos de microorganismos en el alimento, lo que asegura que sean productos seguros y una mayor de vida útil (mientras el envase esté cerrado) y sin alterar considerablemente las propiedades del mismo.

Los derivados cárnicos tratados por el calor, según el Real Decreto 474/2014[1],  se pueden clasificar en tres categorías:

  • Derivados cárnicos esterilizados: entre los que se encuentra el jamón cocido en conserva, salchichas enlatadas, chóped enlatado y magro de cerdo en conserva. Estos alimentos se pueden consumir sin cocinar, ya que están esterilizados, son muy seguros desde el punto de vista tecnológico y además no requieren refrigeración para su conservación.
  • Derivados cárnicos pasteurizados: dentro de este grupo encontramos las mortadelas, chóped, magro de cerdo, salchichas cocidas, butifarra y jamón cocido, entre otros. Al igual que los productos esterilizados, se pueden consumir directamente sin cocinarlos, puesto que son totalmente seguros en condiciones óptimas de envasado y procesado, pero requieren refrigeración para su conservación.
  • Derivados cárnicos con tratamiento térmico incompleto: a este grupo pertenecen la panceta, el beicon y la morcilla, entre otros. Que el nombre no incite a errores, son seguros desde el punto de vista microbiológico, pero al no sufrir un tratamiento térmico completo, el alimento necesita ser cocinado para ser consumido, esto es debido a que las proteínas no han sufrido las modificaciones que las hacen digeribles. Además, los productos de este grupo también necesitan estar refrigerados para su conservación.

Tratamientos térmicos

Como hemos visto en los diferentes tipos de derivados cárnicos, hay varios tipos de tratamientos térmicos que se pueden emplear en los alimentos. Entre los más importantes se encuentran la esterilización y la pasteurización.

La pasteurización es un proceso en el cual se aplica al alimento una temperatura elevada (alrededor de 72ºC) durante un corto periodo de tiempo (que variará en función del alimento). De esta manera, se mantienen las propiedades del alimento y se reduce considerablemente la carga de microorganismos en dicho producto.

Por otro lado, la esterilización de alimentos consiste en aplicar temperaturas más altas que la pasteurización (> 100ºC), durante menos tiempo. El choque térmico que produce asegura la eliminación de la mayor parte de los microorganismos, ofreciendo un producto prácticamente estéril.

Por lo tanto, como hemos visto, los tratamientos térmicos son una herramienta muy importante para asegurar la inocuidad de los alimentos y en concreto de los derivados cárnicos.

[1]Real Decreto 474/2014, de 13 de junio, por el que se aprueba la norma de calidad de derivados cárnicos. Ministerio de la Presidencia «BOE» núm. 147, de 18 de junio de 2014 Referencia: BOE-A-2014-6435

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo Carne fresca de porcino dieta mediterránea El ayer y hoy del cerdo elaborados cárnicos interporc portada1

Evolución del gasto en productos cárnicos

En 2018 el consumo conjunto o global de carnes y elaborados de porcino creció, tanto en volumen como en valor, respecto a 2017 pero es una realidad conocida que el gasto de los consumidores españoles en carne y elaborados cárnicos, en general, viene siguiendo un continuo y prolongado procesode reducción; de forma que en el periodo de 10 años comprendido entre 2008 y2018 dicho gasto se ha reducido en un 11,54%

Dicho retroceso del gasto, en el periodo citado, ha afectado a todos los tipos de carnes, en general, si bien el impacto ha sido mayor en las carnes frescas que en las transformadas

  1. a) En el conjunto global de carnes y elaborados cárnicos en general

Se verifica un importante incremento de la cuota controlada por el conjunto configurado por  “Supermercados/Autoservicios/Discounts”; mientras que pierden cuota de mercado los “Hipermercados”, las “Carnicerías/Charcuterías”(independientes o ubicadas en mercados tradicionales) y “Otros numerosos colectivos de formatos de canales minoristas” (autoconsumo, economatos/cooperativas, tiendas gourmet/delicatesen, tiendas de conveniencia, mercadillos/mercados ambulantes, tiendas de congelados, tiendas tradicionales polivalentes, venta a domicilio, internet y otros canales minoristas)

  1. b) Carne fresca de porcino

La estructura de distribución minorista de la carne fresca de porcino es muy similar a la correspondiente al conjunto global de carnes frescas de todas las tipologías; y ambas estructuras han evolucionado de manera muy parecida entre 2008 y 2018.

Cerca del 61,6% de toda la carne fresca de porcino que compraron los consumidores españoles en 2018 lo hicieron al conjunto de formatos integrantes de la denominada “Distribución Organizada (Hipermercados, Supermercados, Autoservicios y Discounts); mientras que tan solo un 25,72 % la compraron en las denominadas “tiendas especializadas” o “Carnicerías/Charcuterías”, incluyéndose aquí las ubicadas en mercados convencionales; correspondería un 12,69%  al resto de otros canales minoristas de distribución (en el que figurarían un amplio número de diferentes formatos). En cualquier caso, es importante destacar que, a pesar del fuerte crecimiento de la cuota de venta que ya controlan los Supermercados, sigue teniendo bastante importancia todavía el peso específico que conservan las “Carnicería/Charcuterías” como minoristas de carne fresca de cerdo; lo cual interesa en gran medida apoyar como instrumento de potenciación y defensa del consumo de este producto.

Entre 2008 y 2018, mientras el conjunto formado por “Supermercados, Autoservicios y Discounts” incrementaba en un 48,78% su cuota de ventas de carne fresca de cerdo, las “Carnicerías/Charcuterías” perdían un 17% de cuota, los Hipermercados perdían un 12,52% y el resto de canales minoristas de carne fresca perdía un 45,6% de cuota.

  1. c) Elaborados cárnicos

También en este caso de los elaborados cárnicos se ha asistido a una profunda transformación de las estructuras de distribución minoristas, consistente principalmente en el fuerte incremento de la cuota de ventas (que ya de por sí era muy elevada) del conjunto de “Supermercados/Autoservicios/Discounts”, así como por el fuerte retroceso de las cuotas de las “Carnicerías/Charcuterías” y del resto de canales minoristas:

Actualmente cerca del 79% de todas las compras de elaborados cárnicos que realizan los consumidores españoles se realiza en la denominada “Distribución Organizada” (Hipermercados, Supermercados, Autoservicios y Discounts); mientras que solamente algo más del 10% se realiza en “Tiendas Especializadas” (Carnicerías/Charcuterías); repartiéndose el 10% restante un amplio conjunto de “Otros  Canales Minoristas” (autoconsumo, economatos, cooperativas, tiendas gourmets, tiendas de conveniencia, tiendas tradicionales polivalentes, mercadillos y mercados ambulantes, grupos de compra, ventas a domicilio, ventas en fábrica, internet, etc.)

Y también es importante destacar el fuerte retroceso de sus respectivas cuotas de mercado que vienen soportando tanto las “Tiendas Tradicionales” (-30% entre 2008 y 2018) como el conjunto de lo que se ha denominado “Otros Canales Minoristas” (-48,33% entre 2008 y 2018); todo ello en beneficio del crecimiento de la cuota de mercado de la “Distribución Organizada” (+22,36% entre 2008 y 2018).

  1. d) Implantación de las “Marcas de la Distribución” (MDD) en los elaborados cárnicos

Una de las características más evidentes de la especial “Estructura de Distribución Minorista” de los elaborados cárnicos es la fuerte implantación de las “Marcas de la Distribución (o MDD), consecuencia precisamente del elevado peso específico de la Distribución Organizada en la distribución minorista de dichos elaborados cárnicos. Sin embargo, dicha implantación de las MDD varía muy significativamente según tipos de elaborados.

  1. e) Implantación del envasado en los elaborados cárnicos

La transformación de las estructuras de distribución minorista de los elaborados cárnicos (con el fuerte incremento de cuota de mercado de los Supermercados y afines y retroceso de la cuota de mercado de las Carnicerías/Charcuterías) unido a la creciente implantación de las MDD, y unido también a los profundos cambios en los hábitos de compra de los consumidores, ha propiciado el desarrollo de la implantación de los envasados en los lineales de elaborados cárnicos, en detrimento de la tradicional “venta al corte”.

Si bien en 2008 ya era muy importante la presencia de envasados en los lineales de venta de los elaborados cárnicos, en 2018 dicha presencia se ha incrementado muy significativamente, muy especialmente en la línea de jamones y paletas curados, de forma que en las más importantes líneas de productos más del 50% de la oferta ya se presenta en formato de producto envasado. Y es en el caso de la línea de jamones y paletas curados donde tal vez convenga centrar más la atención, por cuanto se ha pasado de un producto tradicionalmente “comprado al corte” a un producto envasado y menos dependiente del “efecto vendedor charcutero” y de su experiencia como cortador; circunstancia a valorar cuidadosamente al establecer las estrategias de comunicación y promoción del consumo de jamones y paletas de cerdo blanco.

Artículo original publicado aquí

Categorías
bacon carne de cerdo dieta mediterránea El ayer y hoy del cerdo interporc jamón lacón morcilla portada1 tocino

“Del cerdo se come todo”

En la alimentación mediterránea, el cerdo ha sido uno de los alimentos principales a lo largo de la historia.

Durante la prehistoria, el hombre ya consumía cerdo, tal como se demostró por el descubrimiento de restos en cuevas del paleolítico. Más tarde, los romanos ya empezaron a fabricar embutidos: la sal permitió mejorar su conservación, y por lo tanto los niveles de consumo y popularidad crecieron.

Durante la edad media, sólo se consumía de manera testimonial en época de matanza, intentando aprovechar todos los elementos que ofrecía este animal. Pero una vez se descubrieron todos los derivados que proporciona (jamón, adobos, morcilla, chorizo…) y la manera de conservarlos (ahumado, salazón…) lo convirtieron en un alimento muy popular, generando un folklore muy potente: fiestas, danzas, costumbres…

Durante la España del siglo XV, la matanza acabó significando una exhibición de fe cristiana, llegando a consagrarle un santo a la carne de cerdo: San Antonio.

Del cerdo se pueden obtener productos frescos, carnes saladas (bacon, jamón, lacón), embutidos y grasas (manteca, sebo…). Esto supone que, para una familia en la edad media, tener un cerdo suponía una variedad de alimentos muy amplia, en una cantidad considerable que no podían ofrecer otros animales. Además, la versatilidad que presentan estos productos proporciona una alternativa a la monotonía: añadían cebolla, especias, arroz…, además de los nutrientes y la energía necesaria para poder sobrellevar el día a día, como por ejemplo destacar que es fuente de proteínas, vitamina B12

Durante la conquista de América jugó un papel muy importante: a los ejércitos españoles les seguía en la retaguardia una piara de cerdos, lo que suponía una fuente de carne (proteínas) para aportar tras la batalla[i]. Las proteínas contribuyen a que aumente la masa muscular, conservar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales (entre otros), por lo que tras periodos de ejercicio intenso las proteínas juegan un papel fundamental (y el cerdo las proporciona a un nivel considerable).

En la Edad de Oro (época de decadencia) el cerdo sirvió para abastecer a la hambrienta población y en la edad moderna se confeccionaron técnicas de producción de embutido.

Hoy en día, el cerdo no ha perdido su popularidad. Siendo España el segundo productor de carne de cerdo en Europa. Forma parte de nuestra gastronomía: el jamón curado, tocino, morcilla… Además de tener un alto contenido de proteínas, es fuente de vitamina B6, B12, B1

¿Quién no disfruta de un buen cocido con carne, garbanzos y hortalizas?

Son múltiples los platos típicos en la gastronomía española y la dieta mediterránea que utilizan distintas partes del cerdo en sus ingredientes.

________

[i]L. del Río Moreno J. El cerdo. Historia de un elemento esencial de la cultura castellana en la conquista y colonización de américa (siglo XVI). Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Universidad de Cádiz; 1996.

Artículo original publicado aquí