Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales carne de cerdo dieta equilibrada dieta mediterránea interporc nutrientes salud selenio Vive en Rosa

El Cerdo y el Selenio

La carne, y en concreto la carne de cerdo, constituye un alimento muy presente en la dieta de los españoles. No sólo por su gran valor gastronómico y cultural, sino por el interesante aporte en nutrientes que conllevan[i],[ii].

Los micronutrientes, como las vitaminas y minerales, son sustancias que el organismo debe ingerir de manera externa a través la dieta, ya que es incapaz de sintetizarlos, o en caso de hacerlo, es en muy pequeña cantidad.

Este es el caso del selenio, que como veremos a continuación se puede obtener a través de la dieta de una gran variedad de alimentos.

Metabolismo

El selenio es capaz de sustituir al azufre en aminoácidos azufrados, como son la metionina, cisteína o cistationina. Por ello, las fuentes dietéticas de excelencia son alimentos proteicos, tanto de origen animal como la carne o el pescado como de origen vegetal como en legumbres, frutos secos y cereales[iii].

Se absorbe fácilmente en el intestino delgado, estando su absorción entre el 50 y el 100% y apenas se ve influenciada por otros factores dietéticos. Su biodisponibilidad a partir de la dieta depende de varios factores, pero en cualquier caso en alimentos como la carne, el pescado, los cereales o los frutos secos es muy alta3.

Se elimina principalmente por orina, las heces y el aire expirado3.

 

Funciones fisiológicas

El selenio ejerce un gran número de funciones en el organismo humano. Para empezar, contribuye[iv]:

  • al funcionamiento normal del sistema inmunitario,
  • a la función tiroidea normal,
  • a la protección de las células frente al daño oxidativo,
  • a la espermatogénesis normal,
  • al mantenimiento del cabello y uñas en condiciones normales.

¿Dónde podemos encontrar el selenio?

La carne de cerdo es uno de los alimentos en donde podemos encontrar este mineral, así por ejemplo presentan alto contenido de selenio la chuleta, el lomo, las costillas, el lomo embuchado, y el solomillo, el jamón cocido y el jamón curado son fuente de este mineral1,2.

¿Cuánto selenio hay que tomar?

La ingesta dietética recomendada para la población española es de 45-55 µg/día de selenio, llegando a 70µg/día en el periodo de lactancia[v]. El estudio ANIBES, que evaluó la adecuación de la dieta a los objetivos nutricionales, mostró que el 15% de la población española no llega a cumplir con las ingestas recomendadas de este nutriente[vi].

Recuerda que una dieta variada y equilibrada es fundamental para cubrir los aportes nutricionales recomendados, y como hemos comentado, el selenio lo podemos encontrar en una gran variedad de alimentos, entre ellos, en multitud de cortes de carne de cerdo que puedes incluir en tu dieta de muchas formas diferentes.

[i] BEDCA [Internet]. Consultado el 30-09-19. Disponible en: http://www.bedca.net/bdpub/index.php

[ii] Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos.

[iii] Gil A. (2010). Tratado de Nutrición. 2º Edición. Panamericana.

[iv] Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012, por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

[v] FESNAD. Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) para la Población Española, 2010. Actividad Dietética. 2010; 14(4):196-197

[vi] Olza J, Aranceta-Bartrina J, González-Gross M, Ortega RM, Serra-Majem Ll, Varela-Moreiras G, Gil A. Reported Dietary Intake and Food Sources of Zinc, Selenium, and Vitamins A, E and C in the Spanish Population: Findings from the ANIBES Study. Nutrients, 2017;9(7):697


Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada dieta mediterránea interporc nutrientes salud Vive en Rosa

Vive a tope comiendo bien

Cómo planificar las comidas de cada día

vive A tope comiendo bien


Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada hábitos dietéticos interporc población infantil salud Vive en Rosa

La condición nutricional y los hábitos dietéticos de la población infantil

En España son cada vez mayores las tasas de sobrepeso y obesidad en la población infantil, lo que genera que se hayan desarrollado diversas patologías crónicas como enfermedades cardiovasculares o hipertensión arterial, entre otras.

Una de las causas principales es que se ha tendido a la eliminación de alimentos como frutas y verduras, así como alimentos frescos, locales y de temporada, aumentando el consumo de productos procesados de alto valor calórico y baja densidad nutricional, llegando a aumentar éstos hasta en un 50%.

Un nuevo estudio

El estudio, bajo el título “Estudio de la condición nutricional y hábitos dietéticos de una población infantil de la Comunidad de Madrid” ha sido elaborado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) en colaboración con INTERPORC.

Este estudio, en el que se han recogido datos de más de 2.600 escolares de la Comunidad de Madrid, indica que las tasas de sobrepeso de este grupo de población resultan elevadas y constituyen un problema de salud pública, siendo la calidad de la dieta y las altas tasas de sedentarismo dos importantes factores de riesgo para su desarrollo.

La carne de cerdo de capa blanca en la alimentación infantil

La carne de cerdo aporta a los más pequeños una cantidad de nutrientes muy variada, necesarios para su crecimiento.

Dentro de una alimentación equilibrada, en el marco de un patrón mediterráneo, es recomendable que los niños consuman todos los grupos de alimentos, adecuando la dieta a cada situación. Así, la ración media de carne para niños entre 4-10 años es de 80-100 g y de 120 g aproximadamente para niños entre 11 y 16 años.

En este sentido, en referencia a la inclusión de la carne de cerdo en la alimentación infantil, SEDCA indica que, como norma general, se puede usar el siguiente truco para estimar una ración media adecuada: un filete magro del tamaño de la palma de la mano del niño, con el grosor de un dedo índice. La recomendación de inclusión se encuentra en torno a 2-3 raciones al día, alternada con otras carnes magras y otras fuentes proteicas como legumbres, pescado o huevo.

En el menú saludable y equilibrado de la población infantil, la carne de cerdo tiene cabida dentro del grupoproteico, proporcionando al niño las vitaminas y minerales necesarios para ayudar a cubrir sus necesidades nutricionales.


Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada dieta mediterránea interporc nutrientes salud Vive en Rosa zinc

El cerdo y el zinc

Desde un punto de vista nutricional, la carne de cerdo constituye un alimento muy completo. No sólo por su alto contenido en proteínas y energía, sino también por la gran cantidad de micronutrientes que nos aporta[i],[ii].

Entre ellos destaca el zinc. Este mineral es un nutriente esencial que debe ingerirse con la dieta de manera externa.

Metabolismo

En los alimentos, el zinc se encuentra asociado principalmente a proteínas, por lo que está muy presente en alimentos proteicos de origen animal como es la carne de cerdo. Se absorbe en el intestino delgado y su biodisponibilidad puede verse condicionada por factores de la dieta. Por ejemplo, alimentos ricos en fitatos (como leguminosas y vegetales de hoja) o fibra pueden disminuir su absorción. Por otro lado, azúcares como la glucosa y lactosa, y determinadas proteínas, contribuyen a aumentar su absorción intestinal[iii],[iv].

A nivel orgánico, el zinc se encuentra presente en una gran cantidad de tejidos y sistemas. Forma parte del sistema musculoesquelético, y se encuentra en la piel, cabello y uñas, así como en órganos internos (destacando el hígado, la próstata, los testículos, el páncreas y los riñones). Además, también está presente en la retina3,4.

Se elimina fundamentalmente a través de las heces (la fracción que no se absorbe a nivel intestinal). así como por orina, aunque en menor medida. El zinc se puede eliminar también a través de la descamación de la piel, el sudor secretado o el crecimiento del pelo4.

 

Funciones fisiológicas

Desempeña un elevado número de funciones, evidenciado por el abanico tan grande de tejidos y sistemas de los que forma parte.

El zinc contribuye[v]:

  • al equilibrio ácido-base normal,
  • al metabolismo normal de macronutrientes (como los hidratos de carbono y ácidos grasos), y de micronutrientes (como la vitamina A),
  • a la síntesis normal del ADN y a la síntesis proteínica normal,
  • a la función cognitiva normal,
  • a la fertilidad y reproducción normales,
  • al mantenimiento de los huesos en condiciones normales,
  • al mantenimiento del cabello, piel y uñas en condiciones normales,
  • al mantenimiento de la visión en condiciones normales,
  • al funcionamiento normal del sistema inmunitario,
  • al mantenimiento de niveles normales de testosterona.
  • a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • al proceso de división celular.

¿Dónde podemos encontrar el zinc?

Como hemos mencionado, el zinc se encuentra mayoritariamente en alimentos proteicos de origen animal. Un ejemplo de estos es la carne de cerdo, y concretamente muchos de sus cortes y derivados nos aportan este mineral.

Por ejemplo, la cabezada de cerdo es rica en zinc y el lomo, el solomillo la chuleta, el jamón cocido y el lomo embuchado son fuente de este mineral1,2.

¿Cuánto zinc hay que tomar?

La ingesta dietética recomendada para la población general española es de 7-11 mg/día de zinc. Poblaciones concretas, como las embarazadas y mujeres en periodo de lactancia, tienen aumentados sus requerimientos hasta 12 mg/día[vi]. El estudio ANIBES, que evaluó la adecuación de la dieta según los objetivos nutricionales, mostró que el 92% de la población española no cumplía con las ingestas recomendadas de zinc[vii].

Para alcanzar la ingesta recomendada de zinc, basta con seguir una dieta variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos. Los múltiples cortes de cerdo, así como sus derivados, pueden incluirse en numerosas recetas, y nos ayudarán a cubrir los requerimientos de este nutriente tan importante.

[i] Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos.

[ii] BEDCA [Internet]. Consultado el 30-09-19. Disponible en: http://www.bedca.net/bdpub/index.php

[iii] Gil A. (2010). Tratado de Nutrición. 2º Edición. Panamericana.

[iv] Rubio C., González Weller D., Martín-Izquierdo R. E., Revert C., Rodríguez I., Hardisson A. El zinc: oligoelemento esencial. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2007 Feb; 22 (1): 101-107. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112007000100012&lng=es.

[v] Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012, por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

[vi] FESNAD. Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) para la Población Española, 2010. Actividad Dietética. 2010; 14(4):196-197

[vii] Olza J, Aranceta-Bartrina J, González-Gross M, Ortega RM, Serra-Majem Ll, Varela-Moreiras G, Gil A. Reported Dietary Intake and Food Sources of Zinc, Selenium, and Vitamins A, E and C in the Spanish Population: Findings from the ANIBES Study. Nutrients, 2017;9(7):697


Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada dieta mediterránea interporc nutrientes proteínas salud Vive en Rosa

Beneficios de la carne de cerdo

La carne de cerdo y sus derivados son alimentos con un perfil nutricional muy interesante y completo. Muchos de los nutrientes que aportan son esenciales, y van a desempeñar funciones importantes en el organismo.

Beneficios de la carne de cerdo.pdf


Artículo original publicado aquí

Categorías
ácido oleico alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada dieta mediterránea interporc nutrientes proteínas salud Vive en Rosa

El cerdo y el ácido oleico

Los beneficios de la Dieta Mediterránea, patrón dietético por excelencia en países como España, han sido ampliamente investigados[1]. No en vano, España es de los países con mayor esperanza de vida[2].

La carne tiene un papel destacado en nuestra dieta, como la de cerdo y sus derivados, evidenciado por el gran número de platos que los incluyen. El consumo de carne fresca de cerdo por persona y año fue de 9,99 kilos en 2018, siendo Castilla y León, Aragón y Galicia, de las Comunidades Autónomas con mayor consumo[3].

La carne de cerdo es un alimento muy completo. No sólo aporta macronutrientes, como ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico, sino que es también fuente de vitaminas y minerales. Por lo tanto, es un alimento que nos aporta energía, elementos estructurales y nutrientes necesarios para el organismo[4].

El perfil graso del cerdo es uno de los más variados. Contrario a la opinión popular, el cerdo aporta ácidos grasos insaturados en mayor proporción que las grasas saturadas[5].

Alimento Lípidos totales (g) AGS (g) AGM (g) AGP (g) Colesterol (mg)
 Cerdo, carne magra 8,3 2,68 3,47 1,27 69
 Cerdo, carne semigrasa 23 7,43 9,62 3,51 72
 Cerdo, chuleta 29,5 9,52 12,33 4,51 72
 Cerdo, lomo (3% grasa) 2,65 0,9 1,1 0,65 58
 Cerdo, paletilla 29,2 9,43 12,21 4,47 69
 Cerdo, solomillo 5,1 2,05 2,37 0,44 72
 Chorizo 21-31 8 -12 9-14 3-4 72
 Jamón cocido 10,8 3,49 4,49 1,65 45
 Jamón Serrano 13 4,4 5,09 1,26 70
 Lomo embuchado 20,7 6,68 8,65 3,17 69
 Salchichón 38,1 12,3 15,93 5,83 72

El contenido en grasa depende de determinados factores, como la especie y edad del animal, el sexo, la alimentación recibida y cortes, entre otros. A continuación, se indica el perfil graso (en gramos por 100 g) del cerdo y sus derivados, así como de ciertos cortes[6]:

Abreviaturas: AGM (Ácidos Grasos Monoinsaturados), AGP (Ácidos Grasos Poliinsaturados), AGS (Ácidos Grasos Saturados)

Independientemente del corte y tipo de alimento, el contenido en ácidos grasos monoinsaturados es curiosamente superior al de otras grasas, como las saturadas y poliinsaturadas. Dentro del grupo de las monoinsaturadas, destaca el ácido oleico5.

El Ácido Oleico

En comparación con otros alimentos, el aceite de oliva es el que tiene mayor contenido en este ácido graso. ¿Alguna vez has oído la expresión de que “el cerdo es un olivo con patas”? Esto es porque la mayor parte de grasa monoinsaturada que tiene el cerdo (~42%) está compuesta por ácido oleico5. Por ejemplo, en el lomo y la chuleta de cerdo el ácido oleico representa el 47% respecto al total de las grasas[7].

Independientemente del perfil del alimento, hay que recordar que las grasas son nutrientes fundamentales. Desempeñan funciones muy importantes, además de aportar energía, forman parte de estructuras y membranas biológicas y son también precursoras de hormonas y otras moléculas de señalización celular. Por otro lado, la grasa es un nutriente que contribuye en gran medida a la palatabilidad de los alimentos[8]. En cualquier caso, las grasas deben ingerirse en la dieta siempre teniendo en cuenta que no todas son iguales y hay que mantener su consumo dentro de las recomendaciones ya que el consumo excesivo podría causar riesgos para la salud.

https://interporc.com/2018/01/08/papel-carne-cerdo-dieta-mediterranea

https://interporc.com/2019/08/21/carne-de-cerdo-y-esperanza-de-vida?cat=blog/vive-en-rosa

El porcino representa el 43% del consumo total de carnes en España

Síntesis de las características nutricionales de la carne de cerdo: blanca y saludable

[1] Martínez-González MA et al. Circ Res. 2019 Mar;124(5):779-798.

[2] World Health Organisation. World Health Statistic 2018 [Internet]. Consultado el 23-09-19. Disponible en: https://www.who.int/gho/publications/world_health_statistics/en/

[3] Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Informe del consumo alimentario en España 2018 [Internet]. Consultado el 23-09-19. Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/alimentacion/temas/consumo-y-comercializacion-y-distribucion-alimentaria/panel-de-consumo-alimentario/ultimos-datos/

[4] Astiasarán Anchía I, Martínez Hernández JA, Ansorena Artieda D. Alimentos, composición y propiedades. Madrid. MacGRAW-HILL.

[5] Fundación Española de la Nutrición (FEN). Carnes y productos cárnicos: Cerdo. 345-346. Disponible en: http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/cerdo.pdf

[6] Moreiras O, Carbajal A, Cabrera L, Cuadrado C. Tablas de composición de alimentos. Guía de prácticas. 17ª ed. Madrid: Ediciones Pirámide; 2015

[7] Base de datos española de composición de alimentos, BEDCA. Disponible en: https://www.bedca.net/bdpub/

[8] Gil Hernández A. (2010). Tratado de Nutrición. 2º Edición. Panamericana.


Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

El cerdo y la dietoterapia

La carne, como la carne de cerdo y sus derivados, son un elemento inconfundible de nuestra dieta. Forma parte de una alimentación variada y equilibrada, y como tal, está también presente en las dietas de centros hospitalarios. La dietoterapia es la disciplina que aplica los principios científicos de la nutrición y la dietética a la alimentación del individuo enfermo.

No en vano la presencia de desnutrición en sujetos con patologías suele ser frecuente[i]. La desnutrición hospitalaria es uno de los factores directamente relacionados con el aumento de la mortalidad en los centros sanitarios de nuestro país, así como un factor de peor pronóstico y evolución en el transcurso de enfermedades[ii]. De acuerdo con el estudio PREDyCES, elaborado por la SENPE (Sociedad Española de Nutrición Enteral y Parenteral), se estima que el 23% de los pacientes ingresados están en riesgo de desnutrición. Otros estudios fijan dicho riesgo en hasta el 50% de los pacientes hospitalizados1. Datos preocupantes, que agravan los costes hospitalarios[iii].

Las patologías crónicas, estancias prolongadas, estados graves, dificultad para la ingesta, y la escasa relevancia del aspecto nutricional en el ámbito clínico son todos ellos factores agravantes, los cuales predisponen a que los pacientes se desnutran1,[iv].

Se pueden clasificar en 3 grupos las diferentes formas de desnutrición:

  • Desnutrición calórica o tipo marasmo: déficit grave y prolongado de energía y proteínas, o mala utilización de los mismos. Hay pérdida de masa grasa y masa muscular.
  • Desnutrición proteica o tipo kwashiorkor: disminución del aporte proteico o aumento de las necesidades de proteína y energía debido a una situación de estrés metabólico. Es frecuente que aparezcan edemas al disminuir las proteínas en sangre, que pueden provocar una falsa sensación de aumento de peso.
  • Desnutrición mixta: engloba las anteriores4,[v].

Tanto en el ámbito hospitalario como a nivel doméstico, la dietoterapia constituye una herramienta que contribuye a la mejoría de los pacientes. A continuación, se desglosan algunas de las dietas en donde destaca la presencia de alimentos proteicos, como la carne de cerdo.

Dietas Hipercalóricas e Hiperproteicas

Son dietas de hasta 3.000 kcal y con un 26% del aporte energético bajo la forma de proteínas. Se pautan en pacientes que tienen aumentados sus requerimientos, como por ejemplo oncológicos, estados sépticos o infecciosos graves, politraumatizados, grandes quemados o pacientes con SIDA[vi].

El cerdo contribuye a alcanzar tanto las calorías como el aporte proteico necesarios, por lo que su presencia en estas dietas es frecuente6.

Dietas de Textura Modificada

Orientadas a pacientes que tienen alterado en mayor o menor grado la función de la masticación y/o deglución. El objetivo es el de proporcionar una alimentación completa y cubrir los requerimientos de nutrientes6.

En la dieta túrmix, por ejemplo, se puede incorporar el cerdo triturado, como aporte energético y de proteínas. De esta manera, y junto con el resto de grupos de alimentos se pueden proporcionar los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos nutricionales del paciente6.

Dietas Progresivas

Comprende la dieta líquida, semilíquida, semiblanda, y finalmente blanda. Son dietas pautadas durante la recuperación de las funciones digestivas o para la preparación de una prueba diagnóstica (p. ej. tras una operación, o tras reposo digestivo por una pancreatitis aguda). Nutricionalmente son incompletas, por lo que están pensadas para periodos cortos. El objetivo es ir logrando una adaptación digestiva progresiva en cada fase, antes de pasar a la siguiente6.

En la líquida y semilíquida se puede emplear el cerdo para elaborar un caldo desgrasado. En la semiblanda se puede incluir jamón cocido y en la blanda, para alcanzar los requerimientos proteicos y energéticos, se pueden introducir las partes magras, por ejemplo, lomo a la plancha6.

https://interporc.com/2018/01/29/beneficios-de-la-carne-de-cerdo-2?cat=blog/vive-en-rosa

https://interporc.com/2019/03/13/valoracion-nutricional-carne-de-cerdo-aporte-proteico?cat=blog/vive-en-rosa

[i] SENPE. Consenso multidisciplinar sobre el abordaje de la desnutrición hospitalaria en España [Internet]. 2011. Consultado el 24-09-19. Disponible en: https://senpe.com/documentacion/consenso/SENPE_Consenso_Multidisciplinar_Abordaje_Desnutricion_ESP.pdf

[ii] Chivu EC, Artero-Fullana A, Alfonso-García A, Sánchez-Juan C. Detección del riesgo de desnutrición en el medio hospitalario. Nutr Hosp 2016;33:894-900

[iii] Leon-Sanz M. PREDyCES study: The cost of hospital malnutrition in Spain. Nutrition. 2015 Sep;31(9):1096-102.

 [iv]Gil A. Tratado de Nutrición, Tomo IV. Nutrición Clínica. 2ª edición. Ed Médica Panamericana. Madrid, 2010.

[v] Waitzberg DL, Ravacci GR, Raslan, M. Desnutrición hospitalaria. Nutrición Hospitalaria. 2011:26(2);254-264.

[vi] Cuervo Zapatel M, Ruiz de las Heras de la Hera A. Alimentación hospitalaria. Vol 2: Dietas hospitalarias. Ediciones Díaz de Santos; 2013.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

La carne de cerdo fresca y magra en la función cognitiva

Son ya bien conocidos los beneficios nutricionales de la carne de cerdo, una carne saludable, que por ejemplo, aporta proteínas de elevado valor biológico, vitaminas y minerales, pero ¿qué sabemos sobre su efecto en la función cognitiva?

Un reciente estudio publicado en la revista científica NutrientsA Mediterranean Diet with Fresh, Lean Pork Improves Processing Speed and Mood: Cognitive Findings from the MedPork Randomised Controlled Trial” (“Una dieta mediterránea con carne de cerdo fresca y magra mejora la velocidad de procesamiento y el estado de ánimo: hallazgos cognitivos del ensayo controlado aleatorio de MedPork”) evaluó la capacidad de la dieta Mediterránea en la que se incluyó carne de cerdo fresca y magra en la mejora de la función cognitiva[i].

Este estudio examinó los efectos de la dieta Mediterránea con una ingesta de 2-3 raciones semanales de carne saludable de cerdo fresca y magra respecto a una dieta control baja en grasas sin esta ingesta de carne de cerdo1.

Los resultados reflejaron que la dieta con la ingesta de carne de cerdo fresca y magra produjo un mayor rendimiento de velocidad de procesamiento y puntuaciones más altas para el funcionamiento del rol emocional, y, por lo tanto, podría mejorar la demencia. Así se concluyó que una dieta Mediterránea que incluye carne de credo fresca y magra lleva a resultados cognitivos positivos1.

La dieta mediterránea aporta muchos beneficios, es rica en nutrientes bioactivos, incluidos ácidos grasos mono y poliinsaturados, polifenoles, flavanoles (derivados de los flavonoides), carotenoides, vitaminas esenciales y fibra. Además, estudios observacionales han demostrado que las poblaciones que siguen una dieta mediterránea tradicional experimentan menos deterioro cognitivo y un menor riesgo de demencia[ii],[iii].

Pero ¿qué es exactamente la función cognitiva y por qué se relaciona con la demencia? Pues es, entre otras funciones, la habilidad de aprender, memorizar, organizar, resolver problemas, concentrarse, mantener la atención, hacer buen uso del lenguaje, realizar cálculos, etc.[iv]. Y la demencia se caracteriza por el deterioro de esta, implicando el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento, la orientación, el cálculo, entre otros síntomas[v].

Así, la Fundación Dieta Mediterránea recomienda un consumo de carne de 2-4 veces por semana dentro de una dieta variada y equilibrada[vi]. Por lo tanto, se ha demostrado que la dieta mediterránea, incluyendo en ella el consumo de carne de cerdo magra, juega un papel importante en la función cognitiva, siempre dentro del marco de una dieta variada y equilibrada.

[i] Wade A, Davis C, Dyer K, Hodgson J, Woodman R, Keage H et al. A Mediterranean Diet with Fresh, Lean Pork Improves Processing Speed and Mood: Cognitive Findings from the MedPork Randomised Controlled Trial. Nutrients. 2019;11(7):1521.

[ii] Anastasiou, C.A.; Yannakoulia, M.; Kosmidis, M.H.; Dardiotis, E.; Hadjigeorgiou, G.M.; Sakka, P.; Arampatzi, X.; Bougea, A.; Labropoulos, I.; Scarmeas, N. Mediterranean diet and cognitive health: Initial results from the Hellenic Longitudinal Investigation of Ageing and Diet. PLoS ONE 2017, 12, e0182048.

[iii] Scarmeas, N.; Stern, Y.; Tang, M.-X.; Luchsinger, J.A. Mediterranean diet and risk for Alzheimer’s disease. Ann. Neurol. 2011, 59, 912–921.

[iv] Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. Tome control de su Esclerosis Múltiple. Disponible en: www.nationalSSociety.org/espanol

[v] Organización Mundial de la Salud. Demencia. 14 de mayo de 2019. Disponible en: www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia

[vi] Dieta Mediterránea [Internet]. Fundación de la dieta mediterránea [Acceso 29/07/2019]. Disponible en: https://dietamediterranea.com/nutricion-saludable-ejercicio-fisico/#piramide

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales dieta equilibrada interporc nutrientes proteínas recetas de cerdo salud Vive en Rosa

COMPLEMENTAR LA DIETA: COMBINAR DIFERENTES ALIMENTOS EN RECETAS CON CERDO

La clave de una buena alimentación está en complementar los alimentos, para alcanzar un equilibrio en la ingesta de nutrientes ya que ningún alimento natural cuenta con todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, cada uno se caracteriza por una composición única.

Descargar infografía completa

Descargar infografía completa

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación saludable bondades nutricionales cortes magros dieta equilibrada interporc proteínas salud Vive en Rosa

La carne de cerdo, una joya alimentaria en todas las etapas de la vida

La carne de cerdo de capa blanca “es una auténtica joya alimentaria gracias a sus numerosas bondades nutricionales, su contenido en proteínas de calidad -entre un 16 y un 20%- vitaminas, minerales y su perfil lipídico en grasas, que se asemeja al que necesita nuestro organismo”, según palabras del catedrático de Nutrición Deportiva y responsable de la Unidad de Nutrición, Metabolismo y Composición Corporal de la Real Federación Española de Fútbol, Antonio Escribano.

Para Escribano, introducir la carne de cerdo de capa blanca en la alimentación es “absolutamente imprescindible porque necesitamos esas proteínas buenas que solo contienen productos como la carne, el pescado o los frutos secos”.

En este sentido, ha resaltado que la carne “debe consumirse entre 4 a 5 veces por semana y no debemos dejarnos llevar por tendencias, que incluso con buena voluntad, pretenden eliminar este producto de nuestra alimentación, lo que está fuera de toda lógica”.

La carne de cerdo también es ideal para una dieta equilibrada. Los cortes magros de la carne de cerdo presentan un bajo aporte calórico, 104 kcal por cada 100 gramos de lomo de cerdo, proteínas de alto valor biológico, y un moderado aporte graso en el que priman los ácidos grasos insaturados. Además, contiene zinc, fósforo o potasio como minerales más destacados, y se caracteriza por su contenido en vitaminas del grupo B como la B1, B3, B6 y B12.

Artículo original publicado aquí

Categorías
dieta equilibrada interporc portada Prensa propiedades nutricionales

La carne de cerdo, rica en proteínas, favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario

  • INTERPORC organiza el “Taller de alimentación y el papel de la carne de cerdo de capa blanca” para los alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria del Centro de Educación Infantil y Primaria San Roque.
  • Los expertos subrayan la importancia de una alimentación variada y equilibrada, complementada con un estilo de vida saludable, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos en las cantidades recomendadas.

Madrid 23 de enero de 2019: “La carne de cerdo, rica en proteínas, favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario”, tal y como se ha afirmado en el “Taller de alimentación y el papel de la carne de cerdo de capa blanca” organizado por INTERPOC,  la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca, los días 22 y 23 de enero en el Centro de Educación Infantil y Primaria San Roque, en Almendralejo, por la nutricionista Lydia Serrano.

Durante el taller, Serranoha explicado a los alumnos el papel de la carne de cerdo como alimento que debe estar presente en la dieta mediterránea, recalcando la importancia de llevar una alimentación variada y equilibrada, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos en las cantidades recomendadas para cada uno, sin olvidar complementarla con un estilo de vida saludable en el que se incluya un buen descanso y ejercicio físico.

Además, se ha destacado que la carne de cerdo de capa blanca es una importante fuente de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales participan en la formación de glóbulos rojos, favorecen la actividad de las tiroides y son necesarios para el buen funcionamiento de los huesos y dientes. También, ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y favorece el buen funcionamiento del metabolismo.

La experta nutricionista ha señalado que es importante hacer al menos 5 comidas al día en las que se incluyan frutas, verduras, alimentos con proteínas, cereales integrales y tubérculos.

Tras la explicación, los alumnos han elaborado unas tapas saludables y sencillas, utilizando el cerdo de capa blanca como ingrediente principal, que ellos mismos podrán volver a cocinar en casa con sus familias.

Con este taller INTERPORC ha querido transmitir a los alumnos la importancia de llevar unos hábitos de vida saludable y que comer sano también es divertido, fácil y rico.

Artículo original publicado aquí

Categorías
dieta equilibrada interporc Prensa propiedades nutricionales webinars

La calidad proteica y el bajo contenido en grasa de la carne de cerdo la hacen imprescindible dentro de una dieta equilibrada

  • INTERPORC ha organizado tres webinars informativos en los que ha destacado el perfil lipídico y las cualidades nutricionales de la carne de cerdo de capa blanca
  • La mayor parte de la carne de cerdo, más del 55%, es grasa polinsaturada, es la carne con menos colesterol y con muy pocas calorías, dependiendo del corte

Madrid, a 2 de enero de 2019.- La buena calidad de la proteína de la carne de cerdo de capa blanca y su buen perfil lipídico la hacen un alimento imprescindible a incluir dentro de una dieta equilibrada, según algunas de las conclusiones expuestas en los tres webinars organizados por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC).

Bajo el título “Las proteínas, su importancia en la alimentación. Qué cantidad y calidad se debe ingerir” los cursos, impartidos por una experta nutricionista durante el mes de diciembre, hicieron hincapié en que la carne de cerdo aporta un 16-25 % de proteínas de buena calidad.

En este sentido, las proteínas son necesarias por ejemplo, para el normal crecimiento y desarrollo de los huesos en niños o para aumentar y conservar la masa muscular.

Por otra parte, la mayor parte de la carne de cerdo, más del 55%, es grasa polinsaturada, en concreto en forma de ácido oleico, es la que tiene menos colesterol y además se trata de una carne con muy pocas calorías, dependiendo del corte, por lo que resulta un alimento de calidad, que los expertos recomiendan consumir de tres a cuatro veces por semana.

Durante los webinars, en los que han participado un centenar de personas, han permitido desmontar algunos falsos mitos sobre la carne de cerdo y sus elaborados. La carne de cerdo de capa blanca es una importante fuente de vitaminas y minerales como el selenio, el zinc, el hierro y el fósforo

INTERPORC organiza numerosas acciones de este tipo que tienen como principal objetivo mejorar la percepción de la carne y elaborados del cerdo de capa blanca trasladando a consumidores y profesionales de la salud sus propiedades nutritivas, sus ventajas saludables y su alta calidad.

Artículo original publicado aquí