Categorías
Artículos y Entrevistas cambio climático interporc Manuel García sector porcino español

SECTOR PORCINO: MUCHO QUE DECIR EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Mientras Madrid se convierte en la capital de la Cumbre del Clima donde se reúnen expertos, jefes de Estado y ministros para negociar y sentar las bases para la lucha contra el cambio climático, miles de ganaderos del sector porcino de nuestro país trabajan en su día a día protegiendo las zonas rurales que les acogen y donde se asienta su actividad desde hace siglos.

El sector porcino no es en absoluto ajeno a la problemática medioambiental, toda vez que nuestros ganaderos llevan siglos trabajando en plena naturaleza y son los primeros defensores de una actividad que protege el entorno que nos acoge generación tras generación. En España, la producción porcina es una actividad moderna y respetuosa con el medio ambiente. Sin embargo, debemos reconocer que, al igual que con el resto de sectores ganaderos, nuestra imagen pública no se corresponde en la medida justa con la realidad de un sector que en los últimos años ha cambiado, y mucho.

Eso se debe a varios factores, entre ellos, creo que de especial significancia, el desconocimiento de una buena parte de la sociedad, que es cada vez más urbanita y está más alejada de las zonas rurales; y el ataque de colectivos que desdibujan la verdad del modelo de producción español, el más proteccionista del mundo con el medio ambiente.

Tenemos que luchar contra ese desconocimiento y contra las falsedades que salpican a nuestro sector. Y para ello debemos seguir realizando un importante esfuerzo en comunicación para trasladar de forma efectiva a la sociedad quiénes somos y lo mucho que aportamos. Porque la verdad está de nuestra parte, y por eso podemos decir con mucho orgullo que en las tres últimas décadas el sector porcino de capa blanca español ha experimentado una profunda transformación que nos ha convertido en líderes internacionales y en referentes de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’: profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente.

En este último aspecto, el cuidado del medio ambiente, hay que subrayar que España aplica el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo, lo que nos ha llevado, entre otras mejoras, a reducir nuestro consumo de agua, de energía y de emisiones de gases de efecto invernadero en todos los procesos, desde la granja a la mesa.

Las cifras señalan que la actividad porcina -que cuenta con más de 80.000 granjas, gestiona una gran cantidad de territorio y emplea a 300.000 personas- tan solo genera el 1,9% de los gases de efecto invernadero (GEI). Esa es una cifra muy alejada de lo que se quiere dar a entender a la opinión pública, que también desconoce el esfuerzo que hemos realizado en los últimos años y que nos han llevado a reducir en un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido, en un 38% las emisiones de óxido nitroso y en un 14% las emisiones GEI por la gestión de estiércoles. Y seguimos trabajando de cara al futuro para disminuirlas aún más.

Por otro lado, en cuanto a la huella hídrica, hay que señalar que el agua total consumida al año por el sector porcino es de unos 54 hm3, lo que supone tan solo el 0,05% del total de agua disponible en España. Gracias a la innovación y a la concienciación de los ganaderos se ha conseguido disminuir un 30% el uso de agua por kilo de carne producido. Y también en este aspecto mantenemos un fuerte compromiso para seguir reduciendo el uso de agua.

Así mismo, cabe destacar que el sector porcino español cuenta con instalaciones ganaderas modernas, acondicionadas para reducir la producción de residuos y para gestionarlos correctamente a través de su reciclado o reutilización. Utilizamos la energía de manera eficiente y muchas granjas son abastecidas por energías renovables.

La clara reducción de las emisiones GEI, el consumo responsable de agua y la eficiencia energética en el sector porcino son tres claros ejemplos de que estamos trabajando duramente en la lucha contra el cambio climático. Nuestra concienciación con la sostenibilidad es firme. Pero también debemos tener en cuenta que ese nivel de exigencia no puede llevarnos a olvidar lo que hacemos en esta materia y a trasladar con orgullo a toda la sociedad que estamos entre los países más avanzados del mundo en la protección del medio ambiente.

Manuel García

Presidente de INTERPORC

Artículo original publicado aquí

Categorías
Alberto Díez ANDA Artículos y Entrevistas Asociación Nacional para la Defensa de los Animales bienestar animal cerdo IAWS porcino selllo

“El sello ‘Bienestar Animal Certificado’ pone en manos de los consumidores la posibilidad de elección libre y responsable en función de sus intereses e inquietudes

Alberto Díez: director de La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales

“El sello ‘Bienestar Animal Certificado’ pone en manos de los consumidores la posibilidad de elección libre y responsable en función de sus intereses e inquietudes

  

ANDA ha dado su visto bueno al Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad Interporc Animal Welfare Spain (IAWS) y su correspondiente sello de “Bienestar animal certificado”. ¿Qué cuestiones habéis considerado más interesantes?

Que se incluya un nivel en el que se incorporan los aspectos de bienestar animal que van más allá de los mínimos legales y que consideramos básicos para garantizar la protección de los animales: el mantenimiento de cerdas lactantes en grupos y en libertad, la reducción de las densidades en todos los sistemas, la utilización de paja como material de cama y enriquecimiento, la prohibición de raboteo, la mejora en los sistemas de castración y la introducción de un tiempo máximo para los transportes de animales vivos.

¿Cuáles cree que son los aspectos que más valora el consumidor a la hora de comprar un alimento de origen animal?

El concepto de un producto de “calidad” ha cambiado en los últimos años y a día de hoy, además de la seguridad alimentaria y el precio, los consumidores integran en este concepto otras variables como la sostenibilidad medioambiental, el desarrollo rural y de forma muy destacada el bienestar animal. La percepción y valoración de lo barato o caro es ahora más relativa que nunca y se busca, y paga, aquel producto que mejor satisfaga nuestras inquietudes.

¿Qué aporta este sello a los consumidores?

La posibilidad de distinguir los productos no solo en función de su precio sino también en función del sistema de cría y el bienestar animal incorporado a los mismos. En definitiva, pone en manos de los consumidores la posibilidad de elección libre y responsable en función de los intereses e inquietudes de cada persona particular.

¿Cómo cree que reciben los consumidores este tipo de sellos de certificación?

Indudablemente de forma positiva. Los sellos de certificación en bienestar animal ordenan los lineales de los supermercados y, por lo tanto, capacitan a los consumidores para realizar compras responsables. El consumidor agradece la posibilidad de adquirir productos de acuerdo a sus criterios y prioridades.
 

Artículo original publicado aquí

Categorías
Artículos y Entrevistas bienestar animal cerdo Enrique Coma-Cros Dualde Exportaciones IAWS Oca Instituto de Certificación porcino sello

“El sello BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO garantiza la máxima transparencia y rigor técnico”

Enrique Coma-Cros Dualde, Oca Instituto de Certificación

“El sello BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO garantiza la máxima transparencia y rigor técnico”

  

¿Cuál ha sido el papel de vuestra empresa en el desarrollo del sello “BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO”?

Desde OCA INSTITUTO DE CERTIFICACIÓN S.L.U., hemos asesorado sobre el contenido técnico de los diversos requisitos, los reglamentos y los criterios de certificación, con el propósito de que los mismos fueran auditables de manera objetiva, comprensibles e implementables por parte de todos los operadores de la cadena de producción.

 ¿Quién acredita que una granja o producto lleve el sello IAWS?

La Acreditación en España es competencia de ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), la cual evalúa la competencia técnica, independencia e imparcialidad de las entidades de certificación que operaran en el mercado nacional. Con ello se asegura que dichas entidades son competentes y que cuentan con auditores formados y cualificados.

Las entidades de certificación, para las cuales se requiere que dispongan de la acreditación de ENAC, son las que llevarán a cabo los procesos de certificación de cada una de las empresas u operadores.

¿ Y si el resultado de las auditorías es positivo?

Siempre que el resultado de las auditorías sea satisfactorio, se comunicará a INTERPORC para que se conceda el número de certificación. La Entidad de Certificación emitirá el correspondiente certificado más el anexo técnico, con ese número de certificado.

A partir de ese momento la empresa u operador que dispone del certificado y uso de la marca “BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO”, puede hacer uso de la misma siempre que esté asociada a los productos objeto del alcance de la certificación (ganado porcino, canales de porcino, despiece de porcino, productos cárnicos porcinos).

¿Quién puede hacer uso del sello “BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO”?

Una vez obtenido, el sello, se puede utilizar en los albaranes o documentos de transacción comercial, en etiquetas, envases o embalajes de los productos, material comercial, etc.

Obtener este sello de certificación supone someterse a un examen voluntario ¿cuáles son las principales ventajas?

Se trata de un mismo sello válido tanto a nivel nacional como internacional. Todas las empresas van a utilizar el mismo sello, lo cual permite comunicar de manera efectiva y eficiente a los consumidores sobre la certificación “BIENESTAR ANIMAL CERTIFCADO”.

El sello “BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO” no está condicionado a los criterios o voluntades de una determinada empresa u organización, que pueda de manera unilateral y sin control de terceros, modificar los requisitos y el sistema de certificación. Tampoco se permite que cada entidad de certificación entregue una “marca o logo” de certificación diferente, lo cual acaba confundiendo al consumidor.

Para obtener el sello o marca de certificación, todas las empresas u operadores deben cumplir los mismos requisitos, en función de su actividad y alcance de la certificación, superar las correspondientes auditorías realizadas por empresas externas e independientes de INTERPORC, sin ninguna relación o vinculación económica, y consecuentemente con la máxima transparencia y rigor técnico.

 

 

Artículo original publicado aquí