Categorías
compromiso bienestar animal certificado Congreso AECOC interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español

Alberto Herranz: “‘Compromiso Bienestar Certificado’ garantiza los mayores estándares de bienestar animal con criterios científicos”

  • El sello de certificación de INTERPORC ha sido elaborado y evaluado por un Comité Científico de expertos independientes
  • El director de INTERPORC destaca que “el Reglamento IAWS, que establece los requisitos necesarios para la obtención del sello, sigue la línea de los elaborados por la RSCPA y Red Tractor los de mayor prestigio del mundo”

Madrid, a 11 de marzo de 2020.- El sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’, “establece exigentes requisitos basados en criterios científicos, que son los que deben imponerse por encima de cualquier otro criterio para garantizar los mayores estándares en bienestar animal, por eso, desde INTERPORC encomendamos su creación a un Comité Científico de expertos independientes”.

Además, según ha destacado Herranz en el 20 Congreso AECOC que se ha celebrado en Lérida, “en su elaboración ha sido sometido a la consideración de las empresas del sector, certificadoras y organizaciones de protección y defensa de los animales, que han aportado sus sugerencias, por lo que cuenta con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre todos los implicados en el bienestar”.

El director de INTERPORC ha detallado que para la obtención del sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’ “todos los operadores se someten a rigurosas evaluaciones que realizan entidades de certificación independientes, lo que garantiza la objetividad de las mismas”.

Transparencia, rigurosidad y adaptado a una mejora continua

Alberto Herranz ha explicado que existen tres tipos de Reglamentos: los objetivos, que tienen en cuenta las características del animal, los recursos y el entorno en el que se desarrollan; los subjetivos, que solo contemplan los aspectos relacionados con el animal; y los mixtos, que combinan ambos. En la elaboración del “Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”, que establece los requisitos para la obtención del sello, se ha optado por una “fórmula mixta siguiendo la línea de los elaborados por la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSCPA) y Red Tractor, los más prestigiosos del mundo”.

Además, ha añadido, es un “documento público y transparente, que puede ser consultado, incluso en la propia web de INTERPORC y está concebido como una herramienta de mejora continua para poder dar respuesta a nuevas sugerencias y a sucesivas necesidades del sector y a los consumidores finales”.

Estas declaraciones las ha realizado en el marco de la mesa redonda “La carnicería del futuro” del 20º Congreso Aecoc de Carnes y Productos Cárnicos.

En ella, Santiago Aliaga, Controller en Vall Companys y Consejero de Zyrcular Foods, ha destacado que hay que saber qué ingresos va a tener el consumidor del futuro ya que nos indicará qué le podremos ofrecer que sea sostenible.

María Sánchez, directora general de Cedecarne, ha señalado que hay cambios en el consumidor por distintas circunstancias sociales. Esto hay que revertirlo y adaptar la gama de producto a las necesidades de estas nuevas familias.

Por su parte, Fernando Calpe, director de Desarrollo de Negocio de Costa Brava Mediterranean Foods, expresó que hay que poner al cliente en el centro de la organización y hacer aquello que el consumidor pide, lo que requiere un gran trabajo desde el punto de vista de la comunicación, un tema hacia el que también apuntó Alberto Herranz, que afirmó que “hay que trabajar en profundidad la comunicación y saber que entran en juego nuevos factores que vienen de fuera como el Green Deal o la exigencia de la responsabilidad social de las compañías cárnicas y ganaderas.” También afirmó que “el consumidor debe implicarse. Nosotros hemos apostado por los millenials y la generación Z. Demandan más información sobre todo de la producción primaria. Muchos viven solos y quieren productos fáciles de preparar y hay que darles ideas de versatilidad”.

Artículo original publicado aquí