Categorías
Me traslado Mudanzas mudanzas nacionales mundazas económicas

Viajar en coche con perro: claves

Viajar en coche con perro es una actividad muy frecuente. Nuestras mascotas nos quieren acompañar a muchos lugares y nosotros encantados, ¿verdad? Nuestros amigos no pueden faltar en esas excursiones en la montaña o por esas escapadas en la playa. También a veces los tenemos que transportar en nuestro coche para su visita correspondiente al veterinario. Y quién sabe si te acompañará en tu próxima mudanza.

En este sentido es fundamental contar con un sistema de retención seguro, así como cumplir con la legislación vigente en España.

Saber cómo colocar correctamente a nuestro perro en el coche no es una tarea difícil pero conviene conocer las claves para no comprometer la seguridad de tu mejor [email protected] Hoy, en Grupo Cariño te vamos a mostrar cómo viajar con un perro en coche, teniendo en cuenta la legislación española.

CÓMO VIAJAR EN COCHE CON PERRO

En primer lugar, debes saber que nunca se debe transportar un perro suelto en el vehículo ya que puede provocar distracciones e incluso interferir en la conducción, con el alto riesgo que ello implica.

Para garantizar la seguridad de todos los ocupantes del vehículo existen varios sistemas. Vamos a repasar las ventajas e inconvenientes de algunos de ellos:

Transportín: Son muy útiles para el coche, y también sirven para otros medios de transporte. El problema es que si tu perro es un pastor alemán, nos parece que esta no es la mejor opción. Solo sirven para animales pequeños o medianos.

Existen muchos modelos como, por ejemplo, los transportines plegables. Estos sistemas se pueden colocar en los asientos traseros o en la zona inferior de los asientos de atrás, en los pies. No obstante, en caso de accidente, si no están bien fijados, los animalitos no quedan libres de lesiones.  Al igual que el pegable, el transportín rígido también es una buena opción para transportar al perro en un viaje, pero es más seguro en caso de impacto.

Arnés:

Respecto al arnés como sistema para viajar en coche con perro podemos encontrar dos tipos principalmente: de un solo enganche y de dos. El más seguro es el arnés de dos porque evita el desplazamiento hacia delante. Para evitar que la mascota choque contra los asientos deberán tener un sistema de unión corto.

No se recomiendan los correajes que se enganchan al collar del perro. Estos sistemas no retienen al animal. Pueden causarle daños en el cuello y supone un riesgo un gran riesgo para los pasajeros.

Rejilla divisoria:

Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, le da cierta libertad a la mascota. Sin embargo, no es nada seguro para el animal y los ocupantes. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

¿Tienes más dudas sobre cómo viajar en coche con perro? Te recomendamos que le eches un vistazo a toda la información que te ofrece la DGT. 

Consejos para viajar en coche con tu perro

Hemos hablado de la seguridad pero no queremos cerrar este artículo sin darte unos consejos necesarios para viajar con mascotas.

  • Acostumbra a tu perro desde cachorro a viajar en coche para evitar la adquisición de miedos.
  • Empieza presentando el coche a tu perro y asociándolo de forma positiva con premios y caricias.
  • Si va a viajar en transportín debes acostumbrarle antes en casa.
  • No fuerces a tu perro a entrar en el vehículo, es más indicado que suba por su propio pie.
  • No le ofrezcas comida o agua en exceso, podría vomitar.
  • Empieza realizando subidas y bajadas del coche. Empieza con trayectos cortos y evita que el primero sera la visita al veterinario.
  • Déjale una manta o un pequeño colchón para que se sienta más cómodo.
  • No permitas que tu perro saque la cabeza por la ventanilla,
  • Durante los viajes para cada 2 o 3 horas para que pueda orinar, beber y caminar.

Ahora ya sí tienes todas las claves para viajar en coche con perro. ¡Buen viaje a los dos!

Artículo original publicado aquí