Categorías
empresas de mudanzas Mudanzas mudanzas económicas mudanzas nacionales

Mudanza de obras de arte y objetos de fragilidad máxima

Ya venimos hablando a propósito de la mejor manera de tratar ciertos bienes en una mudanza. Suelen ser cosas que muchas veces no reparas o que son delicadas, como animales, armas o mercancías peligrosas. Pero, ¿qué pasa con la mudanza de obras de arte y objetos de fragilidad máxima?

Igualmente, cuando haces la lista o inventario de las cosas que necesitas transportar en caso de cambio de casa, tenemos otra partida de bienes que son especialmente delicados: la mudanza de obras de arte y objetos de fragilidad máxima.

¿Habías reparado en ellos? ¿Quieres saber cómo tratarlos? ¿Cuál es la mejor manera? ¿Consejos? No dejes de leer, porque estas líneas pueden venirte muy bien a la hora de empaquetar transportar estos objetos.

Mudanza de obras de arte y objetos de fragilidad máxima

Mudanza de obras de arte:

Si posees obras de arte de gran valor, lo primero que tienes que hacer, y no solo para la mudanza, es contratar un seguro para ellas. Hay piezas irrepetibles cuya pérdida, deterioro o rotura sería irreparable. Además, es conveniente informar al personal que va a realizar la mudanza, para que tengan un cuidado especial. Este cuidado debe haberse tenido previamente en su empaquetado, donde toda precaución es poca: cartón, papel ondulado, burbujas, corchopan… asegúrate de que se trasladan en una jaula de madera y que están bien protegidas en el camión de la mudanza.

Mudanza de objetos de fragilidad máxima:

Vajillas, cerámicas, lámparas, cristales, joyas… estos son algunos de los objetos frágiles más comunes en una casa. Si, además, tienen un valor sentimental añadido, se convierten en mucho más frágiles. Y, ¿qué pasa con esos vestidos, abrigos de pieles, zapatos o bolsos de diseño…? Por no mencionar la joyas y piedras preciosas. Igualmente, avisa al personal de la mudanza, después de haberlas empaquetado con todas las precauciones para que no se pierdan, se estropeen o se manchen. En el caso de las joyas, si te mudas al extranjero, puede que tengas que declararlas en la aduana.

Traslado de objetos de todos los volúmenes:

En una mudanza hay cosas de todos los tamaños: pequeñas, grandes, maxi y minúsculas. Hay montones de figuras que adornas las estanterías, que debes guardar como se merecen. Por otra parte, están los objetos grandes y los enormes, tales como lavadoras, frigoríficos, armarios… lo mejor en estos casos es que, todo lo que pueda desarmarse, se desarme. Sufrirán menos durante el transporte. Ten muy en cuenta si posees algún bien que no pueda salir por la puerta, sino que deba ser sacado por la ventana. Piensa, igualmente, que también debe entrar por la ventana de la nueva casa…

Cualquiera que sea el carácter de tu mudanza, mudanza de obras de arte y objetos de fragilidad máxima en Grupo Cariño lo hacemos por ti, con todo el cuidado que tus bienes necesitan.

Artículo original publicado aquí