Categorías
alberto herranz económica interporc medio ambiente Prensa sector porcino español social sostenibilidad

Alberto Herranz: “El sector porcino apuesta por la sostenibilidad medioambiental, social y económica”

  • El director de INTEPORC asegura que “no solo debemos responder a las demandas de sostenibilidad sino ser capaces de demostrar y comunicar que las atendemos”
  • Las empresas del sector porcino entienden la sostenibilidad “como una apuesta por el progreso social, el equilibrio medioambiental y el crecimiento económico”

Madrid, a 21 de julio de 2020.- “La sostenibilidad ha venido para quedarse y los profesionales del sector porcino están muy concienciados en que es necesario continuar avanzando en esta materia para seguir ganando en competitividad, pero nuestra apuesta es por una sostenibilidad integral, que engloba los aspectos medioambientales, sociales y económicos”.

Son palabras de Alberto Herranz, director de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), este mediodía en la tertulia ‘Granjas porcinas y sociedad: conocerse para coexistir’, organizada por Editorial Agrícola Española, en la que ha expuesto que el sector porcino entiende la sostenibilidad “como un todo, una apuesta por el progreso social, el equilibrio medioambiental y el crecimiento económico”.

En cuanto al progreso social, Herranz ha explicado que el porcino es un sector “de larga tradición, con una clara vocación de permanencia y un enorme afán de mejora, y ello no es posible sin tener un modelo sostenible en el tiempo y fuertemente vinculado a la sociedad de la que proviene”. En este sentido, ha añadido que “somos sostenibles en lo social porque damos futuro a nuestras zonas rurales, ya que por nuestra propia naturaleza estamos ligados al territorio”.

De hecho, ha detallado que el 43% de las granjas y el 45% de las industrias de transformación de porcino se ubican en municipios de menos de 5.000 habitantes, “en los que generamos riqueza y empleo y seguimos creciendo de manera sostenida, ya que nuestras inversiones, de miles de millones de euros al año, están enfocadas a mejoras que favorezcan un crecimiento sobre el que seguir reinvirtiendo”.

En lo referente a la sostenibilidad medioambiental, el director de INTERPORC, ha expuesto que “llevamos años trabajando en la mejora de la gestión de purines, en reducir nuestras emisiones y en contribuir al ahorro de agua y energía”. No obstante, ha lamentado, “no todo el mundo conoce que trabajamos bajo el modelo de producción más exigente del mundo en materia de medio ambiente”.

Por este motivo, Herranz ha recalcado la necesidad no solo de trabajar en sostenibilidad “sino de demostrar que lo estamos haciendo y comunicarlo, para reforzar nuestra imagen ante la opinión pública”.

“Estamos haciendo las cosas muy bien y es un trabajo de todos los que componemos el sector trasladarlo, día a día, a la sociedad para evitar que se digan falsedades sobre el impacto medioambiental que genera la actividad porcina”. Desde INTERPORC, ha afirmado el director de INTERPORC, “trabajamos mucho en esa línea, tratando de trasladar todo lo que hace el sector y lo orgullosos que nos sentimos de pertenecer a él”.

Artículo original publicado aquí

Categorías
cambio climático El ayer y hoy del cerdo interporc portada1 sector porcino sostenibilidad

Sector porcino: compromiso real, presente y futuro, en la lucha contra el cambio climático

Hace poco más de un mes que finalizaba en Madrid la última Cumbre del Clima, la COP25, sin otro acuerdo más allá que el compromiso de que los cerca de 200 países asistentes se presenten, de cara a este 2020, con propósitos mucho más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, y muy especialmente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Esa falta de consenso que imperó durante dos semanas en Madrid dista mucho de la unión del sector porcino de capa blanca español, que consciente de que el planeta tiene una emergencia climática, trabaja no solo desde hace años, sino también con la mirada puesta en el futuro, en la protección del entorno y en la reducción del impacto medioambiental de su actividad.

El sector porcino lleva años dedicando muchos esfuerzos en proteger el medio ambiente. Las granjas de porcino españolas cuentan con instalaciones modernas acondicionadas para reducir la producción de residuos y para gestionarlos correctamente a través de su reciclado o reutilización; y utilizan el agua y la energía de manera eficiente, incluso, muchas de ellas son abastecidas por energías renovables.

Resultado de todo ello son los significativos datos de los últimos años que reflejan reducciones muy importantes en el consumo de agua (-30%), o en emisiones GEI: hasta un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido; un 38% las emisiones de óxido nitroso; y un 14% las emisiones por la gestión de estiércoles.

Los números son el ejemplo más claro de la forma en que día a día trabaja el sector, bajo el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo en esta materia y que ha convertido al sector porcino de capa blanca español en un referente internacional en el cuidado del medio ambiente.

Pero esta posición privilegiada nos obliga a seguir mejorando de cara al futuro y fue lo que nos impulsó a crear el Comité de Sostenibilidad de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), un grupo de expertos, que más allá de ese día a día, pudieran estudiar y evaluar el impacto medioambiental de nuestro trabajo en cada una de sus fases, desde la granja a la mesa, y que nos dieran las directrices para potenciar todos aquellos procedimientos que permitan aún más mitigar la huella de nuestra actividad .

El Comité de Sostenibilidad, creado en 2018, trabaja para reforzar las acciones del sector porcino en la lucha contra el cambio climático, y para ello, cuenta con el apoyo del conjunto del sector, decididamente comprometido en esta lucha y en seguir invirtiendo, tanto dinero como formación, en todas aquellas técnicas que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente durante el almacenamiento y tratamiento de purines, y ahorrar agua y energía.

La actividad del sector porcino y del sector primario en su conjunto tiene una gran responsabilidad en la lucha contra el cambio climático, pero también es necesario tener muy presente que somos un sector estratégico fundamental por nuestra función social, económica y vertebradora del medio rural, y que nuestro objetivo final no es otro que ofrecer productos seguros, sanos y de calidad para alimentar a la sociedad.


Artículo original publicado aquí

Categorías
Comité Científico independiente compromiso bienestar animal certificado interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español sostenibilidad

El Comité Científico de INTERPORC avala “la seriedad, transparencia y rigurosidad” del sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’

 

  • Los requisitos exigidos se han elaborado por expertos en bienestar animal y van más allá de las exigentes normativas nacional y europea, ya de por sí las más rigurosas del mundo
  • El sector porcino español se sitúa como referente internacional al introducir de forma voluntaria nuevas exigencias que garantizan que nuestro proceso de producción es el más garantista del mundo con el bienestar de los animales
  • 11 entidades certificadoras independientes son las encargadas de verificar, de forma “objetiva, medible y cuantificable”, el cumplimiento por parte de los operadores del sector porcino de los requisitos marcados por el Reglamento

Madrid, a 18 de febrero de 2020.- El Comité Científico de la Interprofesional del porcino de Capa Blanca (INTERPORC), formado por profesionales expertos en bienestar animal y bioseguridad, avala la “seriedad, transparencia y rigor científico del sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’, que garantiza el cumplimiento de los más altos estándares de bienestar, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca de España”.

Tras la reunión del Comité, celebrado ayer en Madrid, Alberto Herranz, director de INTERPORC, ha detallado que este sello de Certificación ha sido “evaluado y elaborado por un Comité Científico de alto nivel integrado, entre otros, por el INIA, el Colegio de Veterinarios de Murcia y varias Universidades españolas, como la de Zaragoza o la Politécnica de Madrid”.

Además, el Reglamento ha sido sometido a la consideración de las empresas del sector, certificadoras y organizaciones de protección y defensa de los animales, “que han aportado sus sugerencias, por lo que cuenta con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre todos los implicados en el bienestar animal”.

Reglamento más exigente del mundo

El director de INTERPORC ha subrayado que el “Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”, que contempla los requisitos exigidos para obtener el sello “Compromiso Bienestar Certificado”, es un “documento público y transparente, que puede ser consultado, incluso en la propia web de INTERPORC y está concebido como una herramienta de mejora continua para poder dar respuesta a nuevas sugerencias y a sucesivas necesidades del sector y a los consumidores finales”.

Ha incidido en que las normativas de bienestar animal nacional y europea son las más exigentes del mundo, y este Reglamento va aún más allá, introduciendo requisitos más rigurosos, lo que convierte al sector porcino español en referente internacional al introducir de forma voluntaria nuevas exigencias que garantizan que nuestro proceso de producción es el más garantista del mundo con el bienestar de los animales.

Por otra parte, Alberto Herranz ha explicado que para la obtención de este sello de certificación se realizan “auditorías constantes por parte de entidades de certificación independientes, lo que garantiza la objetividad de las mismas, y se llevan a cabo por profesionales acreditados y con una amplia experiencia en bienestar animal y bioseguridad.

El objetivo, ha dicho, es “evaluar el grado de cumplimiento de una forma objetiva, medible y cuantificable y asegurar que los operadores que obtienen el sello cumplen estrictamente todos los parámetros establecidos en el exigente Reglamento”.

Por el momento son 11 las entidades certificadoras autorizadas para la realización de estas auditorías a las que ya se ha sometido “el 60% de la producción porcina, un dato que refleja el esfuerzo y el firme compromiso del sector porcino que, de forma voluntaria, da un paso hacia adelante más allá de una normativa de obligado cumplimiento”.

En este sentido, ha puntualizado Herranz, “aunque siempre hay margen de mejora no podemos olvidar que el sector porcino español ya cumple rigurosamente con una exigente normativa. El sello supone un plus adicional que nos posiciona a la cabeza del mundo en bienestar animal”.


Artículo original publicado aquí

Categorías
compromiso bienestar animal certificado interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español sostenibilidad

INTERPORC destaca la objetividad de las evaluaciones para la obtención del sello “Compromiso Bienestar Certificado”

 

  • El sello de certificación de INTERPORC exige los más altos estándares de bienestar del ganado porcino y su cumplimiento se verifica mediante continuas auditorías realizadas por entidades independientes de INTERPORC

Madrid, a 12 de febrero de 2020.- El director de la Interprofesional del porcino de Capa Blanca (INTERPORC), Alberto Herranz, ha destacado “la rigurosidad de las evaluaciones para la obtención del sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’, que realizan entidades de certificación independientes de INTERPORC, lo que garantiza la objetividad de las mismas”.

Asimismo, según ha explicado Herranz en la jornada sobre bienestar animal en la sede del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León y Cantabria en Valladolid, que ha presentado su Decano, Ignacio Mucientes, “las auditorías son constantes y se llevan a cabo por profesionales acreditados y con una amplia experiencia en bienestar animal y bioseguridad”.

El objetivo, ha dicho el director de INTERPORC, es “evaluar el grado de cumplimiento de una forma sistemática y objetiva y asegurar que los agentes que obtienen el sello cumplen estrictamente todos los parámetros establecidos en el exigente Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”.

Para la obtención de este sello “no solo basta el cumplimiento de la normativa de bienestar animal, a su vez la más estricta del mundo, sino que impone criterios aún más exigentes, lo que refleja el firme compromiso de todo el sector porcino de capa blanca español con el cumplimiento de los más altos estándares de bienestar del ganado”.

Por su parte, Olga Mínguez, jefa del Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Junta Castilla y León, quien ha disertado sobre el marco legislativo en esta materia, ha destacado la capacidad del sector porcino de “ir más allá de la normativa lo que refleja su grado de compromiso con el bienestar animal”.

Por último, Elena Cid, auditora en Bureau Veritas, ha destacado que “la comercialización de productos certificados bajo el sello ’Compromiso Bienestar Certificado’ conlleva obligatoriamente la certificación de todos los integrantes anteriores de la cadena. Además, es una marca de garantía aplicable a las granjas, centros de sacrificio e industrias cárnicas, así como a los animales y productos derivados del porcino”.


Artículo original publicado aquí

Categorías
compromiso bienestar animal certificado interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español sostenibilidad

Alberto Herranz: “El sello de certificación de INTERPORC es un referente a nivel mundial que refleja el firme compromiso del sector con el bienestar animal”

  • “Compromiso Bienestar Certificado” exige los más altos estándares de bienestar del ganado porcino y su cumplimiento se verifica mediante continuas auditorías realizadas por entidades independientes de INTERPORC
  • El presidente de AVA- ASAJA, Cristóbal Aguado, alaba la rigurosidad del sello en cuya creación se ha contado además de con un Comité Científico de primer nivel, con la colaboración de empresas y organizaciones de protección de los animales

 

Madrid, a 11 de febrero de 2020.- El director de la Interprofesional del porcino de Capa Blanca (INTERPORC), Alberto Herranz, ha destacado que el sello “Compromiso Bienestar Certificado” es un “referente a nivel mundial, que ya ha sido alabado por países como Dinamarca, Holanda o Alemania, y refleja el firme compromiso de todo el sector porcino de capa blanca español con el cumplimiento de los más altos estándares de bienestar del ganado”.

Herranz ha explicado en la jornada sobre bienestar animal, celebrada esta mañana en la sede de AVA ASAJA en Valencia, que para la obtención de este sello “no solo basta el cumplimiento de la normativa de bienestar animal, a su vez la más estricta del mundo, sino que impone criterios aún más exigentes y su cumplimiento tiene que ser verificado mediante continuas auditorías por entidades totalmente independientes de INTERPORC, lo que garantiza la rigurosidad y objetividad en las evaluaciones para la obtención de este sello”.

Asimismo, las auditorías, según ha detallado, “son constantes y se llevan a cabo por personas con la cualificación técnica adecuada, veterinarios, ingenieros agrónomos o biólogos, con el fin de evaluar el grado de cumplimiento de una forma sistemática y objetiva y asegurar que los agentes que obtienen el sello cumplen estrictamente todos los parámetros establecidos en el exigente Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”.

Ese nivel de exigencia y rigurosidad también ha sido alabado por el presidente de AVA ASAJA, Cristóbal Aguado, quien se ha mostrado convencido de la utilidad de este tipo de iniciativas para trasladar la realidad del sector a los consumidores y ha destacado la labor de INTERPORC para sacar adelante este sello en cuya elaboración ha contado con la colaboración de empresas del sector, certificadoras, expertos en bienestar animal y organizaciones de protección y defensa de los animales, y está avalado por un Comité Científico de alto nivel.


Artículo original publicado aquí

Categorías
compromiso bienestar animal certificado interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español sostenibilidad

Más del 60% del sector porcino ya está acogido al sello “Compromiso Bienestar Certificado” de INTERPORC

 

  • Alberto Herranz espera que “en poco tiempo el 90% del sector cuente con este sello de certificación, que es el mejor instrumento para llegar a la sociedad y hacerle partícipe del importante trabajo que realiza en materia de bienestar animal y sostenibilidad”
  • Destaca, en la Jornada de Inmersión Estratégica de INNOVACC, la necesidad de “comunicar para que la sociedad conozca lo que hacemos y cómo lo hacemos y poder reforzar así nuestra imagen ante la opinión pública”

 Madrid, a 28 de enero de 2020.- Más del 60% del sector porcino de capa blanca español ya está acogido al sello “Compromiso Bienestar Certificado”, que avala las buenas prácticas del sector porcino e implica que cumplen con el “Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN”, el de mayor exigencia de la Unión Europea en bienestar animal y bioseguridad.

Así lo ha avanzado el director de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), Alberto Herranz, en su intervención en Vic (Barcelona), durante la Jornada de Inmersión Estratégica organizada por la Asociación Catalana de Innovación del Sector Cárnico Porcino (INNOVACC), donde además ha mostrado su convencimiento de que “en poco tiempo el 90% del sector cuente con este sello, cuya acogida ha sido excepcional por parte de todos: granjas, industrias y distribución”.

Durante su intervención, bajo el título “El sector porcino español en busca del océano azul”, Herranz ha expuesto que este sello de certificación, impulsado por el propio sector, “es el mejor instrumento para llegar a la sociedad y hacerle partícipe del importante trabajo que realiza en materia de bienestar animal y sostenibilidad, valores que tiene en cuenta, cada vez más, a la hora de elegir un producto”.

En este sentido, ha subrayado que el sector porcino “no solo no es ajeno a esas demandas de la sociedad, sino que además se adelanta a ellas como demuestra la creación de este sello”. No obstante, ha recalcado la necesidad de “comunicar para que la sociedad conozca lo que hacemos y cómo lo hacemos y poder reforzar así nuestra imagen ante la opinión pública”.

Para ello, el director de INTERPORC ha destacado que desde la Interprofesional “trabajamos para dar visibilidad al sector porcino y su modelo de producción, referente internacional en el cuidado del medio ambiente y el bienestar animal, y en la divulgación de las cualidades nutricionales de los productos del porcino”.

Máximas garantías en bienestar animal y bioseguridad

“BIENESTAR ANIMAL CERTIFICADO” es el sello de certificación que avala las buenas prácticas llevadas a cabo en materia de bienestar animal, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca de España y permite al consumidor reconocer que un producto se ha elaborado con las máximas garantías en estas materias.

Para obtener el sello han de cumplirse, además de la normativa legal comunitaria de bienestar animal, otros requisitos más exigentes detallados en el Reglamento Técnico IAWS, elaborado por INTERPORC en colaboración con empresas del sector, certificadoras, administración, científicos y expertos en bienestar animal; avalado por un Comité Científico de alto nivel; y testado por organizaciones de protección y defensa de los animales.


Artículo original publicado aquí

Categorías
interporc portada Prensa sector porcino sector porcino español sostenibilidad

El Comité de Sostenibilidad de INTERPORC reforzará las acciones del sector porcino en la lucha contra el cambio climático

 

  • Tras su creación en 2018, destaca los grandes avances realizados por el sector y trabaja en un plan para reforzar las acciones, redoblar los esfuerzos y seguir avanzando en la reducción del impacto medioambiental de la actividad porcina
  • INTERPORC lleva a cabo, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, iniciativas para reducir la huella de carbono, los Gases de Efecto Invernadero y la huella hídrica; así como mejorar la gestión de purines e impulsar las energías renovables

Madrid, a 22 de enero de 2020.- El Comité de Sostenibilidad de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), creado en 2018, ha hecho un primer balance del trabajo del sector porcino en materia medioambiental en el que destaca los grandes logros alcanzados, y está ultimando un plan para redoblar los esfuerzos y seguir avanzando en la reducción del impacto medioambiental de la actividad porcina.

En este sentido, el director de INTERPORC, Alberto Herranz, ha detallado algunos de estos avances, “como la disminución en un 30% del uso de agua por kilo de carne producido o la reducción de los Gases de Efecto Invernadero, hasta un 47% las emisiones de amoníaco por kilo de carne producido, un 38% las emisiones de óxido nitroso y un 14% las emisiones GEI por la gestión de estiércoles”.

El Comité, formado por profesionales expertos en la materia, tiene como objetivo principal “dar un paso más en el firme compromiso del sector porcino con el medio ambiente y reforzar sus acciones en la lucha contra el cambio climático; y sus miembros se encargan de evaluar los avances y proponer nuevas medidas para seguir mejorando”.

Consulta directa para la mejora de la gestión e información medioambiental

Según ha expuesto Herranz, “las empresas del sector porcino están decididamente comprometidas con el impulso de la lucha contra el cambio climático, y muy especialmente en potenciar los sistemas y procedimientos de gestión de los impactos medioambientales derivados de la actividad sectorial, así como en la potenciación de la transparencia informativa en materia de conservación medioambiental”.

Además, ha avanzado “que están llevando a cabo una extensa consulta directa entre todos los eslabones de la cadena sectorial, para identificar el grado de desarrollo de los modelos de ‘Gestión e Información Medioambiental’ implantados en el sector, así como las necesidades de incorporar mejoras en dichos modelos”.

No obstante, ha recordado “que las granjas y empresas del sector están haciendo numerosos esfuerzos que ya están teniendo sus frutos, como la reducción del uso de agua, de la energía y de las emisiones de Gases de Efecto”.

Con todo, ha dicho el director de la Interprofesional, “siempre hay margen de mejora y este Comité, que es una iniciativa del propio sector, supone un nuevo estímulo para nuestros ganaderos, ya que nos permite conocer qué medidas son las más eficaces y actuar en consecuencia”.

No en vano, “debemos tener en cuenta que nosotros somos los primeros interesados en una buena gestión y en el cuidado del territorio en el que desarrollamos nuestra actividad”, ha incidido Herranz.

INTERPORC, comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El director de INTERPORC ha recordado que la Interprofesional forma parte de la Red Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas para la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y participa, entre otras iniciativas, en el ODS 13, ‘Acción por el Clima’, con proyectos para reducir la huella de carbono, los Gases de Efecto Invernadero y la huella hídrica; así como mejorar la gestión de purines e impulsar las energías renovables.

Asimismo, ha añadido, en el seno del Comité de Sostenibilidad “podemos compartir experiencias y coordinar esfuerzos para mejorar aún más nuestro modelo de producción, ya de por sí el más exigente del mundo en la protección del medio ambiente”.


Artículo original publicado aquí

Categorías
Aligrupo&Agrupalto INAPORC interporc Let´s talk about Pork portada Prensa sector porcino sostenibilidad

Las interprofesionales de porcino de España, Francia y Portugal se reúnen para activar la campaña de promoción conjunta “Let´s talk about Pork”

 

  • Avanzan en Lisboa el trabajo de diversas actividades de comunicación y relaciones públicas, publicidad en cadenas de televisión, redes sociales, eventos, showcookings y workshops, cuyo objetivo es dar visibilidad al modelo de producción del sector porcino europeo

Madrid, a 21 de enero de 2020.- Representantes de la Interprofesional del porcino de Capa Blanca (INTERPORC) la interprofesional francesa (INAPORC) y las organizaciones portuguesas Aligrupo&Agrupalto se han reunido en Lisboa para avanzar en las actividades de la campaña de promoción y comunicación del sector porcino europeo, que bajo el lema “Let´s talk about Pork”, se desarrollará durante los próximos tres años.

La campaña, dirigida a jóvenes de entre 18 y 35 años, contempla diversas actividades de comunicación y relaciones públicas, publicidad en cadenas de televisión y redes sociales, eventos, showcooking y workshops, y tiene como objetivo concienciar a los consumidores europeos sobre la realidad del modelo europeo de producción porcina, que cumple con la normativa más exigente del mundo en materias como la seguridad alimentaria, la trazabilidad, el respeto al medio ambiente o el bienestar animal.

Asimismo, quiere dar a conocer las bondades de la carne de cerdo y sus productos y poner en valor los esfuerzos realizados por los productores europeos para proporcionar productos de calidad, seguros y saludables.

“Let´s talk about Pork”, cuenta con la financiación de la Comisión Europea en el marco de los Planes de Promoción UE “Enjoy! it’s from Europe“, cuyo objeto es la promoción e información de los productos  europeos.


Artículo original publicado aquí

Categorías
El ayer y hoy del cerdo interporc motor económico portada1 sector porcino sostenibilidad

El sector porcino un motor económico de la ‘España vaciada’

Pueblos abandonados o en peligro de extinción. La despoblación rural es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta España en un territorio en el que ya existen más de 1.300 pueblos con menos de 101 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La ganadería y el sector porcino en particular están fuertemente vinculados a los pueblos y campos de España y son parte fundamental de la sociedad rural. Solo de porcino existen más de 80.000 granjas en decenas de miles de pueblos de toda España donde genera 300.000 puestos de trabajo directos y más de 1 millón indirectos, fundamentalmente en estas zonas, donde aporta riqueza, empleo y oportunidades de futuro para los jóvenes.

Las granjas e industrias del porcino dinamizan la economía de muchos pequeños pueblos de la España rural al conllevar una fuerte demanda en materias primas agrícolas e impulsar otras industrias auxiliares, así como atraer servicios e infraestructuras, lo que contribuye significativamente a frenar, e incluso revertir, las enormes pérdidas de población en algunas áreas rurales.

Miles de jóvenes permanecen arraigados en la España rural gracias a las oportunidades que ofrece el sector porcino, que les permite desarrollar una actividad laboral estable y formar familia sin tener que emigrar a los grandes núcleos urbanos.

Así mismo, es una actividad económica en la que la presencia femenina es creciente, y de hecho las mujeres han tenido y tienen un papel protagonista en la transformación del sector porcino de capa blanca de los últimos años, y hoy ocupan puestos de responsabilidad en departamentos clave, ya sea como ganaderas, veterinarias o profesionales de la industria que trabajan día a día en el sector y permiten que siga creciendo.

Los cientos de miles de hombres y mujeres que trabajan en el sector porcino dan vida a nuestros pueblos y aseguran la continuidad de muchos de ellos, contribuyendo de forma decisiva a vertebrar nuestro país.


Artículo original publicado aquí

Categorías
bienesta animal Comité Científico independiente compromiso bienestar animal certificado El ayer y hoy del cerdo IAWS interporc portada1 sector porcino sostenibilidad

IAWS, la certificación del sector porcino avalada por el Comité Científico más completo y riguroso de Europa

En el empeño de avanzar en materias como el bienestar animal, la sanidad o la bioseguridad, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha desarrollado un Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC ANIMAL WELFARE SPAIN (IAWS), el más exigente del mundo, que incluye los requisitos legales de las estrictas normativas comunitaria y nacional, y otros más exigentes evaluados por un Comité Científico de Bienestar Animal de primer nivel.

Junto a este Comité Científico formado por miembros del INIA, la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, el Consejo General de Veterinarios, la Asociación Nacional de Veterinarios de Porcino, el Colegio de Veterinarios de Murcia y Universidades como las de Murcia, Lleida, Barcelona, la Complutense, la Politécnica de Madrid o la Universidad de Zaragoza, han participado además empresas del sector, certificadoras y organizaciones de protección y defensa de los animales, lo que ha permitido desarrollar un documento con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre todos los agentes implicados en el bienestar animal.

El Reglamento IAWS, por tanto, no sólo asegura el cumplimiento de la normativa legal comunitaria de bienestar animal, sino que supone un plus adicional, al ampliar notablemente los campos de actuación en áreas de sanidad, profilaxis, bioseguridad, manejo y trazabilidad y seguridad alimentaria.

Asimismo, IAWS vela por el cumplimiento más estricto de requisitos que atañen a los cinco principios de bienestar animal establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; libres de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresar las pautas propias de comportamiento.

Por otra parte, el Reglamento pone énfasis en los 12 Criterios Generales del Bienestar Animal, que se refieren a aspectos como ofrecer a los animales una alimentación suficiente y adecuada; acceso a agua; temperatura adecuada; descanso; o espacio para moverse, entre otros.

Todos estos requisitos deben cumplirse en las 8 áreas de control: alimentación; limpieza-desinfección; alojamiento; salud; comportamiento; manejo; control de las granjas y animales; y control en el centro de sacrificio. Así mismo, establece una vigilancia de buenas prácticas en todas las fases del proceso productivo: gestación y cría, engorde, transporte, sacrificio y fabricación.

Una vez cumplidos todos los requisitos exigidos en el Reglamento IAWS las granjas, mataderos e industrias podrán certificar sus productos con el sello “COMPROMISO BIENESTAR CERTIFICADO”,

Esto significa que solo dispondrán de este sello aquellos productos que hayan cumplido con todas las buenas prácticas exigidas en el Reglamento y que, por tanto, su compromiso con el bienestar animal sea íntegro.

El sello es además la forma de hacer partícipe a los consumidores del trabajo realizado por el sector porcino, ofreciéndole una información clara y rigurosa sobre todos los esfuerzos que dedica en la producción de los alimentos que llegan a sus mesas.

Por tanto, con esta iniciativa reforzamos nuestro compromiso de bienestar animal, aportamos transparencia al consumidor y le garantizamos que un producto se ha elaborado bajo los estándares más altos del mundo en cuanto al buen trato al ganado tanto en granjas como en transporte e industria además de que durante el proceso se han mantenido las mayores medidas de bioseguridad.

Alberto Herranz

Director de INTERPORC

https://interporc.com/2018/01/29/bienestar-animal-en-beneficio-de-todos-2?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

https://interporc.com/2019/12/02/sector-porcino-proteccion-medio-ambiente/?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo


Artículo original publicado aquí

Categorías
clima cumbre El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 purines sector porcino sostenibilidad

El uso responsable de los purines como parte fundamental de una ganadería moderna y sostenible

Un aprovechamiento agronómico de los purines se convierte en un perfecto aliado para la fertilización de los cultivos, sobre todo en aquellas zonas de secano donde los cultivos ofrecen rendimientos bajos o moderados y el coste de producción debe ser el menor posible.

El purín tiene un preciado valor agronómico por su composición, rica en nutrientes esenciales para las plantas como el nitrógeno, el fósforo y el potasio, a la vez que aporta nutrientes secundarios (calcio, magnesio, sodio, azufre) y micronutrientes (hierro, manganeso, etc.).

Los purines son materiales carbonados de origen animal que cuando se utilizan como abono su función principal es la de aportar nutrientes para las plantas, principalmente nitrógeno, fósforo y potasio.

Ahora bien, en cuanto al nitrógeno se refiere, independientemente de su concentración en el purín, su aplicación no solo depende de las necesidades de los cultivos, sino también de la limitación que se establece en la Directiva de Nitratos con el fin de disminuir las masas de aguas contaminadas.

Además, la Directiva de nitratos estableció la necesidad de que cada territorio tuviera un Código de Buenas Prácticas Agraria (CBPA) en relación con el nitrógeno, recomendable a toda la superficie agraria y de carácter obligatorio para la superficie agraria designada como zona vulnerable.  Asimismo, en el uso del purín como fertilizante se establece que su aplicación se haga mediante maquinaria específica.

*Informe sobre distribución de cultivos en España y potencial uso del purín como abono

https://interporc.com/2019/12/02/sector-porcino-proteccion-medio-ambiente/?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

 
[embedded content]

https://www.youtube.com/watch?v=HqrKR7OEwSQ


Artículo original publicado aquí

Categorías
clima cumbre El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 purines sector porcino sostenibilidad

El papel del sector porcino en la protección del medio ambiente

El sector ganadero en general, y el sector porcino en particular, llevan años trabajando en la protección del medio ambiente, sin embargo: el desconocimiento de una buena parte de la sociedad, cada vez más urbanita y más alejada de las zonas rurales; el ataque de colectivos que desdibujan la verdad del modelo de producción español, el más proteccionista del mundo con el medio ambiente; y la falta de información por parte del propio sector están generando una imagen pública que nada tiene que ver con la verdadera realidad de un sector que también es parte de la solución para la sostenibilidad circular de los sistemas agroalimentarios, y que en los últimos años ha conseguido reducir su consumo de agua, de energía y de emisiones de gases de efecto invernadero en todos sus procesos, desde la granja a la mesa.

España aplica el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo en la protección medio ambiente. En este sentido, las granjas de porcino españolas están sometidas a una exigente regulación medio ambiental, desde incluso antes de su puesta en marcha. De hecho, requieren por normativa (Ley 16/2002, de 1 de julio de prevención y control integrados de la contaminación,) una autorización ambiental por parte de las autoridades competentes.

Esa autorización, entre otras medidas, exige que las instalaciones ganaderas tengan las mejores condiciones para evitar la producción de residuos, o que los que se produzcan, se gestionen correctamente a través de su reciclado o reutilización; utilizar la energía de manera eficiente; y establecer medidas para prevenir y para evitar la contaminación.

Protección de las aguas y reducción de su consumo

En cuanto al consumo de agua de las granjas de porcino españolas, es menor de lo que se quiere hacer creer a la opinión pública. El agua total consumida al año por el sector es de unos 54 hm3, lo que supone tan solo el 0,05% del total de agua disponible en España. Además, gracias a la innovación y a la concienciación de los ganaderos se han conseguido disminuir un 30% el uso de agua por kilo de carne producido.

Pero los ganaderos del sector porcino no solo están implicados en la reducción del consumo de agua sino también en su protección. En este sentido, el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, sobre protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias, limita las cantidades de purines por hectárea.

Control de purines

Asimismo, desde enero de 2008 se endurece aún más la normativa sobre el control de purines, lo que reduce en un 30% los nitratos y supone una gestión más eficiente, ya que se aplican directamente al suelo prohibiendo su aplicación con sistemas de platos, abanico o cañones. En sustitución, se utilizan otros sistemas que permiten localizar o enterrar el purín en el suelo, todo ello para contribuir a reducir las emisiones a la atmósfera. Asimismo, el excedente de purines puede ser tratado para su transformación en abono o energía eléctrica.

Disminución de las emisiones GEI

En cuanto al último aspecto, las emisiones de gases de efecto invernadero, hay que destacar, que del total de todas las emisiones GEI de la Unión Europea solo el 5% procedían de la ganadería (el 2,2% del metano y el 2,7% del óxido nitroso).

Por su parte, en el sector porcino en concreto, los datos reflejan, entre los años 1990 y 2016, una reducción de emisiones de amoniaco por kilo de carne producido del 47% y una reducción del 54,7% de las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles.

Asimismo, entre los años 2005 y 2017, se han reducido un 14% las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles, un 5% las emisiones de óxido nitroso y un 2% las emisiones de metano derivados de la fermentación entérica.

No obstante, es importante puntualizar que el porcino es responsable de menos del 7% de las emisiones totales de metano por fermentación entérica de todo el sector ganadero. La cría del porcino, altamente tecnificada, y su alimentación, en la que se ha adecuado la dieta de cada animal para maximizar su aprovechamiento energético y nutritivo son las principales razones de esta disminución. Hoy las pautas de ingesta de los animales están muy ajustadas a su edad y características, se han sustituido ingredientes ricos en fibra y baja digestibilidad por cereales y se han incorporado proteínas y aminoácidos y enzimas digestivas que reducen considerablemente las emisiones de gases contaminantes.

La clara reducción del consumo de agua, de la energía y de las emisiones de gases de en el sector porcino son el ejemplo más claro del firme compromiso del sector porcino de capa blanca español con el medio ambiente y ponen de relieve que el aumento de la producción no va ligado a una mayor contaminación: cuando se hacen uso de los últimos avances, y se trabaja con la concienciación con que lo hacen los ganaderos de porcino , aumenta la eficiencia y es menor el impacto ambiental.

Artículo original publicado aquí

Categorías
El ayer y hoy del cerdo emisiones de gases de efecto invernadero interporc medio ambiente portada1 sector porcino sostenibilidad

Sector porcino: sostenibilidad medioambiental

El sector porcino de capa blanca español ha conseguido, en los últimos años, asentarse sobre un modelo de producción propio cuya seña de identidad es la sostenibilidad en todos sus aspectos: medioambiental, económica, social y ética en cuanto al trato de los animales se refiere, y que se ha convertido en el valor diferencial que nos ha posicionado como referente internacional,

En el ámbito medioambiental, los ganaderos de porcino españoles son los primeros interesados en la protección del entorno en el que desarrollan su actividad. No podemos olvidar que es la propia naturaleza la que nos da de comer a nosotros y a nuestros animales, por lo que son muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas enfocadas a la prevención y control integrados de la contaminación.

Su premisa es “reducir-reutilizar” y esto ha llevado al sector porcino a disminuir, en los últimos años, un 22% las emisiones de gases de efecto invernadero y un 30% el uso de agua por kilo de carne producido.

Además, con la nueva normativa de gestión de purines se reduce en un 30% los nitratos y también supone una gestión más eficiente, ya que se aplicarán directamente al suelo, con enterramiento.

Artículo original publicado aquí

Categorías
bienestar animal bioseguridad El ayer y hoy del cerdo interporc medio ambiente sector porcino sostenibilidad

El sector porcino, sostenibilidad y bienestar animal como principales metas

El porcino español se ha convertido en una de las industrias más pujantes de nuestro país, ocupando una posición estratégica en el contexto del sistema agroalimentario español. Así mismo es hoy un referente internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’: profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente.

España aplica el modelo de producción europeo, que conlleva la legislación más exigente del mundo en bienestar animal, seguridad animal y protección del medio ambiente.

Sostenibilidad medioambiental

En el ámbito medioambiental, las granjas de porcino españolas están sometidas a unas exigentes condiciones que permiten minimizar la producción y reducir la carga contaminante, pero además los ganaderos españoles son muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas encaminadas a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, y contribuir al ahorro de agua y energía en todos los procesos.

Los resultados de esa apuesta por un modelo sostenible son tangibles: el sector porcino español ha reducido un 47% las emisiones de amoniaco por kilo de carne producida y un 54% las de metano procedentes de la gestión de estiércoles. Además, se ha conseguido reducir hasta un 30% el uso de agua por cada kilo de carne producido.

Modelo de producción más exigente del mundo en bienestar animal

El sector porcino basa también su trabajo en una exigente apuesta en favor del bienestar animal. No existe ningún país del mundo que tenga una normativa más garantista para el ganado, ni donde cuente con mayor protección.

Hoy las granjas tienen instalaciones modernas que garantizan las mejores condiciones para nuestros animales: higiénicas, alimentarias y de confortabilidad. Todos los aspectos, como los espacios y superficies idóneos, las condiciones de ruido, temperatura o luz, entre otras, están rigurosamente establecidos por normativa.

El objetivo no es otro que facilitar los mejores cuidados y la mayor protección a los animales, pues de ello depende su salud y, en definitiva, las repercusiones positivas sobre la calidad de la carne. En ese sentido, son los propios profesionales del sector los primeros interesados en cumplir escrupulosamente con las normativas sobre bienestar animal, ya que a mejor vida del animal, mayor productividad y calidad de los productos destinados a los consumidores.

Artículo original publicado aquí