Categorías
#EstoNOtienequePARAR abastecimiento carne de cerdo bioseguridad compromiso bienestar animal certificado interporc portada Prensa sector porcino español

Las empresas de porcino refuerzan las medidas de bioseguridad y los turnos de trabajadores para garantizar su salud y el abastecimiento a la población

 

  • Han adoptado estrictos protocolos de seguridad que incluyen todas las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, y han aumentado aún más los controles para reforzar la seguridad alimentaria de los productos
  • La actividad está a pleno rendimiento, tanto en las fábricas, con ampliación del número de turnos que permiten reducir la presencia de empleados, como en la distribución con un mayor número de transportes

Madrid, a 13 de abril de 2020.- Las empresas de la industria cárnica de porcino conscientes de la importancia de su papel durante el estado de alarma para garantizar el abastecimiento a la población están trabajando a pleno rendimiento, pero bajo dos premisas fundamentales, asegurar la salud de sus trabajadores y de los productos que llegan al mercado.

Por un lado, todas las empresas han adoptado estrictos protocolos de bioseguridad, que además de incluir todas las medidas de higiene y salud recomendadas por las autoridades sanitarias para la prevención y protección contra el coronavirus, incluyen otras como el refuerzo en los métodos de acceso para empleados y proveedores o la limpieza y desinfección continua de instalaciones, maquinarias y zonas comunes.

Por otra parte, y para evitar la concentración de muchos trabajadores en las instalaciones están ampliando el número de turnos en las fábricas y también en la distribución, donde se ha reforzado el número de transportes para garantizar el abastecimiento de productos en los puntos de venta de todas las regiones de España.

Asimismo, y en cuanto los productos que llegan al mercado, también se han aumentado aún más los controles, ya de por sí los más estrictos del mundo, gracias a un modelo de producción, el europeo, cuya normativa contempla las mayores exigencias en cuanto a calidad y seguridad alimentaria, y que está avalado por un sistema de trazabilidad a lo largo de todo el proceso de producción, transformación y distribución hasta llegar al punto de venta.

A toda esa labor se añade el trabajo de solidaridad que las empresas cárnicas de porcino están demostrando, volcándose con los colectivos más desfavorecidos y con los profesionales que de una u otra forma luchan cada día contra el COVID-19. En este sentido, están realizando importantes donaciones, tanto económicas, para la compra de equipamiento sanitario, como de productos como: EPIs, guantes, mascarillas, etc; están repartiendo producto, como jamón serrano, jamón cocido, costillas, chorizo, salchichón…entre diferentes centros sanitarios, bancos de alimentos y ONGs; y han puesto en marcha sus propias iniciativas solidarias como: Food for Drivers o Food Trucks .

Artículo original publicado aquí

Categorías
#EstoNOtienequePARAR abastecimiento carne de cerdo compromiso bienestar animal certificado Ganadería interporc portada Prensa sector porcino español

El sector porcino se vuelca con los afectados y con los profesionales que luchan contra el COVID-19 desde sus diferentes trabajos

 

  • Las empresas del porcino están realizando donaciones económicas para equipamiento sanitario, de productos cárnicos para bancos de alimentos, comedores sociales y hospitales, y de productos como EPIs, guantes, monos, patucos, gorros, manguitos y mascarillas
  • Muchas se están uniendo a iniciativas puestas en marcha por ONGs o han iniciado las suyas propias como “Food for Drivers”, que consiste en ofrecer bocadillos, frutas, snacks y bebidas a los transportistas que garantizan que los productos lleguen a los supermercados
  • La propia Interprofesional se ha sumado a iniciativas como #EstoNOtienequePARAR y participa en la recogida de alimentos y material sanitario para la ASEM 112

Madrid, a 07 de abril de 2020.- Además de mantener su actividad dentro del estado de alarma para asegurar el abastecimiento de alimentos, el sector porcino español está demostrando una gran solidaridad, volcándose con los colectivos más desfavorecidos y con los profesionales que de una u otra forma luchan cada día desde sus puestos de trabajo contra el COVID-19.

Por una parte, la propia Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) se ha sumado a iniciativas como #EstoNOtienequePARAR, en la que participan otras 2.000 empresas, mayoritariamente del sector agroalimentario, para poner en valor el esfuerzo de las empresas y sus trabajadores que, priorizando la seguridad y salud de las personas, siguen trabajando y transformándose para ser más productivas.

Asimismo, INTERPORC está participando en la recogida de alimentos y material sanitario para la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM 112).

En cuanto a las empresas cárnicas, que están totalmente implicadas en esta lucha, están realizando importantes donaciones, tanto económicas, que superan el millón de euros, para la compra de equipamiento sanitario, como de productos como: EPIs (más de un millón) guantes (más de 325.000), mascarillas (123.000), monos (6.600), calzas (2.300), batas (1.930), manguitos (2.000), delantales (1.500), gorros (1.300) y kits de extracción para análisis por PCR.

Asimismo, están repartiendo producto, hasta el momento más de 26.000 kilos, en jamón serrano, jamón cocido, costillas, chorizo, salchichón…que reparten entre diferentes hospitales, incluido el de campaña habilitado en Ifema en Madrid, así como a Cruz Roja, bancos de alimentos y ONGs como Mensajeros de la Paz, Aldeas Infantiles o la Fundación Alares.

También han puesto en marcha sus propias iniciativas solidarias como: Food for Drivers, en la que ofrecen bocadillos, frutas, snacks y bebidas a transportistas en agradecimiento a su esfuerzo por garantizar que los productos lleguen a los supermercados, o el proyecto Food Trucks en el que equipan furgonetas en distintos puntos para ofrecer alimentos y bebidas a sanitarios y fuerzas de seguridad del Estado.

Artículo original publicado aquí