Categorías
cómo guardar la ropa y el calzado consejos consejos mudanzas Mudanzas

Cómo organizar y guardar la ropa y calzado en una mudanza

Si tienes una mudanza entre manos, seguramente te hayas echado ya las manos a la cabeza solo al pensar en cómo guardar toda esa ropa y calzado que tienes en casa. Por no hablar de las mantas, edredones, sábanas, toallas…, ¿verdad?

Cambiar de casa implica organizar muchos enseres. El orden, la organización y una metodología te ayudarán a que la mudanza no se te haga cuesta arriba.

Además, aunque pueda parecer lo contrario, la ropa es pesada y es importante asegurarte de que las prendas no sufran daños o se mojen en el trayecto hacia tu nuevo hogar. Organizar la ropa y el calzado es uno de los momentos más tediosos de la mudanza, no solo por conseguir empaquetarlo todo ocupando el menor espacio posible, sino porque también supone tomar algunas decisiones: ¿Puedo prescindir de esto? ¿Dono estos pantalones? ¿Esta camiseta me sirve ya para limpiar el polvo?…

Seleccionar la ropa, organizarla, empaquetarla y trasladarla a tu nueva casa es una de las tareas que rara es en la mudanza que no se repite. Te lo decimos nosotros, Grupo Cariño, que llevamos más de 50 años ayudando a las personas con nuestro servicio de mudanzas.

Por eso, hoy queremos ayudarte a ti y te vamos a contar todo lo que debes tener en cuenta a la hora de guardar la ropa y el calzado, una serie de recomendaciones para que tu mudanza sea cómoda, rápida y organizada.

Consejos para guardar la ropa y el calzado en una mudanza

  • Separa la ropa que vayas a necesitar pronto o nada más llegar a tu nuevo hogar.
  • Coloca las prendas a la vista para organizar cómo las vas a separar.
  • Guarda la ropa en cajas o en bolsas por categorías. Puedes optar por temporadas o por colores. Si sois varios en casa, no olvides anotar a quién pertenece.
  • Usa las maletas que tengas en casa para las prendas o calzado más pesado. Será luego más fácil transportarlas. Para el textil que menos se arrugue, como las toallas, usa bolsas de plástico.
  • El peso de la ropa engaña, así que usa cajas pequeñas para que luego te sea más fácil moverlas de un lado a otro.
  • Guarda los zapatos en cajas independientes a la ropa. Para ahorrar espacio también puedes introducir algunos calcetines dentro.
  • Puedes usar bolsas al vacío para ahorrar espacio, pero selecciona bien qué ropa irá ahí porque se arruga muchísimo. (¡Ni se te ocurra meter el calzado!)
  • Si vas a trasladar tu cómoda a tu nueva casa al mudarte, puedes dejar algunas prendas en los cajones, como la ropa interior, medias y camisetas, por ejemplo.
  • Utiliza cajas-armario para transportar camisas de vestir, pantalones, vestidos y prendas que se suelen arrugar solo con mirarlas. Estas cajas son altas y tienen un tubo en la parte superior para colgar la ropa.

¡Extra!: 3 consejos para proteger tu ropa en el traslado de una mudanza

Una vez que hayas organizado el textil que tienes en casa, toca pensar en cómo protegerlo. El traslado a veces puede ser caótico y no está libre de percances, salvo que cuentes con una empresa especializada en servicios de mudanza que te aportará toda la tranquilidad. ¿Quieres saber cómo cuidar tu ropa en el trayecto hacia tu nueva casa? ¡Toma nota!

  1. Usa papel absorbente u otras telas para separar las prendas más delicadas.
  2. Guarda la ropa seca para evitar malos olores en los traslados.
  3. Coloca los artículos más pesados en el fondo de las cajas y pon encima los más ligeros.

Como habrás podido comprobar, planear tus pasos por adelantado y utilizar materiales de embalaje apropiados para guardar la ropa y calzado en una mudanza son las premisas básicas para una mudanza sin agobios. Eso, y contar con una empresa experta en mudanzas como Grupo Cariño. ¿No nos conoces? Échale un vistazo aquí a todo lo que podemos hacer por ti.

Artículo original publicado aquí