Categorías
carne de cerdo desayuno jamón sano Vive en Rosa

Desayuna con carne de cerdo y empieza el día con buen pie

Un desayuno sano incluye lácteos, cereales fruta y un alimento proteico como el jamón

Es bien sabido que el desayuno es la comida más importante del día, ya que gracias a ella obtenemos la energía necesaria para afrontar todas las actividades que realizaremos a lo largo de la jornada. Sin embargo, muchas veces tenemos la mala costumbre de no desayunar, ya sea por falta de tiempo, estrés o porque tenemos la sensación de no tener apetito y pensamos “ya comeré algo luego”.

Adquirir el mal hábito de no desayunar, puede tener algunas consecuencias negativas en nuestro día a día. Si nos lo saltamos, nuestro metabolismo reduce su velocidad para ahorrar energía y hay menos disponibilidad de nutrientes necesarios cuya carencia resulta en un bajo desempeño tanto académico como laboral y físico. Todo ello suele ir unido a síntomas como mareos, dolores de cabeza, debilidad, cansancio o sueño.

Un buen desayuno, que sea variado y equilibrado, es necesario para obtener energía y nutrientes para la primera parte del día. Ahora bien, ¿cómo debe ser este desayuno ideal? En primer lugar, es necesario que cubra alrededor del 20-25% de las calorías que consumimos a lo largo de todo el día. También es importante que, en la medida de lo posible, saquemos un rato para disfrutar del desayuno sentados, dedicándole el tiempo suficiente.

En cuanto a los tipos de alimentos que no deben faltar, encontramos un alimento del grupo de los lácteos, otro del grupo de los cereales y alguna pieza de fruta y es conveniente añadir un alimento proteico como algún derivado del cerdo de capa blanca, por ejemplo, el jamón.

Tenemos claro que el desayuno es una de las comidas que no debe faltar, pero, además, ¡puede llegar a ser la más deliciosa y saludable con carne de cerdo! A continuación, te dejamos algunos ejemplos riquísimos.

Si eres de los que utiliza la excusa de ir siempre justo de tiempo, dedicando apenas diez cada mañana antes de salir de casa, podrás preparar estas propuestas sencillas que a la vez te aportarán energía y nutrientes.

OPCIÓN 1

  • Un yogur
  • Un sándwich de jamón cocido
  • Una manzana

OPCIÓN 2

  • Café con leche semidesnatada
  • Pan integral con tomate y jamón serrano
  • Zumo de frutas natural

Y para los fines de semana o los días que podamos dedicarle unos minutos más, te presentamos otra propuesta igualmente deliciosa y algo más elaborada.

  • Café con leche semidesnatada o infusión.
  • Tostada de pan integral con queso fresco y jamón cocido, jamón serrano o lomo embuchado
  • Yogur natural con fruta fresca troceada y un puñadito de frutos secos.

Cualquier opción es perfecta, sólo recuerda que tienes que añadir carne de cerdo, imprescindible en una dieta equilibrada.

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo interporc Noticias Recetas solomillo Solomillo Wellington

SOLOMILLO WELLINGTON DE CERDO CON BEICON

Con la llegada de las fiestas navideñas muchas son las recetas con las que se intenta sorprender a los invitados. Existen alternativas, como el solomillo de cerdo, cuyas propiedades nutricionales por su contenido en proteínas, su concentración y tipo de grasa, su aporte de micronutrientes…y por su precio, en relación a otro tipo de carnes, hacen de esta pieza la estrella invitada, no solo en la mesa de diario sino en cualquier comida o cena navideña.

 

Solomillo Wellington de cerdo con beicon

Ingredientes para 3 personas

  • 1 solomillo de cerdo
  • 100 gramos de Beicon cortado finito
  • 2 Zanahorias
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra
  • 1 lámina de Hojaldre
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de Aceite virgen de oliva
  • 1 pizca de sal y pimienta

Preparación

  1. Sazonar el solomillo con sal y pimienta.
  2. Envolver el solomillo con el beicon. Para forrar el solomillo colocar tantas lonchas como sean necesarias solapando una sobre otra
  3. Desenrollar el hojaldre y cortar un par de tiras finas que nos servirán para decorarlo.
  4. Colocar el solomillo en el centro; envolverlo uniendo bien los bordes. Adornarlo con unas tiras hechas con el hojaldre reservado y pintar con huevo batido toda la superficie.
  5. Pincharlo varias veces con ayuda de un tenedor.
  6. Cocerlo a horno fuerte, previamente calentado, durante 20 o 25 minutos y esté bien dorado.
  7. Pelar las zanahorias y cortarlas a tiras finas con la ayuda del pelador de patatas, aliñarlas con aceite, vinagre de sidra y sal.
  8. Servir el solomillo con la zanahoria aliñada.
  9. Servir caliente.

 

Comentario nutricional

El solomillo de cerdo destaca por su aporte de  proteínas, tiamina, niacina y hierro, además no contiene hidratos de carbono y tiene un bajo aporte de grasa.

Acompañar este plato con una refrescante ensalada de brotes tiernos bañada en una vinagreta de cítricos resulta una opción perfecta que contrasta con la textura del Wellington.

Comentario gastronómico

Se puede cubrir con papel de plata el solomillo dentro del horno para que este no se queme.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación aspectos nutricionales carne de cerdo dieta equilibrada dietas interporc Noticias nutrición

ASPECTOS NUTRICIONALES DE LA CARNE DE CERDO

La carne de cerdo es un alimento de gran densidad nutricional que encaja perfectamente en un patrón de alimentación variado y equilibrado. Se presenta como una carne saludable gracias a sus características nutricionales.

De todos los nutrientes de la carne de cerdo de capa blanca, con un aporte oscilante entre el 16-25%, son las proteínas las que ocupan un lugar preferente. La presencia de aminoácidos esenciales le proporciona un elevado valor biológico con una digestibilidad muy aceptable.

El siguiente nutriente con interés nutricional, y del que aún suscitan muchos mitos en cuanto a su consumo, hace referencia a la grasa. Su presencia resulta muy variable, oscilando entre valores del 1 al 30 %, motivos como la especie, la edad, el tipo de alimentación y la región de la canal son algunos de los responsables de su amplia variación en cuanto a su contenido lipídico.

Los motivos anteriormente citados, pueden tener relación no solo con la cantidad de grasa, sino también con la calidad de la misma.

Entre el tipo de grasa que encontramos en la carne de cerdo de capa blanca, las grasas de tipo insaturadas son las más relevantes y prevalentes. Este tipo de grasas están muy relacionadas con el tipo de alimentación que ha llevado a cabo el animal.

Enlazando este punto, y en relación a determinados mitos alimentarios en cuanto al tipo y calidad de su grasa, cabe mencionar que la alimentación del cerdo ha evolucionado muy mucho. A día de hoy, su alimentación es  fundamentalmente a base de cereales y de soja, lo que determina que este tipo de carne sea rica en ácidos grasos insaturados.

El  contenido en grasas mono y poliinsaturadas abarcan globalmente dos terceras partes (42,9 % grasa monoinsaturada y 15,9 % grasa poliinsaturada), frente a la tercera parte de saturadas.

Fuente: Revista científica “La carne de cerdo de capa blanca” Interporc.

Entre las partes más magras del cerdo blanco encontramos el solomillo, la cinta de lomo, las costillas de lomo y la pierna las cuales contienen aproximadamente entre un 2-11 % de grasa intramuscular. Por esta razón, el aporte calórico  varía según el corte de que se trate. Así, los cortes magros presentan un bajo aporte calórico, 104 kcal por cada 100 gramos de lomo de cerdo por ejemplo

AGS: ácidos grasos saturados; AGM: ácidos grasos monoinsaturados; AGP: ácidos grasos poliinsaturados. Fuente: Revista científica “La carne de cerdo de capa blanca” Interporc.

Por lo que respecta a los micronutrientes su contenido no es nada despreciable. Concretamente su aporte en vitaminas del grupo B  como la tiamina, la riboflavina, la niacina, el ácido pantoténico o la vitamina B12. En relación a otras carnes, la carne de cerdo posee diez veces más tiamina que las carnes de vaca y cordero.

Si nos centramos en sus minerales, cabe destacar la presencia del hierro, el fósforo y el zinc, aportando, por ejemplo cerca del 50 % de este último mineral a una dieta normal.

Su alto contenido en proteínas de calidad, en vitaminas, en minerales y su perfil lipídico en grasas, la convierten en un alimento sano y saludable.

Dada su composición los expertos recomiendan su consumo de 3 a 4 veces por semana (100-125 g cada ración) tanto para su inclusión dentro de una dieta equilibra como en dietas cardiovasculares, hipocalóricas, reducidas en sal o colesterol.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación alimentacion deportitas carne de cerdo deporte dieta equilibrada dietas interporc Noticias

EN EL DEPORTE, NO TODO SON PROTEÍNAS: LA IMPORTANCIA DE LA DISTRIBUCIÓN DE LOS AMINOÁCIDOS Y LAS RATIOS

La importancia de la calidad proteica

Con la existencia de un estímulo agudo de ejercicio, especialmente de fuerza, y la ingesta de proteínas se estimula la síntesis de proteína a nivel muscular, sobre todo cuando esta ingesta proteica ocurre antes o después del ejercicio de resistencia.

De manera general, la ingesta proteica de un deportista debería estar en un rango entre 1,2 y 2,0 gramos de proteína por kilogramo de peso y día. Recomendar más un extremo de un rango u otro dependerá del tipo de deporte que se realice y los objetivos personales deseados. A todo esto, se debe tener en muy en cuenta el tema de calidad proteica.

La calidad proteica es la capacidad que tiene un tipo de proteína para digerirse, estimular la masa muscular y cubrir los requerimientos humanos. De los 20 aminoácidos existes, 9 son catalogados como esenciales  y deben ser consumidos a través de los alimentos, por esta razón aquellas fuentes proteicas o tipos de proteínas que sean más ricas en aminoácidos esenciales se considerarán de mayor calidad.

Dentro de los aminoácidos esenciales, se ha determinado cuáles de ellos son más o menos influyentes en la síntesis proteica y en la modulación del equilibrio proteico en nuestro cuerpo.

Los aminoácidos esenciales ramificados llamados valina, leucina e isoleucina juegan un papel más importante a la hora de favorecer esta síntesis proteica.  Cuando se ingieren estos tres aminoácidos por vía oral, pasan rápidamente al torrente sanguíneo, posteriormente al músculo esquelético impulsado la síntesis y recuperación proteica.

La recomendación sobre la ingesta óptima de proteínas para que los deportistas maximicen la síntesis de masa muscular dependerá de la edad y los estímulos del ejercicio reciente, sin embargo, las recomendaciones generales de ingesta de proteína de alta calidad por kilogramo de peso corporal, o un bolus de 20 a 40 gramos de proteínas. Estos bolus proteicos deberían contener entre 300 y 700 mg de leucina, y/o un contenido de leucina relativamente alto en comparación con el resto de los aminoácidos esenciales. Esto se debe a que la ingesta de proteínas de digestión rápida con un elevado contenido en aminoácidos ramificados y de leucina son sustancialmente más eficaces para estimular la síntesis proteica.

Toma nota: La suplementación con leucina de forma aislada no parece generar un balance proteico tan positivo, por lo que los deportistas deberían centrarse en el consumir alimentos con una elevada aportación alimentos proteicos de alta calidad, es decir, que contengan los veinte aminoácidos, que de los veinte aminoácidos tengan una elevada concentrados de aminoácidos ramificados, y específicamente ricos en leucina.

La importancia de los ratios:

La ratio de los aminoácidos esenciales es un valor que hace referencia a la proporción entre leucina, valina e isoleucina, y se utiliza actualmente ya que no se conoce que aportación exacta de cada uno es la que aporta mayores beneficios.

Los alimentos presentan diferentes ratios 2:1:1, 4:1:1; 2:1:1, etc. Por ejemplo, en la ratio 2:1:1, nos indicará que el alimento contiene el doble de cantidad de leucina, que de valina e isoleucina.

La aportación 2:1:1 es una aportación que podemos encontrar fácilmente en las carnes.

 

La carne de cerdo, por ejemplo es destacable su alto contenido en valina, leucina, isoleucina.

A la hora de recomendar alimentos que favorezcan la síntesis muscular, siempre buscaremos alimentos que tengan mayor concentración de leucina que del resto de aminoácidos ramificados. Intentar que el alimento contenga, al menos el doble de cantidad de leucina que del resto de aminoácidos ramificados, se considerará muy positivo para ese fin.

Algunos ejemplos de alimentos que son un buen ejemplo, no solo de calidad proteica sino también de una ratio de aminoácidos correcta podrían ser:

  • Carnes magras como el cerdo, jamón serrano, jamón dulce, pollo o pavo. Los podemos añadir en comidas y cenas, además en snacks o dentro de sándwiches saludables, los cuales nos proporcionarán este plus de proteínas de alto valor biológico.
  • Pescados y mariscos
  • Los huevos
  • Lácteos

Si quieres conocer más sobre este y otros temas  acerca de  la importancia de las proteínas en la práctica deportiva, inscríbete al curso online gratuito: ALIMENTACIÓN, PROTEÍNAS Y DEPORTE

  1. Papel de las Proteinas y los Aminoácidos en el Metabolismo y la Función deportiva. Duperly, John.l. : Revista Salud UIS, 2002, Vol. 34 (1).
  2. Isolated branched-chain amino acid intake and muscle protein synthesis in humans: a biochemical review. Carina de Sousa Santos, Fabrício Expedito Lopes Nascimento. 1-5, s.l. : Einstein, 2019, Vol. 17 (3). DOI: 10.31744/einstein_journal/2019RB4898.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación equilibrada carne carne de cerdo cerdo Diabetes inmunidad inmunológico Vive en Rosa

Carne de cerdo: refuerza tu sistema inmunológico

Las proteínas son necesarias para multiplicar nuestras células defensivas.

Un 20% de la composición de la carne de porcino es proteína.

Las vitaminas son fundamentales para la maduración y multiplicación de las células defensivas.

La carne de cerdo es rica en vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B12), indispensables para reforzar nuestro sistema inmunológico.

Los minerales contribuyen al crecimiento y multiplicación de las células defensivas.

Hierro, Selenio, Zinc, Fósforo y Potasio están muy presentes en la carne de cerdo.

Artículo original publicado aquí

Categorías
actualidad del sector porcino Artículos y Entrevistas carne de cerdo futuro del sector porcino sector porcino

Alberto Herranz- esRadio Castilla y León- Es el Campo

[embedded content] Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación aporte nutricional Artículos y Entrevistas carne de cerdo minerales portada prevención obesidad Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad

LA CARNE DE CERDO DE CAPA BLANCA EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

LA CARNE DE CERDO DE CAPA BLANCA EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Dr. Miguel A. Rubio Herrera
Servicio de Endocrinología y Nutrición
Hospital Clínico San Carlos.
Facultad de Medicina UCM
Madrid

1.- COMPOSICIÓN NUTRICIONAL DE LA CARNE DE CERDO

La carne fresca de cerdo está bien reconocida como una fuente principal de proteínas de alto valor
biológico, del aporte de vitaminas del complejo B, de minerales como el hierro hemo, elementos traza
(Zn, Se) y de otros componentes bioactivos con capacidad antioxidante (coenzima Q10, taurina,
glutamina, creatina, creatinina, carnosina y anserina). Pero también, la carne de cerdo es fuente de
grasa total, ácidos grasos saturados y colesterol que, consumidos en exceso, pueden condicionar un
perfil cardiovascular negativo. No obstante, las características de la composición nutricional final de la
carne que vayamos a consumir van a depender de la raza del animal, de su alimentación, edad del
sacrificio, de los cortes de músculo que se vaya a consumir (con mayor o menor contenido de grasa
intramuscular e intermuscular).

Puede ver el estudio completo en el siguiente enlace:

CARNE DE CERDO EN OBESIDAD SEEDO INTERPORC

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación equilibrada carne de cerdo Diabetes Vive en Rosa

Carne de Cerdo y Productos Cárnicos en el Paciente con Diabetes

La diabetes es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las principales pandemias de esta época, junto a otras enfermedades no transmisibles como la obesidad. En España, aproximadamente un 7 % de la población está diagnosticada de diabetes, y se estima que hay un porcentaje similar de personas sin diagnosticar, cifra que se prevé aumentará en los próximos 25 años. De ahí la importancia de su diagnóstico precoz, la prevención y un adecuado tratamiento.

La diabetes se caracteriza por una elevación de la glucosa en sangre como consecuencia de alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono. Los síntomas clínicos, el curso de la enfermedad y las complicaciones asociadas pueden variar en características e intensidad de un paciente a otro. La diabetes tipo 1 aparece con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes, y representa el 13 % de los casos de diabetes en España. Por otro lado, la diabetes tipo 2, se asocia a la obesidad y sobrepeso, y tiene una mayor prevalencia en la población mayor de 18 años.

No existe una estrategia única para afrontar este problema, sino que dependerá del tipo de diabetes, la edad, y la presencia de otras complicaciones. Sin embargo, una alimentación adecuada, así como el ejercicio físico pautado y supervisado, constituyen una buena base común para el tratamiento de la diabetes.

Las recomendaciones actuales establecen que los ácidos grasos monoinsaturados, junto con los carbohidratos de la dieta deben suponer el 70 % de la energía total, restringiendo el aporte de ácidos grasos saturados y trans a menos del 10 %.

En este sentido, la carne de cerdo tiene un limitado porcentaje lipídico, con un aporte mayoritario de ácidos grasos monoinsaturados y una reducida proporción de colesterol. La carne magra de cerdo es un alimento adecuado y constituye una fuente importante de nutrientes, que, en el contexto de una alimentación variada y equilibrada, junto con la práctica de actividad física moderada, podrían colaborar en el control del peso y la mejora de los parámetros relacionados con la diabetes.

Los cortes magros cocinados con métodos poco grasos, como a la plancha o al horno, son perfectos para la dieta de los pacientes diabéticos. Por todo ello, la carne de cerdo junto con otras carnes magras y los productos cárnicos menos grasos, como el lomo embuchado o el jamón cocido, o el jamón serrano, pueden consumirse entre 3 y 4 veces a la semana, como parte de una dieta variada y equilibrada.

Artículo original publicado aquí

Categorías
bajo en grasa carne de cerdo dietas grasa obesidad Vive en Rosa

LA CARNE DE CERDO Y LOS PRODUCTOS CÁRNICOS EN LA PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un exceso de peso, es decir, un acúmulo de grasa corporal. Se debe principalmente a un desequilibrio entre las calorías consumidas y las utilizadas, es decir, se ingieren más calorías de las que se gastan.

La principal complicación de la obesidad es que lleva asociadas múltiples patologías como la hipertensión o la diabetes tipo 2, que es necesario controlar con la ayuda de una alimentación variada y saludable, actividad física regular y, en caso de necesidad, tratamiento farmacológico.

La carne de cerdo es baja en grasa en sus cortes magros y permite cocinados saludables sin necesidad de un aporte extra de grasa, como el cocinado al horno, al vapor o a la plancha, por lo que se trata de un alimento adecuado dentro del tratamiento y la prevención de la obesidad y el sobrepeso. Por ejemplo, un filete de lomo de cerdo (125 g) aporta 130 kcal, mientras que una ración individual de salmón (150 g) aporta más del doble, 273 kcal.

Por otro lado, la dieta diaria tiene que asegurar que el aporte de vitaminas y minerales sea el adecuado, lo que no ocurre en algunas dietas restrictivas, sin embargo, la carne de cerdo ayuda a cubrir estas necesidades.

Las dietas bajas en grasa son aquellas cuya densidad energética es menor y suelen contener más fibra, por lo tanto, pueden ayudar a aumentar la saciedad. Estas dietas pueden ser una opción adecuada cuando es preciso disminuir los niveles de colesterol del paciente. Los cortes magros de carne de cerdo y los productos cárnicos magros como el jamón serrano, lomo embuchado o jamón cocido son adecuados para ser incluidos en este tipo de dietas por su escaso aporte lipídico.

En definitiva, la carne de cerdo por su composición nutricional, asegura un correcto recambio proteico con un valor calórico similar al de otras carnes blancas. Se trata de un alimento adecuado en dietas de reducción de peso y control de la obesidad por su bajo contenido en grasa en sus cortes magros, su gran cantidad de proteínas y su adecuado contenido en vitaminas y minerales.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación bienestar animal caracteristicas carne de cerdo FESNAD formación Vive en Rosa

CARNE DE CERDO, CARACTERÍSTICAS ORGANOLÉPTICAS Y GASTRONOMÍA

A la hora de determinar los rasgos más destacados de la carne de cerdo, atendiendo a sus características organolépticas, es conveniente hacerlo en base a su color, textura y jugosidad:

COLOR Uniforme: rojizo a rosado

Función de la oxidación de mioglobina

–       Rojo intenso: muy oxigenada (oximioglobina)

–       Pardo: poco oxigenada (metamioglobina)

TEXTURA Varía en función de la cantidad de grasa, tejido conectivo, fibras musculares y tamaño de la carne.
JUGOSIDAD Cantidad de jugos liberados al masticar la carne.

Retención de agua de la carne.

Carne de cerdo: húmeda y de consistencia firme

consumo de carneEn cuanto a la gastronomía derivada del cerdo de capa blanca, nos gustaría destacar:

  • La diversidad de productos cárnicos que nos ofrece el cerdo presenta unas características, composición y estructura que las hace idóneas para una determinada preparación gastronómica.
  • Además, ofrece posibilidades ilimitadas a la hora de cocinarlo.
  • Es capaz de satisfacer las necesidades de todo tipo de consumidores y adaptarse a sus gustos.
  • Y, por último, la variedad de productos y las diferentes maneras de cocinarlos y servirlos permiten un consumo adecuado para cada momento del día.

Cabe destacar que existen múltiples factores al margen de las propias características de la carne que podrían influenciar en sus mecanismos regulatorios, como por ejemplo las técnicas de cocinado. La carne de cerdo es un alimento que se suele someter a un tratamiento térmico previo a la ingestión. Este proceso puede inducir alteraciones estructurales en las proteínas de la carne, lo que podría reducir o mejorar la tasa de digestión de las proteínas, influenciando así su efecto saciante.

Carne de cerdo

Asimismo, tal y como se recoge en las nuevas Guías Alimentarias de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, a la hora de preparar los alimentos, se recomienda optar por técnicas culinarias sencillas, que modifiquen lo menos posible las propiedades de los alimentos, y favorezcan la conservación de los nutrientes.

Artículo original publicado aquí

Categorías
bienestar animal certificado carne de cerdo consumo de carne de porcino consumo de elaborados interporc portada Prensa sector porcino español

El consumo de carne de porcino sube más de un 8% en los hogares españoles

  • También la presencia de elaboradas de porcino registra un incremento cercano al 6% con más de 457.000 toneladas
  • El porcino representa el 30% del consumo total de carnes frescas y el 82% de la transformada puesta a disposición de los consumidores

 Madrid, a 11 de noviembre de 2020.- El consumo de carne de cerdo fresca ha crecido un 8,31% en el periodo enero-julio de 2020, respecto al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos disponibles elaborados por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC).

En total, el consumo en los hogares españoles alcanzó las 488.900 toneladas de las 1,63 millones de toneladas del total de carnes consumidas (pollo, porcino vacuno y ovino/caprino).

Asimismo, en ese mismo periodo aumentó el consumo de elaborados, hasta un 5,97%, con más de 457.000 toneladas de porcino.

El sector porcino de capa blanca aporta a los consumidores españoles el 43% del total de carnes que ingieren a lo largo del año y contribuye al sistema alimentario español con el 30% de toda la carne fresca y el 82% de toda la carne transformada.

Los datos ponen de manifiesto que el porcino de capa blanca está respondiendo a los consumidores, que demandan, cada vez con mayor exigencia, productos más saludables y elaborados atendido al bienestar de los animales y el medio ambiente.

En este sentido, la industria cárnica de porcino trabaja cada día para llevar al mercado derivados cárnicos más saludables y con diferentes características y composición (reducidos en grasa, reducidos en sal, etc.). Además, junto a la comercialización de carnes y despojos frescos, congelados y refrigerados, al corte o envasados, convive una amplísima y potente gama de productos elaborados, de múltiples tipologías, formatos y presentaciones (curados, cocidos, conservas, etc.).

Todos, productos de máxima calidad y seguridad alimentaria, y elaborados bajo el modelo de producción más exigente del mundo en materias como el bienestar animal y el cuidado del medio ambiente.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación bienestar animal carne de cerdo FESNAD formación seguridad alimentaria trazabilidad Vive en Rosa

Seguridad alimentaria en la carne de cerdo

Proceso productivo de la carne de cerdo

La carne de cerdo, al igual que gran cantidad de alimentos de origen animal, tiene su punto de partida en la producción ganadera, es decir, en las granjas. Posteriormente son transformados para su comercialización por medio de mataderos, salas de despiece y de fileteado. Una vez concluido este proceso, se procede a su venta a mayoristas, distribuidores y al comercio tradicional.

Pero para una óptima distribución y comercialización, la industria cárnica está obligada a cumplir con una serie de requisitos y exigencias sanitarias para garantizar que los alimentos tratados son seguros e inocuos. Para ello, se tiene en cuenta:

  • Trazabilidad: un sistema de identificación de lotes y de la información asociada a los lotes.
  • Sistema de autocontrol APPCC (gestión de inocuidad alimentaria aplicado en toda la cadena).
    • Identifican y controlan peligros en materia de higiene y determinan medidas a aplicar.
    • Específico de cada empresa.
    • Cumplimiento obligatorio a nivel europeo.
  • Certificación en Nomas ISO (Organización Internacional de Normalización).
  • Otros sistemas de control: BRC o IFS.

En cuanto al sistema de identificación de lotes, se puede logar por medio de tres métodos principales:

  • Trazabilidad: se contemplan tres formas: hacia atrás (o en origen), interna o de proceso, o hacia delante (en el destino del producto)
  • Lotes de pienso: se debe conocer el origen de las materias primas que componen el pienso, el cual se debe producir en lotes discontinuos para poder ser valorados y controlados de forma independiente. Para ello, es muy importante el registro de la entrada de pienso en las granjas.
  • Además, los animales pueden ser identificados individualmente o por lotes de varios animales.

A continuación, mostramos información destacada asociada a los lotes:

En cuanto a la trazabilidad en los mataderos, para garantizar la seguridad se debe identificar siempre cada lote de animales según la granja de origen y cada canal de forma individual. Así, en la sala de despiece se procede a la organización del trabajo en lotes. Además, es importante destacar la presencia diaria de veterinarios oficiales encargados de verificar que se cumplen con las obligaciones que se establecen en los reglamentos de higiene y controles oficiales.

Sin ir más lejos, a diario se realizan supervisiones de aspectos como:

  • Instalaciones de sacrificio y de faenado
  • Higiene del personal
  • Bienestar animal
  • Sangrado y faenado
  • Supervisión de SANDACH
  • Marcado sanitario y etiquetado
  • Almacenamiento y expedición.

Todo ello con la idea de lograr un cumplimiento óptimo de higiene y seguridad alimentaria, así como de bienestar animal en todos los puntos de la cadena de producción del porcino.

Higiene en la producción

En la producción, como vemos, mantener la higiene en todo momento se convierte en un aspecto fundamental para poder garantizar la seguridad alimentaria de los productos, evitando así la contaminación de los alimentos.

Pero,  ¿qué medidas debemos adoptar para asegurar unas buenas prácticas de higiene? Destacamos:

  • Formación de trabajadores
  • Condiciones y mantenimiento de equipos e instalaciones
  • Limpieza y desinfección
  • Desinsectación y desratización
  • Agua de abastecimiento
  • Buenas prácticas de elaboración y manipulación
  • Trazabilidad
  • Control de proveedores
  • Otras prácticas específicas. Control de residuos químicos en mataderos

Estas medidas preventivas contribuyen, por un lado, a evitar que ocurra cualquier anomalía, pero también a estar preparados para adoptar medidas a tomar en el caso de detectar alguna incidencia.

Pero también contamos con medidas correctoras posteriores, como un sistema de trazabilidad que permite identificar cualquier producto a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución y así se puede localizar cualquier producto de forma rápida y eficaz.

Seguridad alimentaria y COVID-19

Por último, cabe destacar sobre todo teniendo en cuenta la situación actual que los coronavirus como el COVID-19 se transmiten persona-persona a través de gotículas respiratorias que expulsamos al estornudar, toser o hablar.

Por este motivo, después de comprar, tocar envases de comida y antes de preparar o ingerir comida, es importante lavarse las manos con agua y jabón y, en caso de no tener cerca, con gel hidroalcohólico.

Actualmente, no hay ninguna evidencia que sugiera que consumir o manipular alimentos esté asociado a la propagación del virus que causa la Covid-19.

Artículo original publicado aquí

Categorías
adolescentes alimentación alimentación escolar carne cerdo niños carne de cerdo deportistas embarazo FESNAD tercera edad Vive en Rosa

Carne en las diferentes etapas y situaciones de la vida

La alimentación, en función de la etapa de la vida en que nos encontremos, varía ya que nuestras necesidades varían. Obviamente, no tienen las mismas necesidades nutricionales un adulto que un niño de 6 años. Así, en lo que se refiere a niños de entre 0 y 3 años, en cuanto a consumo de carne, consideramos que el proceso óptimo se dividiría en:

  • 6 meses à Introducción de la carne
  • 8 meses à Carne de cerdo (solomillo y lomo, eliminando grasa)
  • 1 año:
    • Necesidades energéticas 100 kcal/kg de peso/día
    • Necesidades proteicas à 23g de proteína/día

En cuanto al consumo de carne de cerdo de capa blanca, cabe destacar que el componente magro es adecuado en esta edad por su densidad nutricional, sabor y textura.

Una vez superan esta etapa, los niños y niñas en etapa pre-escolar y escolar alcanzan un proceso de consolidación de sus hábitos nutricionales. Es decir, comienzan a requerir un rico aporte en todos los nutrientes que le permita desarrollar los nuevos tejidos propios de la edad en que se encuentren. Para ello, algunos de los requerimientos más destacados en esta etapa serían:

  • Necesidades proteicas: condicionadas por las demandas de crecimiento
  • Grasa: 30-35% del total calórico: el lomo de cerdo sin ir más lejos posee 2,5 g de grasa por cada 100 g de las cuales 0,98 g son saturadas

La carne de cerdo, especialmente en sus cortes magros, es adecuada para esta etapa de la vida por su alta densidad de nutrientes.

Pasados los años, los niños y niñas pasan a la adolescencia, un período de rápido crecimiento en peso y talla y de importantes cambios físicos. Por este motivo, el cuerpo comienza a incrementar sus requerimientos, entre los que destacan:

  • Energéticos, proteicos y de algunas vitaminas y minerales (calcio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B, vitamina D, C, A y E).
  • Requerimientos proteicos
    • 10-13 años à 0,95 g /kg pc/día
    • 14-18 años à 0,85 g /kg pc/día
  • Requerimientos de lípidos (25-35% VCT)
    • Saturados à 8% del VCT
    • Poliinsaturados à 11% del VCT.
    • Colesterol à < 200mg/día

La carne de cerdo es rica en vitaminas y minerales de interés durante la adolescencia. Su ingesta es perfectamente compatible dentro de una dieta variada y equilibrada.

Una vez alcanzamos la tercera edad comienzan a surgir nuevos problemas en nuestro cuerpo, como por ejemplo la desnutrición. Algunos de los cambios físicos derivados de está situación lo encontramos en un descenso de la masa muscular, en el gasto metabólico basal y en las necesidades energéticas de nuestro cuerpo. Por eso es importante durante esta etapa de nuestra vida escoger alimentos ricos en nutrientes. En cuanto a los requerimientos más importantes destacamos:

  • Proteicos:
    • >60 años à 1-1,2 g/kg de peso y día.
    • Equilibrio entre proteínas de origen animal (60%) y de origen vegetal.
  • Lípidos (30-35% VCT)
    • Monoinsaturadas 10-15%
    • Poliinsaturadas 7-8%
    • Saturadas <10%
    • Colesterol <100mg/día
  • Vitaminas importantes à D, E, C, B6, B12 y ácido fólico
  • Minerales importantes à Calcio, hierro, zinc, selenio, magnesio
    • Las necesidades de vitaminas y minerales pueden verse modificadas por problemas de salud o toma de medicamentos.

En lo que se refiere a consumo de carne de cerdo, las recomendaciones de ingesta diaria son: 100-125 g de carne magra, 100 g de jamón cocido y 40-50 g de jamón serrano. De hecho, La carne de cerdo de capa blanca, en particular las partes magras y sus derivados, suponen un alimento muy recomendable para personas de la tercera edad ya que contribuye a facilitar su alimentación, supone un aporte nutricional adecuado y, además, posee una gran variedad de preparaciones culinarias de fácil masticación y digestión.

En el embarazo y la etapa lactancia, por su parte, los requerimientos nutricionales están incrementados. Es decir:

  • Importante el aporte de:
    • Ácido fólico, hierro, calcio, yodo y magnesio.
    • En lactancia à también vitamina A y C

Además, en esta etapa, la carne de cerdo de capa blanca constituye una fuente idónea para ayudar a que las necesidades nutricionales de proteínas, hierro, vitaminas B1, B3 y B12, así como de zinc, fósforo y potasio estén totalmente cubiertas.

Por último, sobre los deportistas, cabe destacar que por su propia naturaleza también sus requerimientos nutricionales incrementados:

  • Proteínas: formadoras de tejidos. Requerimientos de aminoácidos aumentados.
  • Carbohidratos: combustible primario del musculo en ejercicio
  • Vitaminas del grupo B (B2 o B6) y vitamina C
  • Minerales como el hierro y el zinc

La carne de cerdo de capa blanca, en concreto las partes magras, son buena fuente proteica aportando proteínas de alto valor biológico, que pueden incluirse perfectamente en la alimentación de un deportista, dentro de una dieta equilibrada y siguiendo recomendaciones nutricionales.

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo FESNAD grasas nutrientes proteínas vitaminas y minerales Vive en Rosa

NUTRIENTES Y BENEFICIOS DE LA CARNE DE CERDO

El papel de la carne en nuestra dieta

La carne de cerdo, gracias a su gran densidad nutricional y a su variedad de nutrientes, ofrece múltiples beneficios para nuestro cuerpo. Hablamos de nutrientes de fácil asimilación. Pero no todas las carnes son iguales: la variedad de la carne y diferentes características dependerá de aspectos como:  

  • Especie animal
  • Características de cría
  • Parte anatómica de origen de la carne

Además, su consumo es idóneo para según qué segmentos de la población, dependiendo de sus características fisiológicas o sus necesidades nutricionales. De hecho, su consumo entra dentro del aporte que necesitamos a partir de una dieta equilibrada. Con esto nos referimos al consumo de 2 raciones diarias de proteínas, al consumo de carnes magras (retirando la grasa visible) y al de embutidos, pero siempre dentro de una frecuencia adecuada.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda el consumo de carne o derivados entre 2-4 veces/semana, priorizando las carnes magras y no más de 2 raciones/semana de carne roja.

Carne de cerdo, diferentes cortes y sus beneficios

A continuación, te presentamos cuáles son los principales cortes, así como los beneficios derivados de su consumo:

a) Grasas

  • Diferente composición grasa en función de:

  • En muchos cortes, la grasa no está infiltrada en el músculo (70% es subcutánea) à de más fácil retirado

b) Proteínas

  • Cortes magros alto contenido en proteínas de alto valor biológico
  • 1 ración (125g) de lomo de cerdo  30g de proteína

c) Vitaminas

  • Grupo B (B1, B2, B6 B3 y B12) à correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario
  • Destaca el contenido en vitamina B1 o tiamina frente a otras carnes.
    • 100g de carne magra de lomo de cerdo de capa blanca: 0,48 mg de tiamina
    • 100g de pechuga de pollo o solomillo de ternera: 0,1 mg de tiamina

d) Minerales

  • Zinc, potasio, fósforo, magnesio y hierro, esenciales en nuestro organismo.
  • Sustancias bioactivas à efectos antioxidantes efectos antihipertensivos

Beneficios para nuestro cuerpo:

Los beneficios para nuestro cuerpo derivados del consumo de carne de cerdo, como vemos, son muchos y muy variados:

  • Metabolismo: La chuleta tiene un alto contenido en niacina (vitamina B3). Esta vitamina contribuye al metabolismo energético normal.
  • Sistema inmune: El lomo es fuente de zinc y tiene alto contenido de selenio. Ambos contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Sistema nervioso central: El lomo es rico en tiamina (vitamina B1) y fuente de vitamina B6, las cuales contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso. Además, la vitamina B6 ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Corazón y tensión arterial: El lomo es rico en tiamina que contribuye al funcionamiento normal del corazón y es fuente de potasio que contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal.
  • Sistema óseo, dientes: La paletilla es fuente de fósforo, mineral que contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.
  • Sistema muscular: El solomillo es rico en proteínas que contribuyen a que aumente y a conservar la masa muscular y, además, es fuente de potasio que contribuye al funcionamiento normal de los músculos.

Derivados cárnicos: del cerdo se come todo

Por último, cabe destacar que por normal general el cerdo tiene un 70% de rendimiento, en cuanto a aprovechamiento de sus partes, incluyendo las destinadas a uso farmacéutico o cosméticos.

Algunos de los derivados más destacados son el jamón (ya sea cocido o serrano), el lomo embuchado, el salchichón, el chorizo… Eso sí, deben consumirse con carácter moderado en el contexto de una dieta equilibrada.

En este contexto, las raciones recomendadas son:

  • 125-150 g de carne
  • 50 g de jamón (cocido y serrano)
  • 30 g de chorizo o chóped

Artículo original publicado aquí

Categorías
bioseguridad Bioseguridad sector porcino carne de cerdo El ayer y hoy del cerdo interporc peste porcina africana sector porcino

Granjas de porcino, a la cabeza del mundo en bioseguridad

El sector porcino español lleva años trabajando con una enorme responsabilidad en las mayores medidas de bioseguridad y extremando al máximo la precaución en todos los aspectos relevantes para prevenir la entrada de enfermedades.

Este esfuerzo, se ha reforzado aún más, a la raíz del brote de peste porcina africana detectado en Alemania, especialmente en aspectos clave como las medidas de bioseguridad en granja, las condiciones de limpieza y desinfección de los vehículos de transporte de animales y la vigilancia y cuarentena de animales vivos importados.

España cuenta con unos rigurosos planes de vigilancia sanitaria y bioseguridad, que son la base principal para mantener al país libre de enfermedades, garantizar la producción de alimentos de forma segura y mantener una política exportadora pujante, pero es muy importante no bajar la guardia y que cada agente del sector cumpla rigurosamente con todos los protocolos y precauciones sanitarias.

En nuestro país contamos con una estricta legislación en la que se especifican los requisitos legales de bioseguridad que deben cumplir las granjas de porcino para poder desarrollar su actividad ganadera, de ahí que el nivel de bioseguridad y el estatus de nuestra cabaña sean de los más altos del mundo.

También es de destacar el Programa Nacional de Vigilancia Sanitaria español, cuyas rigurosas medidas permiten prevenir enfermedades en el ganado y detectar de forma temprana cualquier anomalía para actuar con rapidez.

Artículo original publicado aquí

Categorías
carne de cerdo El ayer y hoy del cerdo interporc motor de empleo pueblos sector porcino

El sector porcino en la “España habitada”

El sector porcino español, con más de 80.000 granjas y miles de industrias repartidas por el territorio nacional, y muy especialmente en las zonas rurales tiene una enorme importancia para la economía y el empleo de nuestro país.

Son más de 350.000 puestos de trabajo que evidencian por sí mismos la dimensión de nuestro sector. Pero su trascendencia es aún mayor por la impagable aportación que realiza a la vertebración del territorio y al mantenimiento del patrimonio social y cultural que suponen los miles de pequeños pueblos diseminados a lo largo de nuestra geografía, donde el sector ocupa esa ‘España vaciada’ de la que tanto se habla.

Esa ‘España Vaciada’ abandonada por las distintas administraciones y por otros muchos sectores, pero no por el porcino ni por otros sectores agrícolas y ganaderos. Para nosotros esa es nuestra ‘España habitada’, porque nuestras granjas, mataderos e industrias están de forma preferente en esas zonas, donde siempre hemos estado, y donde queremos seguir estando.

Por poner solo algunos ejemplos en números, el 40% de las granjas e industrias del sector porcino se ubican en municipios de menos de 5.000 habitantes. Asimismo, 3,5 de cada 10 puestos de trabajo directos que genera el sector están en esas localidades menos habitadas.

Por otra parte, cada año el sector realiza en las pequeñas localidades inversiones por un valor superior a los 1.200 millones de euros.

Los datos ponen de manifiesto que la mayor parte del impacto económico y del empleo que genera el sector porcino español se da precisamente en las zonas rurales. Damos vida a esas localidades y somos el motor que hace posible que se mantengan también escuelas abiertas en pequeños pueblos gracias a que hay niños cuyos padres y madres trabajan en una granja, en el departamento de calidad de una industria o en sectores auxiliares que proveen al sector.

Artículo original publicado aquí

Categorías
anemia ferropénica carne de cerdo deporte diabetes tipo 2 embarazo lactancia obesidad patologías situaciones fisiológicas y patológicas Vive en Rosa

La carne de cerdo en diversas situaciones fisiológicas y patológicas

La carne de cerdo de capa blanca tiene unas cualidades nutricionales que hacen de ella un alimento muy adecuado para incluir en la alimentación en diferentes situaciones fisiológicas y patológicas a lo largo de la vida. Si a esto le añadimos su rico sabor, fácil digestibilidad y versatilidad de preparación, podemos afirmar que esta carne tiene una gran cabida en una alimentación y estilo de vida saludables.

Principales patologías en las que se ajusta la inclusión de carne de cerdo de capa blanca en la alimentación:

Anemia ferropénica

En la mujer, la menstruación y el período de embarazo pueden provocar deficiencia de hierro y anemia como consecuencia de esta, sobre todo en mujeres deportistas. Por ello, es recomendable consumir alimentos con alto contenido en hierro de alta biodisponibilidad como la carne de cerdo de capa blanca.

Obesidad

La carne de cerdo de capa blanca es un alimento con un perfil lipídico de calidad, ya que dos tercios están compuesto por grasa insaturada. Además, en los cortes magros como el lomo o el solomillo, el contenido en grasa es poco más del 2 % y tiene un bajo contenido de grasas saturadas.

En línea con las recomendaciones de consumo, la carne magra de cerdo tiene un bajo porcentaje graso, con una buena proporción de ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados que componen un perfil lipídico de calidad, ya que un menor consumo de grasas saturadas contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo.

Diabetes tipo 2

La base para prevenir esta patología es mantener un peso corporal adecuado mediante la combinación de actividad física regular y una alimentación adecuada, en la que la inclusión de la carne de cerdo de capa blanca tiene mucho que aportar.

Por su parte, los cortes magros son una fuente de proteínas de calidad con un bajo porcentaje graso y una gran versatilidad gastronómica, que permite cocinados sencillos como la plancha, asados o hervidos que no necesitan apenas grasas de adición. Por ello, encaja a la perfección en la alimentación de las personas con diabetes.

Por otro lado, existen algunas situaciones que requieren un mayor aporte de determinados nutrientes:

Deporte

La práctica de ejercicio conlleva un cierto desgaste muscular, por lo que un aporte adecuado de proteínas, que contribuyen al mantenimiento y desarrollo de la masa muscular, adquiere especial relevancia. En este sentido, la carne de cerdo es una excelente fuente de proteínas de calidad, así como de vitaminas del grupo B, como la B6, que contribuye al normal metabolismo de las proteínas y también del glucógeno.

Embarazo y lactancia

Una alimentación adecuada en esta etapa es de vital importancia para el correcto crecimiento y desarrollo del bebé, así como para favorecer el mantenimiento de la salud de la madre. Por ello, la carne de cerdo es un buen alimento para incluir en la alimentación de las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que contribuye al aporte de las necesidades de proteínas, que aumentan en estas etapas entre 12 y 25 gramos en relación con las de la mujer adulta.

Además de su interesante perfil nutricional, la carne de cerdo de capa blanca es un alimento de gran versatilidad gastronómica. Por todo ello, la carne de cerdo es una opción muy acertada dentro de una alimentación variada y equilibrada para todos los gustos y etapas de la vida en el contexto de un estilo de vida saludable.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación alimentación escolares carne de cerdo cenas dieta equilibrada dietas interporc Noticias

LA VUELTA AL COLE. CÓMO GESTIONAR LAS CENAS DE LOS ESCOLARES

Con la vuelta al cole y al comedor escolar las cenas vuelven a  ser un quebradero de cabeza para más de una familia. Según un estudio realizado por la OCU (Organización de consumidores y Usuarios) más del 30% de los estudiantes de educación infantil y primaria hacen uso del comedor escolar.

El comedor escolar presenta una función nutricional y educativa importante. Dicho espacio no solo busca alimentar a los escolares. Pretende una  doble vertiente de educacional. Por un lado, ayuda a la adquisición de hábitos alimentarios y representa un lugar de socialización y convivencia.

A pesar de su función y papel relevante el comedor escolar no lo es todo. Para las familias es una herramienta para que las comidas que los niño es que realizan fuera de casa sean variadas, equilibradas y adaptadas, pero resulta imprescindible complementar la comida del colegio con las cenas.

Puede ser relativamente fácil caer en el error de adaptar las cenas a los gustos y preferencias de los niños para minimizar o evitar directamente cualquier tipo de conflicto o rechazo con determinados alimentos. La premisa es clara. Estas cenas deben cumplir la misma premisa que deben cumplir los menús escolares: ser equilibrados y variados.

Una alimentación saludable se define como aquella que es suficiente, equilibrada, variada, adaptada, segura y satisfactoria sensorialmente

Para disfrutar de un menú equilibrado y variado es importante una buena organización, disponer del menú escolar (bien detallado, con tipo de alimento y cocción utilizada).

En la hora de las comidas la estructura se compone básicamente de:

  • Primer plato: Carbohidratos y/o legumbres y/o verduras
  • Segundo plato: Aliment proteico (carne, pescado, huevos o legumbres)
  • Acompañamiento: Verduras y/o Carbohidratos
  • Postres: Fruta
  • Pan
  • Agua

La hora de la cena no debe ser menos y  debe presentar una estructura similar, donde deben estar representados los mismos grupos básicos de alimentos que en la hora de la comida, pero con un aporte energético inferior:

  • Primer plato: Carbohidratos y/o legumbres y/o verduras
  • Segundo plato: Alimento proteico (carne, pescado, huevos o legumbres)
  • Acompañamiento: Verduras y/o Carbohidratos
  • Postres: Fruta
  • Pan
  • Agua

Si al medio día se come….

Por la noche podemos ofrecer…

Primer plato: Verdura

Segundo plato: Legumbres

Acompañamiento: Carbohidratos

Postres: Fruta

Pan

Agua

Primer plato: Carbohidratos

Segundo plato: Carne

Acompañamiento: Verduras

Postres: Fruta

Pan

Agua

Ensalada griega

Potajillo de lentejas con arroz

Naranja

Pan

Agua

Puré de patata

Libritos de lomo al horno con zanahorias baby y calabacín

Macedonia natural

Pan
Agua

La alternancia entre los diferentes grupos de alimentos así como entre los diversos alimentos que confieren cada grupo es importante para evitar la monotonía y cumplir con la función educacional gastronómica-alimentaria del momento de la cena.

A partir de estas estructuras básicas se debe garantizar el aporte de los diferentes grupos de alimentos y sus raciones aconsejadas de manera diarias/semanales.

Alimentos Frecuencia de consumo

 

Verduras y hortalizas Mínimo en comida y cena
Carbohidratos integrales, patata y

otros tubérculos

En algunas comidas del día
Fruta fresca 3 raciones al día, como mínimo
Lácteos (incluyendo bebidas vegetales

enriquecidas en calcio, sin azúcares)

1-3 raciones al día
Proteínas (Alternando):

Carne

Pescado

Huevo

Legumbres

2 raciones al día (Alternando):

3-4 raciones a la semana

2-3 raciones a la semana

3-4 raciones a la semana

3-4 raciones a la semana

Agua En función de la sensación de sed
Aceite de oliva virgen Tanto para cocinar como aliñar

Resumiendo:

Lo recomendable es que la base de su alimentación sean los hidratos de carbono, es decir pasta, arroz, pan, etc. preferiblemente integrales. Seguidos de un abundante consumo de vegetales, idealmente de 5 raciones de frutas y hortalizas diarias. Además, un consumo de proteínas magras, como la carne de cerdo, de 3 a 4 veces por semana, alternando entre las distintas fuentes animales y vegetales, y utilizar el aceite de oliva virgen extra como grasa principal para cocinar y aliñar. Además, se aconseja moderar el consumo de carnes grasas de una a dos veces por semana y dejar los alimentos con gran contenido en azúcar únicamente para de vez en cuando.

Referencias:

Guía para planificar el menú escolar.

http://www.madrid.org/dat_capital/deinteres/impresos_pdf/GuiaMenuEscolar.pdf

Acompañar las comidas de los niños.

https://scientiasalut.gencat.cat/bitstream/handle/11351/1986/acompanyar_apats_infants_2016_cas.pdf?sequence=2

¿Qué tal comen nuestros hijos en el cole?

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/noticias/comedores-escolares

La alimentación saludable en la etapa escolar.

http://salutpublica.gencat.cat/web/.content/minisite/aspcat/promocio_salut/alimentacio_saludable/02Publicacions/pub_alim_inf/guia_alimentacio_saludable_etapa_escolar/guia_alimentacio_etapa_escolar.pdf

https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/educacion_para_la_salud_splitpdf_page226-234.pdf

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación alimentación en el trabajo carne de cerdo comer en el trabajo dietas interporc Noticias

COMER DE TÁPER EN EL TRABAJO…¡SALUDABLEMENTE!

El actual estilo de vida y los horarios de trabajo hacen complicado que podamos desplazarnos a casa para poder realizar la comida. En el ámbito sanitario, con los trabajos a turnos, el uso del táper o fiambrera es un recurso imprescindible en muchas ocasiones si desea seguir las recomendaciones de una dieta equilibrada, saludable y variada.

Para disfruta de un táper, y en general una alimentación, lo más saludable posible: Organizarse es un punto muy importante.  Por esta razón, PLANIFICAR  los menús de la semana con antelación es el primer paso a seguir para cuidar la alimentación.

Debemos renunciar a la  monotonía de las comidas y cenas de táper y tener claro que podremos transportar (casi) de todo.

 

REGLAS A TENER EN CUENTA EN LA ELABORACIÓN DEL TÁPER:

  1. Incluir ensaladas, verduras u hortalizas en cada comida
  2. Combinar estas verduras o ensaladas con una ración de proteína animal (carnes, pescado, huevo) o de legumbre (una vez a la semana).
  3. Completar los dos grupos de alimentos anteriores con una pequeña ración de arroz, pasta o patata…los  hidratos de carbono
  1. Incluir todos estos grupos de alimentos en un mismo recipiente en forma de plato

único para facilitar el transporte de la fiambrera

  1. Potenciar los colores de tu táper.
  2.      Grasas saludables: No sólo podemos  emplear aceite de oliva, sino también aguacate,       aceitunas, frutos secos, semillas…
  3. Bebidas sin calorías, y como natural y sano ¡el agua!
  4. No olvidar el postre ya sea a base de lácteos  (yogurt) o una pieza de fruta

SOLUCIONES FÁCILES, RÁPIDAS Y SANAS:

Hay ciertos alimentos que deberíamos tener siempre presentes en la nevera o en nuestra despensa para que la elaboración de la fiambrera nos resulte más fácil:

  • Bolsas de ensalada preparadas
  • Tomates cereza y espárragos en conserva
  • Verduras y hortalizas preparadas en forma de pisto, hervidas o al horno el día anterior, en tarros, bricks crema…
  • Verduras congeladas
  • Legumbres cocidas
  • Arroz y pasta hervidos en nevera
  • Vasitos de arroz, quinoa, bulgur…
  • Dados de jamón serrano, jamón cocido, solomillo, lomo…
  • Atún en aceite de oliva o al natural
  • Huevos cocidos
  • Pescados y mariscos como gambas, palitos de cangrejo, berberechos…

Algunos ejemplos resultones de táper:

Táper único:

Ensalada completa de pasta, daditos de jamón y queso ahumado y vegetales al vapor con salsa de piñones.

Primero + segundo ¿Por qué no?

Crema de calabacín

Solomillo de cerdo a la naranja con guarnición de arroz

MACARRONES CON VERDURAS, CARNE PICADA DE CERDO Y COLIFLOR

Ingredientes para 1 persona:

  • 70 gramos de pasta en crudo
  • 100 gramos de carne magra de cerdo picada
  • 1 tomate mediano cortados a dados, pelados y sin pepitas
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/4 de Coliflor
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de orégano

Preparación

1) Rallar la coliflor con un rallador grueso.

2) En una sartén dorar los ajos, agregar la coliflor rallada, el agua y taparlo. Pasados unos minutos, destaparlo y agregar la carne picada de cerdo. Dorar, agregar orégano y sal a gusto.

3) Hervir la pasta siguiendo las instrucciones del paquete.

4) Mezclar la pasta con la carne y la coliflor, para agregar al final el tomate.

5) Servir.

Comentario

La carne de cerdo es una carne con un alto contenido proteico las cuales presentan un alto valor nutricional con todos los aminoácidos esenciales.

Se puede sustituir el tomate crudo por 3 cucharadas sopera de salsa de tomate.

Artículo original publicado aquí

Categorías
alimentación carne de cerdo curso deporte dietas estudio nutricional interporc Noticias profesional sanitario proteínas

ALIMENTACIÓN, PROTEÍNAS Y DEPORTE

Te presentamos un nuevo curso online exclusivo para personal sanitario y al que ya puedes  inscribirte.

GAN, entidad organizadora del curso, con el patrocinio de Interporc ofrece la oportunidad a todos aquellos profesionales sanitarios que deseen:

  • Conocer la función de las proteínas como nutriente esencial en la práctica deportiva·
  • Identificar el papel de la planificación nutricional en los principales tipos de deportes.
  • Conocer y diferenciar  las ayudas ergogénicas que más puedes encontrar en consulta, su evidencia científica y sus efectos secundarios.
  • Tener conocimiento de las dudas más frecuentes de las personas que practican deporte.
  • Obtener respuestas fáciles y sencillas para explicar a los pacientes sobre  la importancia de las proteínas y que sepan escoger aquellas de mejor calidad.

El curso consta de 5 módulos:

  • Módulo 1: Bases del metabolismo proteico básico aplicado al deporte
  • Módulo 2: Las proteínas de los alimentos. Análisis de la composición nutricional
  • Módulo 3: Requerimientos proteicos en los diferentes tipos de deportes antes y durante la práctica deportiva
  • Módulo 4: Recuperación nutricional tras la práctica deportiva
  • Módulo 5: Ayudas ergogénicas en el deporte
  • Módulo 6: Herramientas para la consulta (Herramientas y recetas)

Al finalizar el curso, y habiendo realizado un examen, obtendrás un diploma acreditativo.

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

Artículo original publicado aquí