Categorías
barbacoa Restaurante Cariño Granada restaurantes

Los 5 pasos para una barbacoa perfecta

Una barbacoa no se trata únicamente de echar carne sobre una parrilla con carbón incandescente. Es algo más complejo y lo vas a entender cuando te contemos a continuación los 5 pasos para una barbacoa perfecta.

Llega el verano y las barbacoas se convierten en celebraciones recurrentes, y en alguna de esas, te toca a ti actuar como anfitrión. La casa del pueblo, la piscina, una tarde-noche veraniega, los mojitos… Tienes todos los ingredientes necesarios para un rato fantástico con tu familia y amigos, pero para que la barbacoa te quede de rechupete, mejor que tengas en cuenta esta serie de normas sobre cómo hacer una barbacoa que pocos olvidarán.

Cualquier persona que haya hecho una barbacoa sin los instrumentos, y a lo loco , se habrá dado cuenta del resultado final (y sus invitados también). Panceta calcinada, chorizo literalmente al infierno, hamburguesas como piedras, pinchitos crudos… ¿Te suena?

Si es así, coge papel y boli o haz apuntes mentales de la “receta” mágica que hoy compartimos contigo desde Cariño Restaurante Airport para que te conviertas en una estrella de la parrilla.

  1. Momento compra

Cuando se os pase por la cabeza improvisar un plan para comer o cenar sobre la marcha, pensad en cualquier otro menos en el de hacer una barbacoa.

La organización es la regla número uno para que realmente disfrutéis de este manjar. Te sitúo para que lo entiendas mejor. Si son las 12 del mediodía y a tu amigo se le enciende la bombilla para hacer una BBQ, tendréis que ir a comprar la carne al tuntún y el saco de carbón.

Después tendréis que desplazaros al lugar, encender el fuego y esperar un buen rato hasta que las brasas estén en su punto (y eso va para largo). Ya son casi las 16.30 horas y estáis muertos de hambre, así que la impaciencia os puede y echáis la carne a lo loco en la parrilla y os la coméis medio cruda por tal de no esperar 3 minutos más. Tres bocados y ya estáis llenos porque antes te has comido media barra de pan y las cervezas te han quitado el apetito. ¡Estupendo!

Para que esto no ocurra, planifica la barbacoa con antelación. Fija un día para ese encuentro y pide confirmación de asistencia. Diseña el menú en función del número de personas que van a ir. No compres toda la sección cárnica del supermercado o dejes desangelada la carnicería de tu barrio.

Si la BBQ va a ser fundamentalmente de carne, calcula alrededor de 200 gramos para los entrantes (pinchitos, morcilla, chorizo…) y otros 200 gramos para las carnes principales (chuletas, entrecot, cabezada, hamburguesas, costillas….).

Apuesta también por la verdura en el menú. Perfecta como guarnición para la carne o quizá entre tus invitados haya alguna persona con preferencia por los vegetales.

  1. ¿Barbacoa limpia?

¿Cuándo fue la última vez que limpiaste la barbacoa? Límpiala antes de utilizarla, pero lo ideal es que esa tarea la hagas justo después de cocinar. Cuando esté aún caliente, echa agua y sal y frota con papel de periódico. Si no lo hiciste la última vez, deja que las brasas calienten cinco o diez minutos para eliminar olores y restos de grasa del último uso.

  1. Cómo encender una barbacoa

Si quieres comer a las 15 horas, enciende la barbacoa a las 14 horas. Lleva su tiempo, más o menos una hora, que el carbón se convierta en las brasas perfectas para cocinar la carne para que quede tierna y jugosa. Para eso, la llama tiene que desaparecer casi por completo y el calor debe repartirse de forma uniforme por toda la superficie.

Si te estás preguntando cuánto carbón hay que echar en una barbacoa, se [email protected] al principio porque añadirlo a mitad de la comida porque nos hemos quedado cortos es un error. Supondría vuelta a empezar para tener el fuego a punto.

  1. El secreto de una barbacoa perfecta

Las brasas son las protagonistas. Controla que se mantengan vivas durante todo el proceso. Si ese tono rojizo tiende a desaparecer, reavívalo abanicando (eso sí, ni se te ocurra hacerlo con comida sobre la parrilla para que no se pegue el carbón al alimento). Si, al contrario, al poner ciertas carnes que desprenden grasa, las llamas se avivan, usa sal para rebajarlas.

  1. Orden de la carne en una barbacoa

Cada carne tiene sus peculiaridades y requisitos a la hora de ser cocinada en una barbacoa, pero hay dos normas comunes: no se deben dar la vuelta a las piezas hasta que no estén cocinadas por un lado y la sal se añade después de cocinar.

Respecto al orden de cocinado de la carne en un barbacoa, primero se deben cocinar las piezas más pequeñas y grasas (chorizos, morcilla, pinchitos, panceta…), ya que necesitan un mayor tiempo de cocción. Si hay verduras, aprovecha este momento para semihacerlas y darle el toque final cuando esté el plato principal sobre las brasas.

¿Y el resto? Te indicamos los tiempos de cocción para carnes en barbacoas.

Cerdo: los derivados del cerdo necesitan unos 10 minutos por cada lado, a una distancia de unos 10 centímetros de las brasas.

Pollo: apuesta por alitas y muslitos y tenlos otros 10 minutos por cada lado.

Ternera y buey: para que esté al punto, su tiempo de cocción es de 2 a 5 minutos por cada lado, y la parrilla debe estar cerca de las brasas, a unos cinco centímetros.

Cordero: depende del paladar, pero si el fuego es potente, solo necesitará cinco minutos por cada lado para que quede crujiente, a unos 5 centímetros de las brasas.

Verduras: úntalas con aceite antes de asarlas y déjalas en la parrilla durante 5 o 10 minutos, dependiendo del tipo de verdura.

Y ya solo quedaría el paso más importante: disfrutar del manjar y pasar un buen rato con amigos. Si sigues estos 5 pasos para una barbacoa perfecta, ten por seguro que así será.

Y para los que no tengáis espacio o tiempo para hacer una barbacoa, os esperamos con los brazos abiertos en Cariño Restaurante Airport, donde podéis disfrutar una barbacoa de gran calidad con un exquisito cocinado de las mejores carnes. ¡Reserva ahora día y hora para vuestro encuentro con las brasas! Puedes hacerlo aquí. ¡Te esperamos!

Artículo original publicado aquí