Categorías
consejos decoración Diseño Diseño de habitaciones Equipamiento Equipamiento oficinas interiorismo casas Interiorismo oficinas mobiliario oficinas Proyectos de interiorismo Reforma reformas oficinas renueva el equipamiento

Consejos para equipar tus salas de reunión

Lo primero que debes evaluar es qué propósito va a tener. Debes plantearte qué tanta privacidad deseas tener en tus reuniones, y según tu respuesta puedes hacer:

Salas Cerradas

Privacidad absoluta a nivel visual y acústico, suelen ser cuartos cerrados que solo tienen ventanas al exterior de la oficina, estas se utilizan en reuniones donde se maneja contenido delicado o para reuniones donde interesa aumentar el grado de concentración de los participantes. Suelen equiparse con sillas cómodas y habilitadas para llevar a cabo videoconferencias, también puede considerarse como un espacio que salga un poco del estilo de toda la oficina, para crear un ambiente distinto.

Salas semiabiertas

Consisten en salas de reunión donde predomina la privacidad acústica, ya que son salas acristaladas, utilizadas para reuniones donde no se quiere que el sonido altere el silencio de la oficina, ideales para llevar a cabo planes de trabajo entre empleados, para solventar temas concretos. Son salas que tienen que estar bien integradas con el diseño general de la oficina.

Salas Abiertas.

Esta es una versión poco usual en las empresas de más trayectoria, se suele encontrar en startups o empresas jóvenes que son dinámicas y buscan la relación entre todos sus trabajadores. Está claro que se necesita algo de distancia para tener una reunión, por ello suele existir en oficinas amplias donde no se moleste al resto mientras trabaja. Suelen estar integradas a nivel de diseño están totalmente integradas en el ambiente de la oficina.

También existen opciones según la ubicación que tengan en la oficina, podríamos dividir en salas flexibles o salas mixtas y semi-privadas, que responden según la necesidad de la ocasión, suelen contar con puertas corredizas o estar simplemente aisladas de dónde están los puestos de trabajo.

Una sala de reuniones se puede ver afectada por los materiales con los que está hecha, las opciones habituales son la madera y el cristal. La madera puede derivar en laminados y paneles estratificados, todo con el objetivo de aportar calidez a el lugar. Por otro lado el cristal aporta modernidad y elegancia, utilizadas para aprovechar vistas, u otros espacios que aportan a la imagen conjunta del lugar, el vidrio también es sustituido por el metacrilato o por plástico.

Probablemente el elemento más importante de cualquier sala de reunión es la mesa de trabajo, ya que en ella hay implícitas una serie de mensajes que debemos tomar en cuenta. La forma de la misma es la que definirá la dinámica de trabajo y el papel que lleva a cabo cada uno en la reunión. Por ejemplo, las mesas circulares son recomendadas para empresas pequeñas donde se facilita la proximidad y la conversación entre los empleados en igualdad de condiciones.

Las mesas rectangulares son ideales para reuniones de un gran número de personas donde se resalta a quien vaya en la punta de la mesa, ya sea por su cargo o porque preside la reunión.

Luego las sillas también cumplen su papel dentro del ecosistema de la sala de reuniones, donde podemos escoger tres tipos distintos, sillas giratorias, sillas semi-giratorias y sillas fijas. En ese mismo orden es la recomendación que hacemos para tu oficina ya que las giratorias aportan comodidad pero es más sencillo encontrar sillas fijas que sean estéticamente más adecuadas.

Artículo original publicado aquí

Categorías
consejos decoración Diseño Diseño de habitaciones Equipamiento interiorismo casas mobiliario oficinas Proyectos de interiorismo Reforma reformas oficinas renueva el equipamiento

Guía básica para equipar el salón de casa

Función y estilo de vida:

Parece obvio, pero en una sala no debería ir una cama, ni mucho menos un lavamanos. Los lugares necesitan de un equipamiento adecuado porque son los que definen la función de un espacio en concreto. Debes plantearte al momento de elegir el inmueble de tu salón, para qué se va a usar ese lugar, si quieres que sea un lugar que evoque calma y tranquilidad, o quieres demostrar un estilo más moderno, o también un espacio donde puedas recibir a mucha gente a la vez, o un espacio que solo sea para los más cercanos.

Elige el tamaño adecuado para el espacio:

La zona a amueblar la tienes que tener muy bien estudiada, a medida de lo que se pueda deberías plantearte un pequeño plano del lugar para saber con qué espacio cuentas al momento de comprar tu inmueble. Se suele cometer el error de no considerar bien los tamaños y por eso los espacios para caminar o para conversar queda incomodo para su uso diario.

Considera la forma del lugar:

Al momento de elegir los muebles debes tomar en cuenta la forma del espacio con el que cuentas, es decir, si tienes dos columnas en medio del salón es bueno que consideres hacer dos espacios independientes, o que concentres una zona que sea para conversar y otra con una mesa para juegos de mesa. Siempre ten en cuenta que el diseño de interiores consiste básicamente en la distribución adecuada de los elementos para su máxima funcionalidad y estética.

Estilo:

El salón de una casa en la playa, el salón de una casa de campo y el saón de una casa en la ciudad en el imaginario colectivo son muy distintas, el estilo es muy importante, debes fijar el estilo que más te guste pero debe adecuarse al entorno en el que está, los espacios modernos suelen tener terminaciones puntiagudas por ello no se recomienda para una casa de familia donde hay niños que puedan verse afectados. También la mezcla de estilos puede generar incomodidad en las personas que visiten el espacio, insistimos en que te plantees distintos estilos y decidas uno solo.

Comfort:

De qué sirve el buen gusto si en la sala de tu casa no puedes estar cómodo, debes optar siempre por inmueble que te haga sentir a gusto, un buen sofá siempre es necesario en la casa, procura que cualquiera de las opciones que elijas tenga como base la comodidad, tanto del espacio como del equipamiento.

Calidad más que cantidad:

El enunciado es muy claro, si el presupuesto es ajustado, te recomendamos que adquieras pocas cosas de buena calidad, ya que las salas suelen ser espacios que generan mucho desgaste del inmueble por la alta frecuencia de uso. Hay que plantearse un equipamiento de buena calidad e ir poco a poco decorando el espacio en caso de ser necesario.

Presupuesto:

Este es el último factor pero es en el cual radican todos los demás, te recomendamos como en el punto anterior optar por muebles de buena calidad, haz una lista de las cosas indispensables y prioriza cuales debes adquirir antes para dar con el objetivo que te plantees, luego con el paso del tiempo abre paso a la decoración paulatina del lugar para dar calidez. Todo esto en caso de no contar con mucho presupuesto, pero también al estar holgados hay que definir qué vamos a colocar en nuestra sala para no excedernos en artículos innecesarios.

Artículo original publicado aquí