Una reflexión sobre la economía, la empresa y el liderazgo

Casi dos décadas al borde del colapso. El siglo XXI arrancó con serios síntomas de agotamiento de un sistema económico basado en el crecimiento constante, sin límites y con el apalancamiento como motor. Camino hacia ninguna parte. La crisis económica del 2008, y los cadáveres que se quedaron por el camino, y la situación de incertidumbre y estancamiento son solo señales de que lo que viene, se ha agotado el modelo. No funciona.

Sin embargo, la historia nos afianza en la idea de que la democracia capitalista ha sido el sistema más prospero de la historia, aunque muchos no lo dan por bueno porque esperan que el sistema solucione todos los problemas posibles.

En este sentido lo que debemos reflexionar es qué elementos del sistema actual no son aceptables y cuáles cruciales para el desarrollo de una sociedad.

  • Economía centrada en la persona. Decía Henry Ford que detestaba tener que contratar cuerpos enteros si lo único que necesitaba era sus brazos. Cada vez más, el papel de las personas en el trabajo requerirá de su cabeza, más que de sus manos… para eso están las máquinas. Esas materias que nos distinguen de las máquinas o de los animales serán el centro del sistema de trabajo. Lo mismo ocurre en el otro lado, nuestro cliente serán siempre personas con necesidades. Pues bien, si el centro de la ecuación en ambas direcciones son las personas, es ahí donde se debe poner el foco.
  • Invertir sobre lo generado. El apalancamiento como motor convencional del crecimiento es un absurdo que permite tirar la pelota hacia delante, pero al final la burbuja explota. Cuanto más alejemos la pelota, más personas caerán por el camino.
  • Circularidad. La circularidad de la economía es una buena idea. Hemos creado un sistema basado en la obsolescencia, cuanto antes muera un producto antes se venderá otro y así dinamizamos el mercado. Esto nos está generando una inmensidad de problemas que tienen una compleja solución, los más visibles son los medioambientales, aunque no solo. Sin embargo el crecimiento circular permite que una compañía crezca por transformación, servicio o reciclaje.

En esta web se publican noticias sobre empresa, economía, mercado y liderzgo.